Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S REPORTAJES DE A B C 6 DE MAYO DE 1943. EDICIÓN BE IiA MAÑANA. PAG. 10. lias prensas ediciones cómo la famosa ya c; tada- de Ia Guerra de Yugurta la del Quijote patrocinada por la Real Academia de la Historia; Ja del piccionario de la Española y otras muchasque se disputan como riquísimas prendas los bibliófilos. Tuvo Ibarra uno Je sus más fervientes admiradores en el Mcnarca que entonces regía los destinos de España. A tal punto, que le visitaba frecuentemente y JOAQUÍN JBÁRRA Y LA IMPRENTA ESPAÑOLA El 21 de julio de 1923 el Ayuntamiento de nuestra villa, que por aquella época presidía D. Joaquín Ruiz- Jiménez, rindió un. lipm naje a la memoria del gra- n impresor sete ceñtista Joaquín Ibarra y Marín, que aunque cuéntase del buen Rey Carlos Tercero nacido en Aragón ciento noventa y ocho eñoá que en admirar a Ibarra, fue el primeTO antes, se trasladó muy- joven a Ma drid, donque al pisar ese umbral se descubría. de se avecindó para el resto de gu vida. Aquí Y refieren también graves testigos realizó, pues, toda su labor, honra y prez de que el Rey y el impresor eran amigos, la tipografía, matritense. amigos sin más Ley que su hidalguía. n la fecha indicada descubrióse una lápida en la casa número 13 de la actual calle de s: egún tradición que recoge D. José Rincón Núñez de Aree, finca quie ocupa el lugar don- Lazcatio en, un hermoso soneto. Bien merece Joaquín Ibarra que se. renuede en tiempo de Ibarra se alzaba la señalada con el número 2 de la propia calle, entonces ve su recuerdo. E n aquél sigio de oro de la llajnada d e j a Gorguera. Allí había vivido el Minerva española, cuando florecían para esimpresor y allí había instalado sus talleres fa- i plendor d e ella un Antonio de Sanoha, un mosos entre todos los de, la villa, y aun de Benito M- onfort y una Imprenta Real, Ibarra España. Los azares de. nuestra guerra de li- fue el primero- de todos y maestro de alguno beración fueron causa- dg. que desapare cie- de ellos. La cultura patria le. debe gratitud ra la citada placa conmemorativa. Ahora el imperece d. e a. -Manuel TERCERO. Sindicato Nacional del Papel, Prensa y Arites (gráficas, atento siempre a realzar y exaltar cuanto atañe a estas actividades, va a instalar en el mismo inmueble otra lápida que recuerde el nombre y la gloria de Ibarra. La ceremonia, se ha señalado para hoy, 6 de mayo, día que la Iglesia consagra a San Juan ante- Portam- Latinam, Patrón de los impresores. La biografía de Ibarra puede reducirse, como la de casi todos los grandes trabajadores, a muy pocas líneas. Nació en Y CONSERVAQION DE Zaragoza en 1725 y fue bautizado en la- parroALFOMBRAS Y TAPICES qulia Üe Sajjta María Magdale- na; de BUS padres se- conocen los nombres -Juan Ibarra y Mariana Marín- pero no la condición, aunque no falta quien sospeche que ésta fue elevada. EL CENTRO. F. Gil Stauffer Estudió Humanidades en la Universidad ALCALÁ, 20. Teléfono 63636 Pontificia de Cervera, fundada por Felipe V en 1717, y en cuya imprenta se inició en la que después ihabía de ser su profesión y re cibir dí él lustre impenecedero. Trasladóse muy jove n e, Madrid, como queda dicho, y se instaló primero en la calle de las Urosas (hoy. de Vejez de Guevara) de donde pasó a la de la Gorguera, segán atestigua don Ricardo Futente, en la. noticia sobre la vida de Iba- rra que escribió para el folleto dedicado por nuestro Ayuntamiento en Í 923, y ero ocasión del acto a que antes se alu áe, al ran tipógrafo aragonés. Casó éste dos veces, y ello fue causa de qué a su muerte, acaecida en 13 de noviembre fie 1785, sobreviniesen. disgustos