Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE DE MI BITÁCORA Los republicanos sin Sarah Palin POR EDUARDO SAN MARTÍN D os semanas después, las causas siguen siendo algo confusas pero las consecuencias parecen cada vez más claras. Difícilmente será aceptado como candidato a la presidencia de su país un cargo público que abandona un puesto de menor rango agobiado por los inconvenientes de índole personal que acarrea el desempeño de su función. A mayores responsabilidades, mayores agobios. En los primeros días después de que la controvertida Sarah Palin anunciara su salida del gobierno de Alaska algunos analistas americanos especularon con la posibilidad de que se tratara de un repliegue táctico para preparar mejor su nominación a las presidenciales. A la fogosa gobernadora se le habían atribuido esas ambiciones después de la derrota de noviembre pasado, y ella no las había negado. Hace escasos meses, uno de los blogs políticos del Washington Post informaba de la constitución de un fondo encubierto destinado, ya desde ahora, a la recaudación de dinero para la candidatura de Palin. Quince días después del anuncio se ve con cierta claridad que eso es precisamente lo que no podrá hacer. Los motivos alegados- -no puede soportar la falta de apoyo de los demócratas de su estado, con los que había colaborado hasta ahora, y no aguanta el desgaste psicológico y económico que le suponen las demandas que se han presentado contra ella- -la inhabilitan, de ser ciertos, para empresas más ambiciosas. Y si no lo fueran, en mayor medida. En el estado mayor republicano suspiran con alivio. No se sabe muy bien por qué. Nunca aprobaron la elección de McCain. La falta de complejos, y de prudencia, y la espontaneidad de la candidata a la vicepresidencia chocaban con los prejuicios de una clase política, mayormente masculina, que, más allá del color político de cada cual, comparte recelos ante los parvenus. Sin embargo, Palin seguía siendo su mejor activo electoral. Existía la convicción de que nunca podría ganar a Obama, salvo catástrofe. Pero, ¿podrá hacerlo cualquier otro candidato republicano? Con la diferencia de que ninguno de ellos llega a las cifras de aprobación (70 por ciento) que alcanza la gobernadora de Alaska entre los votantes republicanos. Y aunque proyectaba una imagen divisiva, su nivel de desaprobación entre los electores demócratas no llegaba al 50 por ciento. Los analistas vuelven ahora sus ojos a los de siempre, Mike Huckabee y Mitt Ronmey, el mediático pastor baptista y ex gobernador de Arkansas y el pulcro gobernador de Massachusetts. El entusiasmo es indescriptible. ción para el segundo semestre de este año. De tal forma que los mercados, según los analistas, descartan el riesgo de un depresión, pero apuestan ahora más por una recesión que por la recuperación. Nabucco en Babilonia esopotamia acude al rescate de Nabucodonosor. No podía ser de otra manera. El gasoducto que uniría el mar Caspio y Europa a través de Turquía y que lleva el nombre del antiguo emperador de Babilonia podría ser salvado por Irak. El lunes, los cinco países comprometidos en esta nueva vía de abastecimiento de gas- -la mencionada Turquía, más Bulgaria, Rumanía, Hungría y Austria- -daban un nuevo impulso a su propósito, mientras Rusia ironizaba sobre la probabilidad de que no hubiera suficiente gas que transportar a través de una conducción cuyo objetivo estratégico es precisamente reducir la dependencia energética europea de Rusia. Horas después, sin embargo, el primer ministro iraquí se comprometía a suministrar 15 mil millones de metros cúbicos al año para 2015, lo que supondría la mitad de la capacidad del nuevo oleoducto. Conmovedor, pero volátil. Cabe esperar que los promotores dispondrán de alternativas para la viabilidad de Nabucco. www. abc. es blogs san- martin M A Brotes y ortigas lgunos comienzan a ver hierbajos donde hace poco se veían brotes verdes. El secretario del Tesoro norteamericano, Tim Geithner, lo advertía el lunes a pesar de haber tratado de transmitir un cierto optimismo: hemos parado el golpe, pero quedan por delante riesgos y desafíos muy significativos Dos días después, el analista del Financial Times Martin Wolf era mucho más contundente: Hemos hecho algunas cosas bien y hemos aprendido algunas lecciones. Pero no hemos hecho ni aprendido lo suficiente. La recuperación será lenta y dolorosa, con peligros y recaídas importantes El mercado de trabajo no responde al plan de estímulo de Obama y ello reduce la confianza de los inversores en una recupera-