Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16- 17 D 7 LOS DOMINGOS DE dor casi vacío noche sí noche no. Sus afanes por ofrecer mixturas primorosas habrán de pasar estoicamente por un menú de oferta. La carta de caldos delicadísimos queda en simple y modesto tinto de verano. Así es como la micro- economía refleja en su espejo cóncavo los nubarrones y amenazas de la economía macro. Este es el verano de las dos cañas por el precio de una. Nunca tantos habían viajado pendientes de esas tarifas bajas que solo Internet puede ofrecer directamente como los langostinos en la lonja del pescado. Verano low cost verano con abalorios de todo a un euro, verano de ir y venir, de casi no tener tiempo de desconexión porque los que nos espera para setiembre es grave y peliagudo. Verano culminante para ese repertorio de tapas mal copiado de Ferran Adrià y convertido en oferta de chiringuito. Verano para repetir el biquini de hace dos temporadas. Verano de consumir menos mientras las langostas agitan sus extremidades crustáceas en el vivero del restaurante, con muchas probabilidades de llegar a otoño intactas. Verano tuneado haciendo juegos malabares con la cuenta corriente y la magnificencia ilusoria de la tarjeta de crédito. Verano en alpargatas, con pareos descoloridos, con bajo coste de madrugada. Verano con la intención de ahorrar aunque las cigarras canten ópera. Verano con ETA en Mallorca. del IPC. Mientras, las estrategias pactadas por el gobierno de coalición alemán encauzan un remontar económico. La fruta de Francia a fruta no fue uno de los menores obstáculos que Francia puso al ingreso de España en la entonces Comunidad Europea. La historia económico- diplomática de aquel momento merece toda una enciclopedia. Ahora resulta que el gobierno francés estuvo durante una década pagando subsidios ilegales a la agricultura francesa, que a la vez ya cobraba sus sustanciosos subsidios europeos. Al fin y La España social (apostar al brote verde) l gobierno de Rodríguez Zapatero prosigue con sus políticas sociales- -ahora 420 euros mensuales para 300.000 parados- -pero sin acuñar estrategias económicas de calado. ¿Escaparate o lanzadera? Esperar brotes verdes para no tener que podar el jardín lleva las cosas a un punto lindante con el no retorno, como jugar a todo o nada con la actitud de quien supone que el ganador se lo llevará todo. Se deduce del correo electrónico de Moncloa sobre la Ley de Economía Sostenible. Mucho de eso alienta el quehacer político de Zapatero, su sentido de la espera, confiar tanto en la buena suerte, la pausa estival, el viejo ardid de la España social frente a la España empresarial. Mínimo histórico L E al cabo, la política agrícola comunitaria está hecha a la medida del agricultor francés, pero lo cierto es que estamos ante un caso de competencia desleal. La Comisión Europea ha multado la irregularidad pero ya hay quien tiene dudas sobre si el pago se hará efectivo. No hay quien se le resista a la estirpe de José Bové quemando McDonald s o volcando camiones de patatas en la Bruselas gris de lluvia. Todo segundo chef que haya abierto restaurante propio contempla con impaciencia un comedor casi vacío noche sí noche no Esperar brotes verdes para no tener que podar el jardín lleva las cosas a un punto lindante con el no retorno, como jugar a todo o nada orren, vuelan estos días en Mallorca los SMS con falsas alarmas sobre nuevos ataques terroristas. Un esfuerzo de contención, cierto contrapeso estoico o de serenidad es un correlato de ciudadanía. Claro que la sociedad mallorquina se había ido acostumbrando a otras cosas, como los beneficios de la corrupción guardados en bote de Cola- Cao, el pepero cocainómano, la gran líder intocada por las pesquisas fiscales, el ir y venir de políticos a la cárcel. De George Sand a Rusiñol, lo que ahora toca es de novela negra. ww. valentipuig. com C Sms con pánico