Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 D 7 LOS DOMINGOS DE Un ahorro superior a 8.000 millones de euros El trabajo de los mayores en las labores domésticas es equiparable al 0,8 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) es decir, unos 8.000 millones de euros, según un estudio elaborado por la ONG Mensajeros de la Paz, Relaciones Intergeneracionales en las familias españolas en tiempos de crisis No hay que olvidar que una de las consecuencias de la crisis es el aumento de la solidaridad familiar en el 79,14 por ciento de los hogares. El estudio revela que en España hay ocho millones de abuelos que intervienen en la vida familiar y la mitad ayuda en la economía doméstica, en especial en la compra de alimentación (17 por ciento) y en el pago de la hipoteca (18) Serían necesarios 125.000 puestos de trabajo para cubrir las tareas que hacen los abuelos afirma el director de proyectos de la ONG, Javier García Pérez. Según el documento, los más mayores ayudan en el cuidado de los nietos (43 por ciento) en las tareas domésticas (28) y aconsejando y tomando decisiones (8) En cualquier caso, las ayudas que no se cuantifican en dinero siguen ocupando el primer puesto enla colaboración de los abuelos (49,23 por ciento) Esto supone un gran ahorro en las economías familiares, al evitar el pago de guardería, canguros, transporte escolar, comedor, servicio doméstico, campamentos de vacaciones, etcétera. ra mí -y lucha contra el cansancio natural provocado por el paso del tiempo. Ella también guarda un vivo recuerdo de su abuela, con la que vivió durante cuatro años. A principios del verano de 1936, mis padres me llevaron a un pueblo de Segovia donde veraneábamos, con la intención de volver conmigo días después. Pero estalló la Guerra Civil y estuvimos separados cuatro años, los tres que duró la contienda y otro más debido a que cogí el tifus y estuve a punto de morir. Viví con mi abuela desde los cinco a los nueve años Federico ronda los setenta años y tiene siete nietos. El menor, Álvaro, de ocho meses, recibe cuidados y mimos de sus abuelos mientras su madre trabaja. También lleva al colegio y recoge a otros dos. Es fundamental esta tarea que me he impuesto- -lo mismo que mi mujer- -voluntariamente, y que se basa en el cariño Para el matrimonio, educar con el ejemplo tiene unos espléndidos resultados, porque se trata de transmitir a los niños los principios fundamentales de la vida y de la convivencia, de lo que es la familia. Además, hay que inculcarles los principios religiosos y éticos en los que creemos, de respeto, de solidaridad... para que libremente puedan elegir ¿A qué han debido renunciar Federico y su esposa? No se puede hablar de grandes renuncias- -dice- -porque a nadie mejor que a los nietos se puede entregar el tiempo, la vida... Si hay que hablar de renuncias, tal vez hemos dejado de ir al cine o al teatro, pero dar significa mucho más que eso. Además, los niños nos pagan muy bien, con un cariño sin límites y con detalles llenos de ternura Todos sus nietos se sienten felices en el hogar de sus abuelos. Están en su casa asegura Federico, quien a menudo es testigo de que los más pequeños vuelven al hogar paterno llorando. ¿Y los adolescentes y jóvenes? Lo habitual es que mantengan una actitud de complicidad con los (Pasa a la página siguiente) Transmisión de valores de la misma manera. Situación familiar, estado de salud, edad o, sencillamente, la distinta forma de entender su misión familiar hacen que su actitud no sea uniforme, ni idéntica. Mientras que para unos se trata de una tarea que cumplen con agrado, para otros se convierte en una pesada carga. Pero todos prescinden de sí mismos en favor de los nietos. Y, por qué no decirlo, los mayores son en ocasiones explotados por sus familiares más directos y se ven obligados a cargar sobre sus hombros responsabilidades que no les competen y que perturban su vida con constantes preocupaciones. Aunque en un sentido opuesto ocurre también que un número cada vez mayor de jubilados llena su tiempo libre con tareas de voluntariado. Iniciativas que adoptan la forma de visitas a personas enfermas o solas- -la soledad es uno de los más graves problemas de la tercera edad- de actividades para niños y jóvenes desfavorecidos, inmigrantes o personas con necesidades educativas especiales que participan en campamentos de verano concebidos para quienes de otra manera no podrían acceder a ellos. Alicia, Lola, José. Federico, Rafael, Juan o Melchora pueden dar José es de los que piensan que no hay que dejarse esclavizar por los nietos testimonio de esa callada labor de los abuelos. Son nietos e incluso bisnietos a quienes los mayores dedican sus desvelos como si fueran sus hijos. Alicia tiene 78 años, es madre de tres hijos y abuela de cuatro nietos. Vive en Madrid con su marido, de ochenta y cuatro, y desde hace ya bastante tiempo con la mayor de sus nietos, la única niña una joven de veinticuatro años a la que llamaremos Lidia, La tengo en casa como si fuera mi hija Asumí esta responsabilidad porque mi hijo se separó y ella sufrió muchísimo, se sublevó contra la situación y le costó adaptarse a su nueva vida nos cuenta, al tiempo que puntualiza que también mantiene una estrecha relación con el resto de los nietos. Desde pequeña, Lidia pasaba las vacaciones con sus abuelos y cuando comenzó el Bachillerato decidió quedarse a vivir con ellos. Su padre corrió con los gastos de sus estudios y ella siempre ha sido muy responsable para no cargar en exceso nuestra economía, buscándose pequeños trabajos para pagar sus caprichos explica Alicia, porque somos pensionistas y tenemos que hacer maravillas con el presupuesto Alicia es una mujer simpática y dinámica, que hace yoga- es media vida pa- Abuelos y nieta en la misma casa