Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ECOS AR 4 Partes oficiales. Fuego de ameírajíadoras en Taguigirat. í- allecimienfo dd teniente coronel- Barrera, El convoy a Tiguisas se efectuó sin gran hostilidad. Cohíbate victorioso- en la posición de Magán. EJ coronel- general Castro Girona. Información de la campaña. La infanta doña Luisa en Mador, Zejuán y Monte Arruit. ES Gato y su familia a Chafarinas. Ecos varios iComd anunciábamos en nuestro número, anterior, ayer se realizó en el sector. de Ti- guisas una operación de importancia. Fue muy interesante la conferencia. que anoche sostuvo el ¿rJnistro derla Guerra con el alto comisario. Duró hasta el filo de la media, noche, y en ella transmitió el general Berenguer todos los detalles com- plementarios del- combate, que fue muy duró, pero, de un éxito completo para nuestras tropas. Aparté- ie- ios- detalles: que se consignan en el parte oficial, diremos que la artillería de los rebeldes ¡no intervino, -y que esto, se debió, -según todas las referencias que pos; ee el; Alto Mande, a que en el choque de fueron- destrozados, por nuestras granadas. -los dos cañones emplazados en eMugar de la lucha. El valor demostrado por la guarnición He- Magán, que- estaba sitiada, y que- en una impetuosa salida rompió -el cerco del enemigo, y 5 a pericia táctica demostrada por el general, Marzo, que aprovechó, todos, los momentos para castigar. -furiosamente id. enemigo, fueron muy elogiados po el general Berenguer. A nuestro juicio, más qué el objetivo del ífconyoy, la operación de ayer fue planeada y llevada a cabo para quebrantar a las tres barcas concentradas, consiguiéndose así. La primera noticia del resultado del combate la tuvo el ministro de la Guerra por un radio interceptado en la estación de Carabfinchel. Era del general Marao al alto comisario, que presenciaba la operación a bordo del Giralda. El radio decía así: Acaba de entrar convoy en posición Magán, Conseguidos todos los objetivos. Enviaré detalles, El general Berenguer, por haber saltado con furia. el Levante, no pudo desembarcar La seguridad de la operación la subrayo; Castro Girona cojaio nadie podía sospechar Jamás un militar, ofreció voluntariamente, sin que nadie se lo pidiera, más. preciosos rehenes: Castro Girona llevó a su mujer a Xauen, donde pasó- una temporada. Vinieron después las operaciones de Go. mara, y con su Mehalla (unos 1.000 hombres) dos íabores. de Regulares, una bandera del Tercio, Artillería, Ingenieros y demás -ser- vicios, ocupó Kasera, Targa y Teguisasy atravesando Gomara. E n la marcha a T e guisas (que ahora vuelve a ser de actúalidad por la inquietud de las cabilas) se internó hacia el Zoco- el- Iíad (no confundirle con e! de Melilla; zoco- el- Had es zoco del domingo, y hay muchos) y todo esto Id hizo sin disparar Un tiro. En Teguisas era tan grande la sumisión y tranquilidad, que todos los oficiales fue. ron a: comer. la casa de- su jefe- el kaid En él ministerio de Marina se; facilitó Alí, varios kilómetros al interior. Allí se le ayer la siguiente nota oficiosa: presentaron todos los jefes de Gomara, in Participa- el, jefe de la escuadra que; cluso los- más rebeldes y fanáticos. Le. hiayer se efectuó uña operación de desemcieron muchos regalos campesinos, y ¡áí barco de fuerzas en. la costa occidentaj, paso d; e la columna salían las mujeres a! tomando parte en. ella 1, el Alfonso. XIII, con ofrecerles leche y naranjas. el Basan y la lancha M. -5. E l desembarNecesitaba Castro Girona para completad co se verificó con tres botes de remo y dos su obra un paso decisivo y peligroso. Necede- vapor, todos del Alfonso XIII: Todas sitaba conferenciar con un jefe religioso las fuerzas demostraron e xtraordjinario cuyo nombre callo por razones de alta povalor y pericia, singularmente la lancha lítica. -Este jefe no podía descubrir, ni dar M. -5. El fogonero, de uno de los botes de que sospechar siquiera, su inteligencia con vapor resultó- muerto, habiendo cesado el los cristianos. La entrevista había de cefuego a las ¡tres, de la tarde, faltando ya lebrarse de noche y en el más absoluto sólo el. desembarco del material, que. se secreto. Castro Girona no. vaciló. Embarcó espera se