Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
21 6 09 ACTUALIDAD Eurabia La islamización de Europa (Viene de la página anterior) perar las suspicacias que causa su presencia en la Alcaldía. Cuando un integrista musulmán de origen marroquí asesinó en Amsterdam al cineasta Theo Van Gogh, hizo un discurso célebre en el que dijo a los musulmanes que dejen de sentirse como víctimas ¡Integraos o volved a casa! les recomendó. Es más, en la crisis de las caricaturas de Mahoma dijo que le parecían divertidas Así que no es de extrañar que él también haya recibido amenazas de los extremistas. Para algunos habitantes de Roterdam es más grave que el alcalde haya sido antes concejal en el ayuntamiento de Amsterdam y, peor aún, que no oculte sus simpatías por el Ajax, el equipo rival del Feyenoord local. Para colmo de analogías, muchos seguidores del Ajax se identifican con la comunidad judía de la ciudad, mientras que en el estadio del Feyenoord son recibidos con cánticos a favor de Hamás. De ahí a llamar al alcalde sucio judío a los fanáticos del Feyenoord no les ha faltado mucho tiempo. La irrupción de Geert Wilders y de su Partido de la Libertad en las elecciones europea no puede considerarse un hecho casual, porque las tensiones no se apaciguan. El En algunos teatros se ha tolerado que hombres y mujeres se sienten en zonas diferentes con la excusa de que así se atraería a los musulmanes al espectáculo paso por la vida política de Holanda de la famosa emigrante somalí Hirsi Ali, y sus críticas abiertas a la religión que decidió abandonar, no han dejado de tener efectos en la sociedad. Pero, al final, hasta sus vecinos protestaban porque les molestaban las medidas de seguridad que entorpecían la vida del barrio en Amsterdam. En Roterdam, el alcalde Aboutaleb ha declarado recientemente que está observando un temor creciente a ser deportados por parte de muchos residentes de origen musulmán. Hablo con mucha gente que cree que llegará un momento en el que serán deportados y ese es un sentimiento que está creciendo afirmó en una conferencia en la Universidad Erasmus. Muchos me dicen que están muy contentos de tener una segunda casa en Turquía para poder volver en caso de necesidad La universidad Erasmus es también el primer centro de estudios islámicos en Europa, y en ella se acoge a teólogos tan controvertidos como Tarik Ramadán, cuyas tormentosas relaciones con otros Temor a la deportación intelectuales han llenado las páginas de los periódicos. Un informe del instituto Nicis, dedicado al estudio de la vida municipal, confirma que una gran parte de los hijos de emigrantes de primera generación, bien educados en Holanda, sueñan con instalarse en la patria de sus padres. Por otro lado, el perfil de los habitantes de clase media de Roterdam de origen marroquí, turco o surinamés no es muy diferente del de sus convecinos holandeses de origen: son votantes de izquierda y la mitad están implicados en alguna organización cívica. Sin embargo, a la hora de la verdad se sienten más vinculados a su país de origen que a Holanda. Y en todo caso, su identificación con la ciudad de Roterdam es mayor que la que puedan sentir con los Países Bajos. Algo que Rinus Pennix, profesor de etnología en la Universidad de Amsterdam, explica así: La integración a nivel local es mucho más fácil que a escala nacional. Muchos inmigrantes no se sienten holandeses, sino que se reconocen sólo como vecinos de tal o cual ciudad Tal vez por eso las tensiones permanecen confinadas a las calles de lo que algunos llaman la Teherán del Mosa La justicia local se ha tenido que pronunciar sobre las disputas entre los dirigentes de la mezquita Essalam y un grupo de críticos que se oponen a la influencia de donantes millonarios de Dubai que están construyendo una nueva mezquita en el sur de la ciudad y que será una de las mayores de Europa. Lo que no le gusta mucho a Ahmed, un frutero de origen marroquí que llegó a Holanda hace 30 años para estudiar y que ya solo habla en árabe con dos de sus cuatro hijos, pero que se preocupa por la suerte que puedan correr en el país donde han nacido, a la vista de los resultados de la candidatura de Wilders. El Estado holandés, heredero de una tradición fundacional basada en la libertad religiosa, hace lo que puede para no verse superado por las contradicciones. No es extraño ver a una pareja de policías de uniforme que visitan la mezquita Mevlana como un gesto de aproximación social. Pero no se dan cuenta de la cara (de escándalo) que pone el responsable cuando ve que la agente femenina l leva al aire su pelo rubio al entrar en la zona de oración. La mezquita es una organización perfectamente holandesa que exhibe hasta su cuadro de empleados del mes Y aunque las clases de religión se dan en turco y en aulas separadas para hombres y mujeres, todo el entorno- -incluidos los baños para las abluciones- -es de una asepsia típicamente holandesa. Al salir a la calle, sin embargo, los imponentes minaretes vuelven a sembrar la confusión: ¿estamos en Turquía o en Holanda? Dubai connection Tres mujeres musulmanas caminan por los alrededores de Middellandstraat