y querellas entre lps herederos, pues dejaba hijos ile los dos matrimonios. Pero, no vamos a Insistir en estos- detalles biográficos, ya muy conocidos. Quisiéramos mejor decir dos palabras acerca- fie lo que Ibarra significa en la Imprenta española y singularmente en- la ma (Censura Sanitaria 1.121. drileña; Era I Joaquín, además de peritísimo en su Oficio, hombre ctílto y en algunas disciplinas verdaderamente docto: Parece que fue buen ¡latinista, y ello le ayudaba mucho para la perfecta composición de. obras como la famosa CA 1 EFACCIONES empleando CARBÓN ME Guerra de Yugurta de Salustio, traducida por el infante D. Gabriel, y que es Una de lasNUDO con quemadores patentados GARTOR economía garantizada superior al 40 o. mas bellas y acá- badae obras tipográficas que han salido de oficina alguna. El- Sr: Fuente EXCLUSIVAS GARCÍA TORNEL califica al excepcional impresor como uno de Cristóbal Bordiú. 33. Teléf. 30532. Madrid. los más notables del mu ndo; digno par de los Elzevirios, Aldos y Plantinos de la antigüedad, concurrente aventajado de los contemporáneos Didot y Bodoni, verdadero fundador y maestro insuperables de- la moderna tipografía española. Fue Ibarra uno de los pro- fábrica i naguinarís eléctrica fesionales que más contribuyeron al progreso y perfeccionamiento de las Artes Gráficas. Equipos át toldadura léctriea de regulación magnética, urca Zeñai (patentado) CaltnEn su época, cuantío, según oiro autor, toda- Itáores electrices 4 t remtcbe iRectificadare vía la imprenta se hallaba en igual estado, o de corri ol j a r a catf J baterías. Kíos atfl poco menos, qu e en tiempo de Gute. nbe. rg, -de arranque, y ya nuestro tipógrafo planeaba reformas y adelanitos, que pronto habían de ser espléndidas íransformatfores tíe realidades. Las máquinas eran de madera, los todas las capacidades tipos se fundían a mano, y a. mano también Pídkn presnpní lo. se elaboraba el papel en tamaños reducidos Desqonocías la prensa desatinar, y ni por Fábrica: Paseo de las Delicias, Teléfono 75961. asomo podíajn sospecharse los actuales cilinüros guisadores. -Pues bien; a pesar de este Sulorui: Victoria 12. Telefono 24350. estado primitivo del arte ¡de imprimir- -el Arte por antonomasia, entre- las manuales- las impresiones de Ibarra no han eido aún aventajadas. Su sobriedad, su claridad y su elegancia so- n admirables; inconfundible la y mejor lo logran muchos sordos con un Elechermosura de sus tipos y el conjunto de te tro- Acústico Klerson de sorprendente claricomposición, tan armonioso y sencillo, que dad y potencia. (Patente invención 159.386. iha sido, es y será la desesperación de todos Hernisan (Estudio Ortopédico) Sección Sordelos impresores, deseosos de sorprender ese ra Balines, 104. Barcelona. (C. S. 3.023. secreto. De tener espacio, expondríamos aquí, los mil pormenores y detalles donde se revela el amor de Ibarra a su noble oficio y el escrú- ALMANSA, 77. Teléf. 30379. MADRID ipulo que e- n su práctica ponía. No horraba gasto ni esfuerzo si habían de redundar en SITIO IDEAL PARA BODAS, BANQUETES bien de su labor, Así p udieronsaHr da u J t K IIEUN 1 QNES -a- EL F A L L E C I M I E N T O ÓE- L TENIENTE GENERAL D. EMILIO BARRERA LUYANDO Infinidad de testimonios de pésame. El ministro de Asuntos Exteriores, en; el domicilip mortuorio lia noticia del fenecimiento del teniente general D. Emilio Barrerla, alcanzada, al oer rrar nuestra- edición de ayer, ciroi 36 rápidameinite? produciendo verdadero sentimiento, y en seguida ¡comenaa- ron a desfilar persoinalidades por el domicilio Ü eH. finado, para, tes timoniar su oondc lencia ia ía- familia del