Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
t á n i c a de balón, con dominio del cuero. Ese es eJ camino recto. Donde no se puede insistir es en el juego primitivo, cavernario, de trogloditas, del patadón adelante y al que Dios se l a dé, San Pedro se la bendiga; nunca el correr y correr como si el futbolista llevara cien ratones en el cuerpo, para, por último, soltar el balón y ver c, uién lo coge. Georgiadis está intentando hacer en el Sevilla lo que es necesario realizar en todos y cada uno de los eejuipos españoles. Aunque, en líneas generales, nuestro nivel técnico Sea de auténtico desastre. Defectos también tuvo el Sevilla. Uno de ellos- -vetusto, arcaico, viejo como la sarna- el de la cortedad rematadora. E l balonazo de Lebrón que devolvió la madera y 1 situación en que Pazos mareó ilegabnente fueron las ocasiones m á s propicias que el equipo sumó. E l zurdo tiró desde fuera del área; P a z o s- -acaso el más activo rematador en los balones altos- -sube esporádicamente. Cuando Acos- GOLEADORES Con dos: Churraea (Gijón) Con uno: Acosta (Sevilla) Aguilar (Real Madrid) Amando (Real Madrid) Armario (Español) Asensi (Barcelona) Beci (Coruña) Causanilles (Córdoba) Cervera (Coruña) Cruz- Carrascosa (Córdoba) De Diego (Sevilla) Dueñas (Barcelona) Gallego (Barcelona) Gilberto I (Las Palmas) Jaén (Granada) Lasa (Granada) Lezcano (Celta) Luis (At. de Madrid) Manolete (Coruña) Ortuondo (At. de Bilbao) Páez (Las Palmas) Rivera (Celta) jor, súi lugar al dudas- su intención de hacer fútbol, de crear conjuntamente, de maniobrar sobre la base de la posesión del balón. S i Georgiadis se sale con la suya el Sevilla va a adquirir auténtica personalidad, sello propio. Aún son ras- gos borrosos los de su transformacié S i él tiempo y los resultados preservan al equipo de los nervios recelosos, el ate tual bosquejo i r á cobrando los trazos firmes de toda composición felizmente K matada. Se está a mitad de camino. Quizás, n i eso. Acaso no se haya cubierto n i el cincuenta por ciento del itinerario. L o importante el domingo era ganar convenciendo y meterle luego a los fantasmas de l a desconfianza. A l tiempo de sumar los dos primeros puntos, el equipo y su forma de jugar distinta han logrado imponer la calma. E r a fundamental. Hay mucha Liga por delante y muchos toros por lidiar en los corrales de u n largo y duro calendario. E s arriesgado meterse en mayores predicciones. Lo mejor, dadas las circunstancias, es apropiarse de una. frase cien veces repetida por Georgiadis: -Espere a ver los resultados, señor. José Antonio BLAZQTJEZ. Cronometre el partido con un reloj de M Cronómetro. Sierpes, 21. TI. 225028. -R. EL MADRID, JUGANDO MUCHO, DEJO RESUELTO SU PARTIDO CON EL BETIS ANTES DEL DESCANSO Aguilar y Amancio marcaron los goles del triunfo madridista Alineaciones. -Real Betis: Campos; Telechía, Frigols, Bizcocho; González, Casasás (Irizar, en el segundo tiempo) Viqueiras, Rodríguez, Roselló, Isauro y Arrieta. Real Madrid: García Remón; Touriño, Benito, Verdugo; Grosso (Grande, en el minuto treinta y uno del segundo tiempo) Zoco; Aguilar, Amancio, Santillana, Velázquez y Anzarda (a los treinta y tres minutos del segundo tiempo, Fleitas) Arbitraje- -A cargo de Cañera, que realizó un excelente arbitraje en su debut en Madrid como arbitro de Primera División. Puede ser el hallazgo de la temporada. Goles. -A los veintiséis minutos, Aguilar remata un centro de Anzarda y marca el primero del Madrid. A los cuarenta y tres minutos, centro de Aguilar que remata de cabeza Amancio; es el segundo. cerveza, no. E n