Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE AP EPA AP Saben cómo posar. La actriz británica Sienna Miller, la estadounidense Rachel Nichols y la checa Karolina Kurkova posan para un pase de prensa de la película GI Joe: The Rise of Cobra ¡Vaya trío de bellezas! La estrella del taco ha muerto. Gidget, la perrita chihuahua que ladraba su amor por los tacos tex- mex ya no podrá decir eso de Yo quiero Taco Bell tre los que se encuentran personalidades muy importantes en política y economía (sobre todo la parte latina) y tantos paparrazi. Lo que nadie discute es que la boda fue una auténtica alfombra roja. Con aciertos y errores. Con vestidos prestados y ya publicitados como el diseño de Carolina Herrera que lució Genoveva y que aunque era una maravilla no pegaba para una ceremonia en Tenerife un 18 de julio. Además, que le dejen las joyas (de Vasari, firma con la que rompió contrato y de ahí que ahora sólo haga promociones puntuales) y el vestido cuando se supone se casa una buena amiga no deja de ser una tacañería. Hombre, para un evento publicitario tiene su lógica, pero para una ceremonia como ésta... Qué menos que estirarse y comprarse algo. Y si los de las firmas mandan fotos del modelo la víspera es como para alucinar. En mi lista de elegantes me quedo con Miriam Lapique que llevó un vestido espectacular en color púrpura que le sentaba como un guante. Le sigue Elena Cué con un diseño en gris claro perfecto para su cuerpo. Tras ella, Marina Danko. Los vestidos firmados por el diseñador Andrew Gn de Paloma Cuevas y Ana Rosa Quintana fueron los más llamativos gracias a los aderezos en piedras y metal que adornaban sus escotes. Cuevas de negro y Quintana de fucsia arriesgaron y ganaron. También muy acertada estuvo Marta Sánchez con su Caprile. Además, se portó de maravilla con los novios cantando en todas las fiestas (Bisbal y Tenorio lo hicieron pero sin subirse al escenario) Un diez le hubiera dado a Blanca Romero con su Dior si no fuera porque no le iba al acto. Fue la única que llegó de corto. Es como cuando Rania de Jordania apareció de largo y sin cubrirse la cabeza a la boda de los Príncipes. Hay que felicitar a Rosa Clará por el diseño nupcial de Fiona, con esa falda cuajada de rosetones gigantes. También el que se puso después, una joya de familia que perteneció a su abuela. VAMOS POR PARTES: MISCHA BARTON Pobre niña cañón con celulitis POR ROSA BELMONTE Unidad psiquiátrica Tenía que ir al estreno de Homecoming su última película, en Nueva York. Pero no se presentó porque había sido ingresada en la unidad psiquiátrica del Cedars Sinai de Los Ángeles, donde permanece desde el miércoles de la semana pasada. La policía la recogió en su casa. Lindsay Lohan Mischa y Lindsay eran amigas de ir a clubs y ponerse hasta arriba. El año pasado en una noche de farra, Mischa se pasó tanto que Lindsay intervino y le recomendó un centro y un terapeuta. Si Lindsay creee que necesitas ayuda es que estás muy mal. El año pasado la actriz ya había sido acusada de conducir bebida y de estar en posesión de drogas. También se le conoce otro ingreso hospitalario en 2007. Según se dijo entonces, por una reacción al mezclar alcohol y medicamentos en la barbacoa de unos amigos. Otros líos Adicta de ficción De pequeña apareció en Notting Hill y El sexto sentido (era la niña muerta debajo de la cama) pero es en la televisión donde ha tenido los papeles más importantes. En Una vez más besaba a Evan Rachel Wood (que luego besó, de verdad, a Marilyn Manson) En The O. C. fue la pobre niña rica Marissa Cooper. La serie de pijos californianos la convirtió en una celebridad. Y ahora va a volver a la tele. Parece. Su portavoz ha dicho que Mischa está mejorando con su tratamiento y que sigue en The Beautiful Life de la CW, donde interpretará a una supermodelo adicta a las pastillas. Mischa Barton ha sido ingresada en la unidad psiquiátrica del Cedars Sinai de Los Ángeles AP La guapa de 23 años a la que no le gustan sus piernas (ni la vida) La chica que alguna vez ha sido calificada como la it girl y que es de esas actrices que han quitado el sitio a las modelos en las portadas de las revistas, tiene problemas de autoestima. Odia sus piernas y no está contenta con su cuerpo. Lo que se publica de ella (especialmente las fotos con su insignificante celulitis) le acrecientan su inseguridad y, según alguien ha soplado a People la han llevado a esa espiral que acabó en tres días locos consumiendo cocaína (razón por la que unos amigos llamaron a la policía para que se la llevara al hospital)