ilustns soldadOi Bri. los círculos militares. gozaba, el general Barrera de un gran pr- eisügio, p o t 4 ü su a, ctuaci 6 n había tenido indudable relieve. Entre las numieircsas pérson ag que diesíila- ron amte el cadá, v er f i- %4 g ü r a b a el preeidenite, 3i- del Tribuinal Supremo, D. Clemente de Diego; uno de los seexetarios tíel. ministro del Ejército y mueito- s generales, jefeig y Oliciales. Mediada la ta, rd- e, 1 ministro de A s u n t o s E l general T EmlExteriores, teniente gelio Barrera. nerai conde de Jorda, nía, acudió personalmente a dar- su písame a la, familia Jiel general Barrera. Este, que conta; ba. setenta y oulatro año a de edad, llevaba un mes g. ra, vem ¡enite enfermo. El teniente general D. Emilio Barrera y Lujando nació el 17 de eínero de 1869. Ingresó en la Academia ííonerad Militar el 24 de septiembre de 1885 y fue promovido al empleo de aUférez era julio de 1888. En 1891, die primer teniente, ée. ie concedió 1 ingreso! en el Cuerpo Ja Esíia o Mayor. I ¿os ascenaos de teniente coa cnel a, general de DivJlsión, inclusive, se le concedieron por. méritos de guerra. Fue el primero que deslíe Larache efectuó la marcha, a Tetuán por el Fondlak de AunÍT did! a, Desem. peñó también los cairg. os de jefe del Estado Mayor del Ejército de África y del Gaibinetie iMilitar oiel alto comisairio. De generad de brigada dieeempeñó son. notable acierto l a éomañda, neia general, de La. rache, por lo que fue asoonidido giein- erai de- dílvisión. De general de división desempeñó en 1922 el cargo. de suttóeoretario 1 del ministerio de la Guerra. E n septie mbre de 1923 se traslaidió a Bairoelóma para encangarse inteirin! amein e de la Capitanía general d la cuarta Región hastia) su ascenso a, teniente general, en que ocupó la Capitanía en propiedad. Fue Ve leva d- o esa 193 Ó. 9I1 subir a l Poder el general Berenguer, por. discrepanciaiS id- e tipo político sobre iel ca. taíiamismo. Entonoeis fue nombrado jefe del Estado May. oír Central, en diond De- rmáinieoió hasta el advenimiento de la Rieipública, en que se retiró voluntariamente. El 10 de agosto de 19.32 intervieine eui H a sublevación militar y permiamece ¡m ManJ rid e ha ta el último momento. Regreso a Esipáña ien el año 1934. El día 13 de julio de 1936 füé detenido 1 en oasa el Sr. Fuensanta, en Barcelona, y conducidlo- a Guadaliaijara, dé dionde logra evadirás y se refugia en. la Embajada de Francia, ¿e dond sale, para la zotisa íia; cional u p; or Sieír Cab allero die la Legión deHonor. En la zona nacional fúé. nombrado presidente del Tribunal de Justicia MMitiar hasta, ñero de Í 939, en, que pasó a 5 a reserva. Fue ayudante de S. M. el Bey D. Alfonso XIII y sé h alla en posesión de numerosas con ¡d ecoracion s nacióniajés y extranjerías. Contra la sarna, aplicando la pomada en las manos. Evita enormes molestias y gastos tt P RO PIETARIO SH O ír La noticia causa gran sentimiento en Barcelona Baraelona 5, 3 tarde. El fallecimiento del ilustre teniente geine- ral D. Emilio: Barrera ha. oatisad O general sentimiento en esta ciudad, dio- nde contaba oon irituumera. bies amis- tades y simpatías. Todavía se recuerda- su brillante gestión durante l a Dictadura del general Brimo de Riverta, en que aeisempeñd el cargo de capitán genieraj d, e la Región. Tan pronto como te tuyo cc- nocimiento ofici l de la muerte del teniente generafl Barrera fueron enviados a Madrid numerosos telegramas de pésame: Tambiéale fue expresado el sentimiento de la ciudad al hijo política del fina, do, coromefl D. Serafín Sánchez Fuensanta, gdbeirpador. jniiitar de Barr pii. a. -CPfRA- m as Restaurante EL BOSQUE