Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 6 09 HORIZONTES Chile Sur En tierra de mapuches TEXTO Y FOTOS: MARÍA JOSÉ SALAZAR sí que, con el ánimo de encontrar a los descendientes de Lautaro y de Caupolicán, que en el siglo XVI lucharon en la Guerra de Aruco hasta vencer a Pedro de Valdivia, decidimos emprender nuestro viaje. Elegimos como punto de partida la Región de los Lagos, descrita por Benjamín Subercaseaux como El país de los espejos azules Nos habían hablado del Lago de Todos los Santos, próximo a la ciudad de Puerto Mont, de sus aguas de belleza indefinible en cuyas riberas habitan comunidades mapuches. El vuelo entre Santiago de Chile y Puerto Montt permite contemplar la impresionante cordillera de los Andes y sus caudalosos ríos que descienden hasta el Pacífico. Desde Puerto Montt parten cruceros hacia el sur, que se adentran en Entre volcanes, ríos y lagos de los Andes, en el sur de Chile perdura la cultura ancestral de los mapuches, ese pueblo indígena del que habló Alonso de Ercilla en la gesta de La Araucana A los fiordos y se aproximan a la Antártida. Pero nos dirigimos hacia el norte en busca de nuestro lago. Merece la pena detenerse en Puerto Varas, la ciudad de las rosas, cuya arquitectura de influencia alemana invita a la ensoñación. Allí es posible despertar frente al lago Llanquihue y los volcanes Osorno y Calbuco. Por las calles se ven individuos de aspecto nórdico. Son descendientes de colonos alemanes que llegaron a esta zona en el siglo XIX para repoblar amplios territorios deshabitados. Actualmente las distintas etnias se han fundido y es frecuente encontrar personas con apellidos alemanes, españoles y mapuches mezclados. Al día siguiente aguarda la excursión a Peulla atravesando el Lago de Todos los Santos, conocido como Lago Esmeralda por el color de sus aguas de origen glaciar. Esta zona forma parte de la llamada Ecorregión Valdiviana, caracterizada por sus Bosques Templados Lluviosos, que albergan Bosques Siempreverdes, poblados de olivillos, ulmos, coigües, alerces y plantas trepadoras. Quedan muy pocos en el planeta y están protegidos tanto por el Gobierno como por grupos conservacionistas de todo el mundo. El autobús con destino al puerto de Petrohué inicia el recorrido bordeando el lago Llanquhue. Se adentra por un camino de ripio en un bosque cada vez más espeso hasta llegar a los saltos del río Petrohué, donde comienza el Parque Nacional Vicente Pérez Rosales. Las aguas verdes de los saltos golpean las rocas volcánicas negras creando con su espuma enormes puntillas en constante formación. Desde aquí la vista del volcán Osorno es impresionante y conmueve por su magnetismo. Pero la parada es corta, hay que llegar al puerto, el catamarán está a punto de zarpar. Cuando empieza la travesía comienza la magia. Avanzar por esas aguas deslumbrantes, rodeados de Las aguas golpean las rocas volcánicas creando con su espuma finas puntillas en constante formación La espiritualidad del pueblo mapuche está vinculada a una visión cosmológica en la que, para alcanzar la plenitud, hay que estar en equilibrio con las fuerzas de la naturaleza