Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D 7 14 6 09 LA CARTA DEL CORRESPONSAL 32 D 7 LOS DOMINGOS DE Santo Antonio El patrón más festivo POR: BELÉN RODRIGO cuando entró en la orden de los franciscanos, en 1220, en honor de San Antonio Abad, a quien estaba dedicada la ermita en la que residía. Destacó como orador, teólogo, conocedor de los clásicos latinos. Y ganó fama por sus varios milagros. Murió a los 36 años a causa de una hidropesía maligna. Menos de un año después de su muerte el Papa Gregorio IX ya le había inscrito en el catálogo de los santos. De su pasado en Lisboa se conserva la casa en la que vivió sus primeros años, sobre cuyos restos se levantó una iglesia que visitó Juan Pablo II durante su visita de 1982. Pero Santo Antonio es patrón de Lisboa por aclamación popular, no por designación. En realidad, el patrón oficial de Lisboa es San Vicente de Fora, natural de Huesca, cuyo cuerpo fue arrojado al mar desde un barco por los musulmanes en el año 713, y llegó después a la deriva a costas portuguesas. Sus reliquias son guardadas en Lisboa, de la que en 1173 fue proclamado patrón. Con el paso del tiempo, sin embargo, los lisboetas se decantaron claramente por San Antonio, su patrón de corazón, compatriota además, y a quien de verdad les gusta festejar. Porque hablar de Santo Antonio es hablar de devoción, pero también de fiestas populares, de verbenas, bailes, marchas, sardinas asadas caldo verde y de los famosos manjericos delicadas plantas aromáticas de variados colores. Cada 12 de junio marchan en alegre desfile los vecinos de los barrios lisboetas por la Avenida da Liberdade. Tras lo que se reúnen en el casco viejo de la capital para comer sardinitas asadas y trasegar mucha cerveza, vino, sangría y lo que haga falta para aguantar toda la noche bailando las músicas más populares de la ciudad. En la calle se levantan por esas fechas puestos de manjericos Pues manda la tradición que cada lisboeta compre un manjerico, que viene acompañado de un verso popular. Según cuentan las vendedoras, los chicos ofrecen manjericos de color rosa a las jóvenes solteras y naranjas o rojos a las casadas. Y aunque la planta sea aromática, está prohibido olerla porque dicen que se marchita. Para adivinar su olor sólo hay que poner muy suavemente la mano sobre la misma. Como manda la tradición, también el 12 de junio se celebran las bodas de Santo Antonio. Una práctica que comenzó en el siglo pasado, en la década de los 50, por la que algunos comerciantes regalaban a las novias todas sus galas de boda. Así promocionaban sus productos y ayudaban a los jóvenes esposos. Este mismo año se han celebrado 16 bodas de Santo Antonio. Tras tanta fiesta, luego llega la amanecida de resaca del 13 de junio. Pero la transnochada ha merecido la pena. El Santo lo merece. El protector oficial de Lisboa es San Vicente de Fora, natural de Huesca, pero a quien de verdad festejan los lisboetas es al santo casamentero an Antonio el casamentero también conocido como San Antonio de Padua, es para los lisboetas simplemente Santo Antonio o el Santo de Lisboa. Fuera de Portugal muchos ignoran que San Antonio de Padua en realidad se llamaba Fernando y no nació en Padua, sino en la capital portuguesa. En la propia Portugal, en cambio, pocos santos hay tan populares como Santo Antonio, famoso también por las alegres fiestas que cada año se organizan en su honor en la semana del 13 de junio. San Antonio nació en Lisboa el 15 de agosto de 1195 y falleció en la localidad italiana de Padua el 13 de junio de 1231. Cambió su nombre S Bailes tradicionales y coloristas para festejar al santo más querido por los lisboetas ABC PRESIDENTE DE HONOR Guillermo Luca de Tena PRESIDENTA- EDITORA Catalina Luca de Tena CONSEJERO DELEGADO José Manuel Vargas DIRECTOR GENERAL José Luis Romero DIRECTOR Ángel Expósito Mora DIRECTOR ADJUNTO José Antonio Navas SUBDIRECTOR Alberto Aguirre de Cárcer REDACTOR JEFE Alberto Sotillo D 7