Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 8 09 EN PORTADA Laporta: Es un buen momento para que Cataluña se mire en el espejo que es hoy el Barça, que en un mundo globalizado ha sabido ser grande sin perder su identidad Los rivales irreconciliables se necesitan. Tras su espantada en 2006, Florentino quizás no habría vuelto si el Barça no le hubiera robado plano al Real Madrid de forma tan descarada ro de 1995 disputó la presidencia del club a Ramón Mendoza, que le derrotó por un estrecho margen. En el año 2000 volvió a la carga, esta vez frente a Lorenzo Sanz, y con Luis Figo como baza electoral. Se hizo con la victoria e inauguró la era de los galácticos (Ronaldo, Zidane, Beckham) al tiempo que movía sus influencias para la recalificación y venta de los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva, donde hoy se levantan cuatro rascacielos. Hubo éxitos deportivos, pero la fórmula llegó a su agotamiento. El 27 de febrero del año 2006, Florentino dio la espantada después de tres años consecutivos sin títulos. ¿Por qué ha vuelto? Que el Barça le haya robado plano al Real Madrid de forma tan descarada puede ser un motivo más que suficiente. O que en un ataque de vanidad crea, como su admirado Santiago Bernabéu, que ser presidente del Real Madrid es más importante que ser ministro Queremos ocupar un puesto que nos corresponde, que es el de mejor club del siglo XX y, por tanto, de la historia dice. No tenemos como objetivo dar un golpe al Barcelona. Ellos han hecho una gran temporada y les felicitamos. Eso nos sirve de motivación Se corría el riesgo de que el equipo dejara de ser de los socios para ser de sus acreedores Su popularidad en internet supera a la de su rival (4.720.000 entradas en Google por 1.070.000 de Joan Laporta) Por cierto, en Twitter ha abierto cuenta un tal ser superior Entre sus últimos mensajes: Mañana madrugo para coger el puente aéreo. Imparto un taller en el Hotel Arts: Aprenda a fichar Os invito a todos a asistir esta noche en el Bernabéu, a las 21: 00, a un nuevo discurso presidencial. Luego saldrá un chico nuevo Rivales irreconciliables, Florentino y Laporta se necesitan. Sus respectivas filosofías tienen puntos débiles: uno depende de que las inversiones hagan bien su trabajo y el otro olvida que si el Barça es más que un club es, precisamente, porque trasciende el ámbito catalán (hay más peñas culés en el resto de España que en Cataluña) Pero cuando el 29 de noviembre próximo sus equipos vuelvan a verse las caras en el Camp Nou el carácter pasional del fútbol se impondrá, aunque sea durante un par de horas, sobre otros factores. Florentino Pérez presenta a Cristiano Ronaldo en el Bernabéu el pasado 6 de julio AFP Duelo al sol FlorentinoLaporta, enemigos íntimos (Viene de la página anterior) del Barcelona prepara una superproducción para recuperar la corona perdida. Real Madrid Reloaded o algo así. Pero, ¿quién es ese conseguidor que, a simple vista, parece cualquier cosa menos un líder carismático, y que desde su regreso a la presidencia del club blanco ha acaparado decenas de portadas? Florentino Pérez Rodríguez (Madrid, 1947, ingeniero de Caminos, presidente del grupo ACS, casado y con tres hijos) afirma que yo soy mi mejor portavoz y razones no parecen faltarle, porque no le ha ido nada mal. El ser superior (Butragueño dixit) es un tipo tranquilo y familiar, con don de gentes, aficionado al arte contemporáneo, la música, el mar... y, claro, el fútbol. Sus amigos le llaman Floro y, según su esposa, su único vicio es el Real Madrid. Un hombre hecho a sí mismo que, de haber nacido en Estados Unidos, encarnaría eso que llaman el sueño americano Tras salir de la Universidad creó una pequeña editorial. Después militó en Unión de Centro Democrático (UCD) y llegó a director general de Infraestructuras de Transportes del Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones. En 1983, tras el derrumbe de UCD, decidió abandonar la política y pasarse al ladrillo. Fue presidente y consejero delegado de la constructora OCISA. En 1997 es nombrado director del grupo Actividades de Construcciones y Servicios (ACS) resultante de la fusión de OCP y Ginés y Navarro. Recientemente, la revista Forbes situó esta firma en el puesto 397 del ranking de las mayores empresas del mundo. Con un valor de 1.800 millones de dólares, ACS es el segundo grupo de construcción, sólo superado por la francesa Vinci. Hace quince años, Pérez se hizo una pregunta sencilla: ¿Por qué no aplicar su exitoso modelo empresarial al Real Madrid? El 19 de febre- La era de los galácticos