Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE miento de la economía se debe al opio pero, si no hubiera adormideras, podríamos plantar otros cultivos, como maíz y trigo, porque tenemos reservas de agua subterráneas. Sin embargo, ahora consumimos electricidad de Uzbekistán, cebollas y manzanas de China y harina de Pakistán. Hay once cadenas privadas de televisión, cinco compañías de telefonía móvil y casas y hoteles de lujo para las empresas que participan en la reconstrucción y los señores de la guerra que se han enriquecido con la heroína. En Afganistán nos estamos comiendo nuestro dinero y nuestra energía. Es descorazonador, pero aún no hemos agotado nuestra esperanza. -Destrozado después de treinta años de guerras sucesivas, ¿es posible que Afganistán sea algún día un país seguro y democrático? tos de trabajo? El problema es que la Administración no funciona y no tiene un plan. Además, la comunidad internacional está utilizando Afganistán como un puente hacia otro lugar, pero es muy difícil cruzarlo porque la gente está perdiendo la paciencia y ésta es una tierra muy peligrosa. Hemos pasado del comunismo al islamismo, después al islamofascismo talibán y ahora a los burócratas, que sólo se preocupan de llenarse los bolsillos El cine es más fuerte que un kalashnikov pero más débil que la política. Se han hecho muchas películas contra la guerra y no ha cambiado nada -Me he acostumbrado porque hay muchas fatuas contra mí; no sólo de los talibanes, sino también de algunos supuestos intelectuales. Amo a este país y mis hijos se han quedado en Afganistán, aunque pude haberlos enviado fuera. ¿Cómo se vive estando amenazado de muerte por los talibanes tras el demoledor retrato que hizo de ellos en Osama juntan ambas, aparece el fascismo, como ocurre en Irán. ¿Cambiarán los jóvenes el futuro de Afganistán? -No tanto, sólo hay que sentar a todas las partes y resolver el futuro. Si se arregla la cuestión económica, nadie se preocupará por las diferencias políticas entre las etnias. ¿Es tan difícil para la comunidad internacional o para el Gobierno afgano crear un millón de pues- -Los imperios británico y soviético ya mordieron el polvo aquí. ¿Tan difícil es solucionar el problema afgano? -Entre los jóvenes hay muchos educados bajo la violencia, pero hay una nueva intelectualidad que es prometedora y quiere salvar al país. Ese es el gran reto: tomar el poder, que ahora es económico y está en manos del dinero. Osama la película tograma de Fo -Hace falta un sistema que se adapte a nuestra cultura, donde la tradición y la religión tienen mucho peso. Además, hay grandes diferencias de opinión en la comunidad internacional, ya que Estados Unidos y sus aliados no se ponen de acuerdo. Luego están los funcionarios del Gobierno, que se enriquecen con la corrupción, y los señores de la guerra que negocian con el opio. Por eso, hemos pasado del comunismo al islamismo, después al islamofascismo talibán y ahora a los burócratas, que sólo se preocupan de llenarse los bolsillos durante los cinco años que dure el Gobierno. -En la película de ciencia ficción El quinto elemento de Luc Besson, ya aparecía un presidente negro en el futuro. Obama ha llegado antes y ha sido como un sueño. Espero que ahora se produzca un cambio porque la identidad de EE. UU. se ha perdido y muchos se avergüenzan de lo que su país ha hecho. Es ridículo que se derribara a los talibanes en dos semanas y ahora hayan vuelto. Afganistán ha sido siempre un cruce de caminos, y ése es nuestro destino. Por eso, las grandes potencias, como EE. UU. Irán y Rusia, han preparado un escenario para beneficiarse ellos, pero no el pueblo afgano. Como dice un personaje retrasado de mi película, ya no queda humanidad en el mundo lo cual es una observación que demuestra bastante inteligencia. ¿Qué significó la llegada de Obama a la Casa Blanca para Afganistán? -No creo en las elecciones, pero espero que haya un equipo competente en el Gobierno. Además, la democracia es algo cultural y Afganistán necesita aún mucho tiempo para mejorar, quizás no mirando hacia el horizonte del año 2020, sino del 2050. Pero no tenemos que copiarlo todo de Occidente. Globalización no significa un mismo lenguaje, un solo idioma y un único color. ¿Servirán las elecciones de este año para cambiar algo? -Admiro a los genios que creen en la humanidad, aunque no hayan triunfado en cuestiones políticas. Aparte de eso, me gustan el neorrealismo italiano, el cine ruso, la animación polaca, Kurosawa y las películas históricas. -Dejando a un lado la política, ¿cuáles son sus influencias como cineasta? -Los talibanes no tienen nada que ver con el islam y no necesitamos que nadie venga desde Pakistán para enseñarnos nada sobre nuestra religión. La fe no debe mezclarse con la política. Cuando se ¿Puede progresar una sociedad dominada por el islam más conservador y amenazada por los talibanes? -Se han hecho muchas películas contra la guerra y no han cambiado nada- -dice mientras se escucha el sonido de los aviones de combate que sobrevuelan el cielo de Kabul- Aun así, creo que el cine es más fuerte que un kalashnikov pero más débil que la política. ¿Qué es más fuerte, el cine o el Ejército? -Soy un poco perezoso, pero tengo dos buenas historias. Es posible que ahora, al fin, haya llegado el momento de contar una historia de amor. -Tras el drama de Osama y la comedia de La guerra del opio ¿cuál es su próximo proyecto?