España, además, la sirven fresca. Me refiero a la de barril. Históricamente hay que reconocer la labor propagandística del fútbol que han hecho algunas de las cerrerías de Madrid. Y o recuerdo que las primeras en dar a conocer los resultados de los partidos de la tarde de los domingos eran las de Congosto, en la calle de l a Aduana; Casa Mariano, en Mesón de Paredes, y las d i v e r s a s de l a calle Tetrján, MQO 0OO Ü 0OO COO 00O0OOO0O Congosto y Mariano eran madridistas y crearon su peña respectiva. Allí íbamos los jóvenes de entonces a conocer los A L COMPRARNOS SUS GAFAS resultados de provincias y a beber cerDE RECETA L E R E G A L A M O S veza mientras comentábamos el partido OTRAS DE SOL jugado por el Atlético o el Madrid. Descuento d e l 2 5 p o r 1 0 0 a l a Yo suelo i r ahora a un bar- cerveceria familias numerosas donde Antonio, el dueño, ofrece además RAPIDEZ, E X A C T I T U D un buen marisco. Se llama E l Puerto. Y y ECONOMÍA me reúno con un grupo de amigos de muy distintas profesiones. Ninguno quiere hablar de l a suya, de sus problema pero todos quieren hablar de fútboL Por lo menos, son quinielistas. Entre ronda L i ñeros, 3 Teléfono 2 1 7 3 2 5 y ronda, cada cual se v a a casa con un 0O WXX 50 litro o litro y medio de cerveza ea la barriga, porque no hay manera de resistir a las invitaciones. España no tiene dinero, pero los españoles son los m á s CLUB generosos del mundo. Si l a Liga es tema siempre en una peña de bar, m á s lo es tras una! jornada de (Castilla, 34) apertura. Cuando llegué ayer, sudoroso, Comunica a su distinguida clientela a la hora del aperitivo, estaban a l a que será abierto al público el vierbarra tres o cuatro nada m á s L a mar nes 10, después de su total reforma yoría se encuentra de veraneo todavía. E 1 que estaba d j e a j o Madrid. (De nuestra R e d a c c i ó n Tiempo de verano. Para mí, la cerveza es como el mar. No se cómo es exactamente el lúpulo o, m á s exactamente, el lupulmo, pero me gusta el amargor que da, fundamental en la fabricación de aquel precioso líquido. E s lo único que bebo. E l vino me gusta, pero me hace d a ñ o la BARDOMERO Y E L 2 0 D E L SEVILLABURGOS- -Por lo pronto, en el primer partido ha conseguido que... -Don Dan... sin que el Sevilla haya gastado mucho din no le den ta- -como ocurrió el domingo y sucederá toda la temporada- -es marcado férreamente, todo el poder rematador del cuadro blanco queda limitado a l a astuta colocación de De Diego en las maniobras atacantes. Nada m á s E l Sevilla hizo dos goles, sí, pero ambos en l a ejecución de castigos. Y ni se sancionan penalties todos los domingos n i De Diego es tan potente y preciso en sus tiros a balón parado ni halla las facilidades de una barrera que se abrió en temor del pelotazo para hacer diana. E n este aspecto ha de afinar Georgiadis. E l horizontalismo es tolerable siempre que en zona ancha o en espacios defensivos permitan la posesión del esférico. Pero en los metros cercanqs al área rival el juego ofensivo debe ser como obstinada ave de presa en la captura del gol. E l juego de la defensa ha cobrado mayor racionalidad y solidez con respecto a lo que le vimos hacer en Huelva. Afortunadamente se ha desechado l a fórmula del fuera de juego como base de todo movimiento de la cobertura, aunque los zagueros sigan listos para utilizar el cepo o ñagaza del adelantamiento en línea como reesrso al pelo de cualquier contragolpe peligroso. O sea, que por todo lo expuesto el cuadro blanco acreditó el d ailM rfdeJite re iffljeato. L a me- ¡ATENCIÓN! Óptica Puente y Pellón DOÑA PEPA