Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 8 09 ACTUALIDAD Federico tiene siete nietos. Aquí juega con el menor, Álvaro, de ocho meses. Además, se encarga de llevar al colegio y recoger a otros dos Abuelos Baluartes contra una sociedad deshumanizada Guardianes de las tradiciones y de la historia familiar, la crisis les ha convertido en adalides de la solidaridad. Muchas familias subsisten gracias a la ayuda, también económica, de los abuelos POR MILAGROS ASENJO FOTOS: DANIEL BOLUDA stán en alerta permanente y en disposición de atender cualquier llamada de sus hijos o de sus nietos. Siempre tienen alguno que cuidar, alguna ausencia que cubrir o algún agujero que tapar sobre todo en tiempos de crisis como los actuales. Son jubilados, muchos de ellos de de incertidumbre, la solidaridad familiar aparece como un elemento esencial para no desfallecer y los abuelos se muestran como los miembros más solidarios en la convivencia intergeneracional. En la mayoría de los casos, contribuyen a las tareas domésticas, y en un alto porcentaje ayudan también con sus ahorros o sus pensiones- -generalmente poco dotadas- -al sostenimiento económico de sus proles. Incluso llegan a pagar las hipotecas que sus hijos no pueden afrontar. Queda claro que los abuelos son los más solidarios frente a la crisis. Pero, tal y como se refleja en el informe de Mensajeros de la Paz, no todos los mayores contribuyen E edad avanzada, que deciden entregar esa etapa dorada de la vida a su familia, aunque el corazón vaya más rápido que las piernas Y es que la sociedad actual, sacudida a menudo por vientos despiadados, tiene en los abuelos un sólido rodrigón: un baluarte para defender unos valores zarandeados sin clemencia. En momentos