Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 6 09 FIRMAS ra formando una opinión pública que respaldara la democratización, dice Manuel Alvarez Tardío. Parece que no ha ocurrido exactamente así. Necesitaríamos una España inteligible y no una España tan confusa. Esta semana, el maestro Jiménez Lozano advertía de nuevo sobre el error de no distinguir entre saber y opinar. Los socialdemócratas en Europa están fuera de juego. El hombre de la calle cree que la economía la arregla el centro- derechaREUTERS LA SEMANA EN UN BLOC Chasco socialdemócrata as crisis del capitalismo son malas para la socialdemocracia, según han decidido los electores europeos. Lo previsible es que Zapatero esboce algunas reformas ambiguas pero en un contexto político más amplio de radicalización en busca del voto joven y de la izquierda fundamentalista. La rigidez del mercado laboral y el no a la energía nuclear serían los estandartes de una etapa en la que la presidencial semestral de la Unión Europea por parte de España se desvanece como perspectiva. Un Gordon Brown tan reflexivo que fue el primero en dar una respuesta conceptual a la recesión y a la crisis financiera ahora se ve acosado por el ala blairita del laborismo y por la caída en votos. Los socialistas franceses se han dado medio año para poder reaccionar ante el chasco. La izquierda italiana vive de fantasía. El hombre de la calle piensa que quien puede rectificar mejor los defectos de la economía de mercado es el centro- derecha. Lo que pareció oportunidad única para el centro- izquierda se ha convertido en patada política en el trasero. En sus introspecciones más lúcidas, es el propio sentido actual de la socialdemocracia lo que se pone en duda. La transformación social de lo que se llamaba clase trabajadora, las nuevas formas de trabajo, la tecnología y la globalización han segado la hierba bajos los pies de la antigua socialdemocracia. Su programa da incertidumbre en un momento en que los L electorados necesitan confiar. Todo un sistema de perfumería se evapora. l problema de Rodríguez Zapatero con la memoria es de tan amplia metástasis que se extiende incluso hasta el pasado inmediato del PSOE, que es el felipismo. Tampoco la memoria histórica socialista le encaja a Zapatero. Desde allí le llegan voces de sana advertencia pero él las rechaza, seguramente por provenir de donde provienen. Quizás se sienta más próximo a Largo Caballero que a Indalecio Prieto. Probablemente creerá haber superado los logros del felipismo. Así opta a la soledad del náufrago en un islote con dos palmeras. ¿A quién enviará botellas con mensajes de socorro? No hay en Europa equipo de rescate dispuesto a sacarle del apuro y Barack Obama está en otras cosas. Tampoco es que Zapatero se haya hecho amigos de verdad en Iberoamérica. E Odiar el pasado Damas de aeropuerto ué poderosa red de deseos despliegan esas damas internacionalistas que empujan su carrito de equipaje selecto hacia el mostrador de la compañía aérea. Merecerían pajes que prologasen el aroma de su paso entre mochileros y semi- ejecutivos abandonados por el desodorante. Posan una manicura de alcurnia en las tapas de un pasaporte sellado en las fronteras más sofisticadas y superan el control de seguridad con un paso de minué. En algún lugar, en Suiza tal vez, habrá un college donde se enseña a cruzar entre la multitud aeroportuaria con tanta serenidad y hechizo. El estadio inmediatamente superior ya es haber sido musa de Yves Saint Laurent o Guivenchy. VALENTÍ PUIG arcelona. Impresión de un final de ciclo político y más que político. El Tripartito que preside Montilla tiene abiertas muchas vías de agua. Convergencia parece querer incapacitarse para una evolución razonable dado el peso del ala soberanista. Unió, más que incómoda. El PP catalán busca reposicionarse pero arrastra no poca inercia. El paro y la recesión inciden de modo significativo en una Cataluña perpleja y baja en autoestima, desactivada intelectualmente, con potencial pero sin motores. Todavía hay quien lo solventa diciendo que eso es culpa de España. Sin motores B Q Gran ausencia in las terceras de Julián Marías en ABC la opinión pública española comenzó a asomarse a una regresión que algo tiene de pajarera con papagayos repetitivos y muy contentos de haberse conocido. El libro El vuelo del Alción al rendir reciente homenaje a la figura de Marías, cita su comentario sobre la España que nacía con la transición, cuando al considerar lo que había que hacer dijo que sería fundamental que unos cuantos españoles se pongan de verdad a pensar sobre las cosas En eso vamos a menos todos los días. Estamos perdiendo afán de verdad y desentrañamiento de la realidad. Julián Marías deseaba que se fue- S PP balear o turbio del mundo políticomediático emerge en las pugnas actuales del PP balear al buscar el sucesor de Matas. El referente de Feijóo en Galicia es positivo. Por ejemplo, cumplir con lo prometido y regresar al sistema bilingüe. Gastar menos, conspirar lo mínimo, ser riguroso con la palabra dada. Expulsar al corrupto. En un caladero de votos tan sustancioso y con el panorama judicial que se avecina, al PP balear casi le va la vida- -muchos votos- -en elegir bien a su nuevo dirigente. www. valentipuig. com L