Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 8 09 LA IMAGEN l sargento David S. Spicer, de 33 años, a la derecha en la imagen, formaba parte del equipo de detección y desactivación de bombas artesanales camufladas, integrado en la Segunda Brigada Expedicionaria de Marines, en Helmand, en el sur de Afganistán. Un oficio muy peligroso. En el curso de su última misión, uno de esas artefactos explosivos ocultos en la cuneta de los senderos por los que se desplazan las tropas acabó con su vida y con la del también sargento Michael W. Heede. Aquí le vemos fumando distendido poco antes del inicio de la misión. La secuencia de imágenes que siguen es la pesadilla más reiterada a la que se enfrentan las tropas en Irak y Afganistán, donde la insurgencia ha aprendido a camuflar sus letales artefactos en forma de piedras o ladrillos, bajo un montón de basura, en el cadáver de un gato, en un bordillo o un accidente del terreno. Durante este año se ha triplicado el número de ataques con artefactos explosivos plantados al borde de la carretera en Afganistán. Allí no es metáfora decir que la muerte acecha en cualquier recodo del camino. E Paseo junto a la muerte TEXTO: FOTO: Las trampas ingeniadas por los talibanes para sorprender a las tropas son innumerables. Por más que se multipliquen las cautelas, el riesgo de una explosión letal es constante EXPLOSIÓN