Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 6 09 HORIZONTES Recorrer algunos de estos horizontes infinitos puede ser duro, pero la experiencia compensa Namibia en moto La costa de los esqueletos País de desiertos, de espacios abiertos, de horizontes desolados, aquí uno puede entender el estupor que asaltó a los primeros exploradores Agenda Para recorrer Namibia a través de sus parques naturales: Grootfontein: Olea Caravan Park. Tel +264 (0) 67 243100 Parque Nacional Etosha: www. namibian. org travel namibia etosha. htm Parque Nacional Costa de los Esqueletos: www. namibian. org travel namibia etosha. htm Lodge de Cape Cross: www. capecross. org Meile 108. Camping. www. namibiaurlaub. com mile 108 e. html Swakopmund: Swakop Lodge www. swakoplodge. com europeos cuando llegaron a lo que les parecía el fin del mundo TEXTO Y FOTOS: MIQUEL SILVESTRE amibia es un país inmenso encajado entre dos desiertos: el Kalahari y el Namib. Ambos los crucé en una motocicleta BMW R 80 G S, heredera del revolucionario modelo con el que Hubert Auriol ganó el rally París Dakar en 1981 y 1983. Se la compré en Nairobi al jefe de la radio televisión alemana en África del Este. Apenas la había usado, y después de más de 15 años de inactividad, lucía como recién salida de fábrica. Tras mi encuentro con el Índico N en Dar es Salaam, yo quería arribar al Atlántico en la Costa de los Esqueletos. Como buen fetichista de la historia, también en África deseaba rendir mi particular homenaje a los arrojados europeos que cruzaron el planeta en los más duros tiempos de la navegación a vela y los grandes huecos en los mapas. En el siglo XV Portugal se ha, llaba comprometido en la explotación mercantil del continente africano y en encontrar a través del mar un camino alternativo a la Ruta de la Seda. Así que tenía que hollar el mismo suelo que pisó Diego Cao, el marinero portugués que desembarcara en Namibia en 1486. Desde Botsuana, entré en Namibia a través del Corredor del Caprivi, húmeda frontera con Angola, bañada por el gran río Okavango. Tras superar los tediosos trámites burocráticos de toda aduana africana, me recibió una pista de tierra. Era el Parque Nacional de Bwabwata. Tenga cuidado con los leones me advirtieron los policías entre risas, les gusta la carne blanca En África el humor tiene matices algo peculiares. Los nativos de esta zona son de las tribus herero e himba. Tras unas horas de conducción, encontré Grootfontein, donde cayó el meteorito más grande jamás conocido. 55 toneladas de hierro extraterrestre descubiertas en 1920. Una pista lleva hasta Outjo, puerta de acceso al Parque Nacional Etosha. En sus calles caminan las mujeres de la etnia himba con