efectúe, sin 1 inconveniente. una noche disfrazado de moro en una gasolinera. Ya cerca del lugar del desembarco, para que no le descubriese el ruido del motor, se trasladó a un bote, y, comple: tamente solo, se acercó a la costa. Allí le esperaba el jefe religioso. Se internaron en un rincón oculto a la vigilancia de las CRÓNICA DÉ NUESTRO ENVIADO ESPECIAL 1 guardias, hablaron y, antes de amanecer, La propuesta de ascenso de Castro Giremaba otra vez en su bote un moro; solarona y sil marcha a la zon? occidental dan mente un moro podía sal i- de aquel: lugar. a esta figura militar un relieve y una acNadie que le viera pudo sospechar que tualidad, a la que no puede substraerse a aquel moro fuera un valeroso y arriesgado vida modesta, laboriosa y casi tímida en que jefe del Ejército cristiano que jamás midió encierra sus actos este hombre bueno, honel sacrificio por su Patria. rado y, trabajador, que es uno de los posiSi entonces Castro Girona hubiera distivos valores de. nuestro Ejército. Es un puesto, de fuerzas de ocupación, se apodera! poco vergonzoso tener que decir quién es Castro. Girona; pero es necesario. Así, los de gran parte de la cosía. Pero como nunca estuvimos atentos al problema de Marrueque lo ignoran, lo sabrán, y los que lo sacos, no aprovechamos los momentos proben, lo recordarán, pues parece que lo han picios, esos inomentos fáciles y de míniolvidado, mo esfuerzo que se nos presentaron a traCastro Girona es el- conquistador de vés, de los años, porque esta empresa que Xauen. Es algo más, es el pacificador. Sü seguimos sin entusiasmo, sin patriotismo y, labor política; paralela con su prestigio a remolque de un Tratado, sólo a fuerzas militar, le abrió el paso, y. una. noche, con de sacudidas trágicas nos hace reaccionar los Regulares y la Mehalla que él. manday nos recuerda nuestros compromisos interba, subió a pié a las alturas del Kaála sobre nacionales, que- no suelen ser precisamente Xauen, y a la mañana, los moros aún no los momentos más favorables, porque son sometidos, que intentaban oponerse a la los más rebeldes y los menos serenos. ocupación de la ciudad sagrada, se encon- ¿Sabéis por qué Castro Girona, que tari útil ha sido en la columna de Sanjurjo traron, sorprendidos; con que se les había adelantado Castro Girona, y que desde el con su consejo y su actuación, va a la otra zona? Pues porque en estos momenKaála protegía la entrada de nuestras tro. tos difíciles, y de dudas peligrosas los mq 3 M SÍU TM- Se ha efectuado normaJineníe el convoy a Tiguisas, presentándose temporal Levante. Puede considerarse un franco éxito el alcanzado al lograr realizar sin gran hostilidad ese importante convoy El de Magán ha sido protegido por la fuerza de Uad- Lau, dividida en dos columnas, que han sostenida duro combate con numeroso y- tenaz enemigo, que, amparado en el abrupto terreno que había de recorrerse, cubierto de bosques y accidentadísimo, hubiera seguramente impedido se alcanzara el objetivo de la operación, a no haber sido por el arrojo de nuestras fuerzas, que bizarramente han vencido todas las: dificultades, habiéndose desarrollado varios episodios victoriosos. Ha quedado, pues, abastecida, la posición de Magán y relevada su guarnición, rompiéndose J ar ¿d i o su cerco. en Río Martín al regreso. Lo hizo en Ceuta, Eí Coronel- Gen eral Castro Girona. del Ministerio de la Guerra De Meiiilla, a las nueve de la noche: El comandante general al ministro de Ja Guerra: Participo a V. E. que no lia ocurrido no, vedad alguna en los campamentos y en las posiciones de este territorio. Las ametralladoras de la posición de Taguigriat hicieron fuego sobre un grupo, enemigo que marchaba por el barranco de ¡Barraca, dispersándolo. En el día de ayer falleció en el hospital Militar de esta plaza el teniente coronel, jefe del batallen expedicionario- dé. la Corona, D. Eduardo Barrera Bau. Ha- sido rescatado el suboficial del regimiento d 1: Caballería de Alicántara Ramón Jiménez Marlimenda, y se presentó él soldado del regimiento de Infantería de Melilla José Lanza España, fugado de Dar ¡Quebdani, donde, se hallaba prisionero n; 7 De Tetuán, a las nueve de la noche. El alto comisario aj. ffiinistrq. v de- i- la (Guerra N,