Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 7 09 ACTUALIDAD Boxeo Un deporte femenino El boxeo libra un reñido combate en el que las mujeres luchan por reivindicar su lugar en este deporte a base de coraje, valentía y golpes de crochet sin perder una pizca de su femineidad. En el Comité Olímpico Internacional se estudia su inclusión en la próxima cita olímpica en Londres 2012 POR ANDREA SÁNCHEZ MATA FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO ácame las uñas pintadas para que las vea mi abuela le dice, coqueta, Irene Gordo al fotógrafo. Con estas palabras y con ese gesto tan femenino nadie diría que Irene es campeona de España y medalla de plata de la Unión Europea, y que cuando sube al ring va a por todas, con ganchos y directos, poniendo toda su energía para ser feliz con lo que hace. Para esta joven púgil subirse al ring es la felicidad entera en sí: lo más grande Poco a poco se van superando los tópicos y el boxeo va dejando de ser cosa de hombres Las mujeres reivindican su lugar en la lona y lo hacen ya no sólo con palabras, sino a base de golpes, de esfuerzo, de valentía y de perseverancia. Sí, son mujeres, son jóvenes, son boxeadoras, pero sobre todo son luchadoras. Luchan dentro y fuera del ring. Estas chicas practican el boxeo por amor al arte, porque de S ganarse la vida con ello, nada. Y que por sueños no quede: ellas lo intentarán. No me gano la vida con esto, el problema está en que el boxeo femenino profesional en España es casi inexistente, nosotras estamos en la selección absoluta de boxeo femenino, pero, como no es deporte olímpico, no hay dinero para nosotras. Entrenamos en casa, nuestro seleccionador está en la suya, no cobramos ningún tipo de sueldo, nos llevan a los torneos que la federación humanamente puede, cogiendo un poquito de aquí, un poco de allí y un poquito de los chicos Saben cómo aprovechar las oportunidades: La cosa está en que nosotras estamos trayendo también resultados; hemos ido cuatro boxeadoras al campeonato de la Unión Europea y hemos traído dos medallas de plata. Ha habido un seguimiento y se han conseguido medallas. El problema está en que traer una medalla de la Unión Europea que es algo muy importante, no ha servido para nada a nivel económico ni para mí ni para el equipo, porque, como no es deporte olímpico, no hay dinero. Es un poco la frustración, si esto no va para delante, si no hay apoyo, si no hay dinero para nosotras, llegará un punto en el que yo no puedo estar haciendo mis dos sesiones de entrenamiento para poder conseguir resultados porque me tendré que poner a trabajar De amor al arte no se come, eso está claro, pero la pasión es tan fuerte entre estas chicas que cuando bailan sobre la lona son capaces de olvidar estos golpes que resultan más duros que los que se dan entre las 16 cuerdas. Irene es consciente de ello, pero se resigna, no quiere rendirse ante su pasión, ante aquello que le hace feliz. A día de hoy darlo todo por el boxeo tiene una única recompensa, que sólo tú ves, porque la gente no la ve: es una felicidad inmensa De momento, el organismo rector del boxeo femenino ha votado recientemente de manera unánime para proponer al Comité Olímpico Internacional su inclusión en la próxima cita olímpica en Londres 2012. Para Irene estar en Londres sería un sueño y sería algo a nivel social y cultural muy importante. Lo importante es que se haga: el sueño de estar ahí es secundario El boxeo es el único deporte olímpico que no tiene representación femenina. Para Marta, integrante del equipo nacional de boxeo femenino, estar en las Olimpiadas es el sueño de todo deportista Irene lo tiene claro: nosotras estamos ahí. Hay muchas chicas dando la vida por esto; tenemos técnica, tenemos ganas, tenemos fuerza, coraje, tenemos todo para que se nos apoye Pero no todas las mujeres que practican boxeo lo hacen por el sueño de la profesionalidad. El boxeo se perfila como un deporte completo que purifica cuerpo y alma, y cada vez son más las mujeres que descubren en esta práctica un El sueño olímpico Irene Gordo es campeona de España y medalla de plata de la Unión Europea