Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 7 09 ACTUALIDAD 23,05 Los cinco madrileños, de izquierda a derecha, Javi, Guille G. Guille E. Álex y Nacho, antes de embarcar en el vuelo que les llevará a Ibiza. En este momento ya cuentan con sus provisiones de alcohol y comienzan a planear la ruta para no perder ni un minuto de su día en la isla blanca A tope Ibiza para, en un día, sucumbir ante sus placeres. Sus aliados, un vuelo económico, el alcohol y la fiesta de una isla donde pocos duermen TEXTO TATIANA G. RIVAS FOTOS JORDI ROMEU erminal 1 del aeropuerto de Barajas. A lo lejos se ve llegar a los cinco madrileños, Nacho, Álex, Javi, Guillermo G. y Guillermo E. En las próximas 24 horas se han propuesto aprovechar con desenfreno Ibiza, la isla más fiestera de España como la califican. Van vestidos a propósito para la juerga de la noche: pantalón vaquero, camiseta y deportivas. El atuendo del día siguiente lo 24 horas de juerga Cinco madrileños de 23 y 24 años parten desde Madrid a la isla pitiusa uno está en el paro Los cinco madrileños se han aferrado al plan más económico. Para ello han contratado el ya conocido como vuelo golfo de Easyjet. Pasar un día loco por poco dinero es muy tentador explica Javi el estudiante de Economía, de 24 años. El precio de partida son los 50 euros que han pagado por los vuelos de ida y vuelta Esperamos gastar lo menos posible, pero a ver en qué queda... manifiesta Guille G. de 24 años, y, desde hace poco, desempleado. La fila del vuelo con destino a Ibiza de las 23.30 denota el cariz del tipo de viajero predominante que se desplaza hasta la isla blanca en periodo estival. Grupos de chicos y chicas en busca de marcha, marcha y más marcha como dice eufórico uno de los jóvenes pasajeros. Sobrevolando la Península comienza la jarana. Víctor, uno de los azafatos de vuelo, da la bienvenida a la clientela. En breve pasaremos con un carrito por si alguno de ustedes desea algún refresco. Para aquellos que han cogido el vuelo golfo pasaremos un botijo con agua Las risas y el vocerío se atropellan, sobre todo cuando los cinco madrileños beben del pipo- Marcha y más marcha T guardan en su pequeño equipaje: toalla, bañador, el cepillo de dientes y condones, siempre llevo comenta chusco uno de ellos. Se acercan a uno de los comercios del dutty free para comprar algo indispensable en este viaje: dos botellas de ron y una de whisky. Ahora sí, comienza la cuenta atrás. Sonríen y bromean acerca de los planes sin descanso que les esperan. No disponen de mucho dinero. Cuatro somos estudiantes y