Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 8 09 EL ZOO DE PAPEL Marisol, recién estrenada su película Un rayo de sol firma autógrafos a los botones de un hotel Cincuenta años de la creación del mito El biógrafo de Marisol repasa la carrera y la vida la estrella que hace ahora medio siglo firmó el contrato con el productor Goyanes que convertiría a Pepita Flores en un icono aún fascinante TEXTO JOSÉ AGUILAR FOTOS: ARCHIVO ABC ra posibles, alcanza su propósito. La carrera de Pepita Flores, que pasará a llamarse Marisol, ya estaba en sus manos mediante un contrato en exclusiva que le convertirá en multimillonario. La luz de las tierras malagueñas desapareció para las retinas de esta cría, que muy pronto se convertirá en la hija y la hermana soñada de las familias de medio mundo. A partir de ahí nada sería fruto del azar. Marisol recibe clases de todo tipo con los mejores profesores para convertirla en la nueva estrella del cine español. Aquella primera película, Un rayo de luz supera todas las expectativas. Desde el estreno de la cinta, Marisol, acapara las portadas. Un complejo merchandising comienza a funcionar, y la estrella realiza una promoción mundial de la película sin precedentes. Libros, cromos, muñecas, cuadernos, recortables y un innumerable listado de objetos que reproducían la imagen de la estrella infantil abanicaban un mundo de fantasía, acogido con el benepláci- Marisol N adie podía imaginar que aquella niña malagueña, nacida un 4 de febrero de 1948 en una familia humilde, se transformaría, de la noche a la mañana, en un icono del cine infantil y juvenil de los años sesenta. Su simpatía, su arte y su belleza la convirtieron en una niña distinta, aunque a ella no le guste reconocerlo. Eran muchas las cualidades de Pepita Flores para triunfar con mayúsculas. Todo el fenómeno que significa Marisol, todavía centro de atención, a pesar de su decisión irrevocable de separarse de la vida artística, se gesta en las manos de su abuela Victoria, que le enseña sus primeros pasos de baile y que influye, decisivamente, en la predisposición de nuestra estrella hacia la esencia del arte. Después de una brillante colaboración con los Coros y Danzas, donde se convierte en protagonista en cada actuación, Marisol, entonces Pepita, comienza a llamar la atención de los medios hasta que en una aparición televisiva sorprende a Mari Carmen Goyanes, hija del productor Manuel Goyanes, que le comenta a su padre que, quizás, ella fuese la protagonista que estaba buscando para sus películas. No se equivocaba. Goyanes consigue localizar a la familia de la niña y después de tratar de convencerles por todos los medios, y de hacerle a la pequeña todas las pruebas de cáma-