Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 7 09 ASÍ LO CONTÓ ABC 21 DE JULIO DE 1969. La humanidad veía cumplido uno de sus más viejos sueños cuando caminó el primer hombre sobre la Luna. Las fronteras del universo parecían al alcance de la mano, pero fue entonces, en plena guerra fría, cuando surgió la duda de si estábamos preparados para ese paso. Así lo contó ABC El hombre pisa la Luna uando desperté después de la larga y mágica madrugada, pensé que todo había sido un sueño. Sin embargo, minutos después me devolvía a la realidad un locutor de la Radio con estas palabras: Los astronautas Armstrong y Aldrin se encuentran dormidos a bordo de la Eagle en Base Tranquilidad, la Luna. También las imágenes vistas en la pequeña pantalla tenían una calidad de sueño espectral. La blancura deslumbrante de la superficie lunar, el espacio tenebroso, los pies de araña del aparato que los había traído allí, las sombras pálidas de los astronautas moviéndose como si flotaran en la no atmósfera, la angustia fascinante de otro mundo, la realización de siglos de sueños y misterio. La Luna, remota, se encuentra desde ayer en la mano dominante del homo sapiens y la gran cuestión es que ello sea para su bien, no para su mal. C EE. UU. se encuentra hoy en un estado de euforia cósmica. Los grandes y los pequeños, los informados y los ignorantes, el tendero de Brooklyn y el congresista de Washington, el hotelero de Cabo Cañaveral y el taxista de Houston, la negra que viene a limpiarnos la casa y el tabaquero que me vende los cigarrillos, todos, unánimes, de la monumental hazaña de sus astronautas y sus técnicos. La hazaña de los dos astronautas lunares no solo ha hecho historia, sino que coloca a la Historia, como hizo Colón, en una dimensión diferente. La Historia no sería nada si no fuera creación, y éste es el caso del drama espacial que estamos presenciando. El ex vicepresidente Hubert Arriba, Edwin Aldrin desciende del módulo lunar y se dispone a pisar la superfiecie del satélite (fotografía tomada por su compañero Neil Armstrong) Izquierda, la tripulación del Apolo XI, Armstrong, Aldrin y Collins poco antes de comenzar su aventura. Arriba, huella dejada por uno de los astronautas sobre la superficie lunar. Aldrin, frente a la bandera plantada en la Luna. Derecha, portada de ABC del 22 de julio de 1969. Pablo VI contempla la Luna. A su regreso, los astronautas fueron aclamados en el mundo entero... también en Madrid a donde viajaron poco después de su vuelta