Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
9 8 09 FIRMAS Funambulista eter Mandelson fue el gurú estratégico de la intriga que llevó el Nuevo Laborismo al poder, viendo luego la caída de su amigo Blair y las desventuras de Gordon Brown. Mientras, Mandelson ha hecho recorrido internacional, ha tenido que ver con los jueces y ahora se mece en el rumor que le nombra futuro líder del laborismo británico. Al preguntarle hace tiempo a Blair cuando sería del todo cierto el nuevo laborismo, decía: Cuando el partido aprenda a querer a Mandelson Bueno, de llegar Mandelson a primer ministro la propulsión global o europea de Blair sería fulminante. Pero entre los laboristas de siempre no hay afecto por el estirado y gélido Mandelson, salvo si se le supone capaz de evitar una victoria tory Mandelson versus Cameron es como poner en la vídeoconsola un juego bélico que se llamase la batalla de los pijos. Blair, por el momento anda bajo las estrellas del viejo Oriente Medio, a medias entre la desgana y la hiper- acción. Se vivía mejor con George W. Bush. P Vladimir Putin, durante sus videovacaciones siberianas AFP LA SEMANA EN UN BLOC Videopolítica ara los políticos a punto de irse de vacaciones, dejar grabado un vídeo tiene algo de relicario digital, en el umbral de ganarse una corte virtual en FaceBook y largarse de una vez a la playa. En la era de la liposucción, nadie quiere salir fotografiado con michelines porque eso se comenta más que nunca. No hay piedad para el ministro con barrigón de cerveza ni con la estadista que acumuló grasas en los mejores restaurantes. O gimnasio o distancia mediática: tiro al plato con esos fotógrafos que no respetan la frontera de setos. Que les sirvan una cerveza a la entrada y que se vayan a fotografiar lo que quede de Marbella. El político se queda al borde de la piscina, con una pila de libros que no va a tener tiempo para leer, conectando y desconectando el móvil como un alcohólico que descorcha una botella, huele la embocadura y la tira al mar. dad, ahí se sabe siempre mucho menos de lo que se dice y generalmente no se entiende nada, si es que entender representa capacidad de ver el bosque más allá de los árboles. Sexo aparte, judicatura y política ejecutiva pueden estar escenificando un incesto supremo. Esa intricada conjura entre jueces y políticos, con posible diseño de estrategias procedimentales y de instrucción, supera la idiosioncracia del escándalo y pudiera afectar al zócalo del Estado de derecho. Es algo para el estremecimiento moral, algo hondamente turbador, pero con lo que algunos están jugando exhibiendo una alegría obscena. Asistimos a la emergencia de algo directamente zoológico. Premonición de una justicia que a ciegas se reencuentre con el hombre de Neandertal. P Chica de Ipanema ertulia de sobremesa en inspección arqueológica de cual es la última canción del verano que recuerda cada comensal. Las cantaba todo el mundo, casi como se cantaban los coros de zarzuela en los patios de vecindad. Bailes televisivos de Georgia Dann, Sapore di sale, sapore di mare decenas de veranos entrelazados por una estrofa pegadiza de antes del iPod, en los tiempos del guateque a media luz. T VALENTÍ PUIG Funesta quiebra odo un clima de historias contadas en voz bajas y nombres que se susurran connota tan funestamente los episodios de quiebra empresarial que algo ha quedado en la memoria genética para que a comienzos de agosto sintamos otro choque oscuro de la crisis. Esta semana describimos la circunstancia como un aumento del 173,7 por ciento, respecto al segundo trimestre, en cuestión de concursos de acreedores en empresas y familias. Es un dato difícilmente edulcorable aunque camuflemos la terminología drástica de la quiebra. ¿Estamos tan solo en una pausa entre dos tsunamis o es que ya hemos tocado fondo? El contraste con la irreflexión del gobierno Zapatero descorazona. Quisieron enterrar el neoliberalismo y han destruido más confianza. T El zoo de cristal n tiempos de la guerra fría, los analistas solían decir que la diferencia entre Moscú y Roma era que en el Moscú soviético no se sabía nada y se entendía todo mientras que de la Roma democristiana se sabía todo y no se entendía nada. A veces se diría que la maraña actual de la política española- -Gürtel, Valencia- -solo es asequible a la fauna leguleya que acostumbra de tomar su café de media mañana en los entornos de las audiencias provinciales. En reali- E os botijeros llevan años apostados a la puerta de los hoteles, vendiendo su barro popular, aunque sea made in Taiwan Este verano, el botijero de turno cobra un euro por dejarse fotografiar con su acémila y los hijos de la clase media baja europea que se broncea por proceso acelerado, toma sangría a bordo de un catamarán y consume paellas de tal mistificación que solo se asimila con dosis especiales de bicarbonato. Cazurro botijero que ha visto pasar pareos y mono- biquinis como quien ve desfilar cuerpos expedicionarios, contingentes de reclutas y cofradías de Semana Santa. L A euro la foto www. valentipuig. com