Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4- 5 D 7 LOS DOMINGOS DE Tres artistas Hadi Heidari (1977) Director de arte del diario Etemad- eMelli y fundador del sindicato de dibujantes Persitoons. Premios: no se presenta a certámenes internacionales web: www. haditoons. com Premios en China e Irán. Director de diez películas de anima- Bozorgmehr Hosseinpur (1976) ción y autor de cuatro libros de caricaturas. Director de Arte de las publicaciones Zanan e Farda Arous e Honar y Danesh e Yoga web: www. bozicartoon. com Hassan Karimzadeh 1973 Premio World Press Cartoon (Portugal, 2008) Autor de la Declaración de los Derechos Humanos en versión cómic. Director del estudio de diseño gráfico Hich y editor de persiancartoon. com web: www. karimzadehstudio. com Ahmadineyad, segundo por la izquierda, junto a los hombres de confianza que le acompañan en estas elecciones sultar, son críticas sinceras a situaciones reales, pero aquí estas críticas se perciben como insultos lamenta Heidari, que ha logrado publicar recientemente un libro donde reúne los mejores trabajos de una veintena de profesionales que han publicado sus obras en las páginas del diario Etemade- Melli La vida sería diferente para ellos si decidieran cooperar con las autoridades y participar, por ejemplo, en certámenes como el del Holocausto, organizado como respuesta a la publicación de las caricaturas del Profeta en 2006, que provocó una oleada de protestas en todo el mundo musulmán. La respuesta iraní se transformó en un concurso, con 12.000 dólares de premio- -seis veces más que el montante que recibe el ganador de la prestigiosa Bienal del Cómic de Teherán- que finalmente ganó un dibujante de origen magrebí. En la I Exposición Internacional de Caricaturas sobre el Holocausto de Teherán, celebrada en 2006, se reci- BOZORGHMER HOSSEIMPUR La nariz, ojos, arrugas y chaqueta de Ahmadineyad dan muchísimo juego. Cuando alguien le retrata decimos que sale más guapo en el dibujo que en la realidad Las líneas rojas de la censura se perfilan en torno a los clérigos y asuntos relacionados con la religión. Está terminantemente prohibido dibujar a un mulá vestido de mulá bieron 1.193 obras provenientes de 67 países, de las que fueron seleccionadas 250 que permanecieron expuestas en el centro de Teherán durante varias semanas. Tres dibujantes españoles- -Reynol José Álvarez, Luis Menta y Rafael Iglesias- -formaron parte de una exhibición que recibió duras críticas de los caricaturistas más famosos de Irán, que se negaron a tomar parte y la calificaron de vulgar e insultante Para nosotros es una línea roja más, el Holocausto es tan sagrado en Occidente como la tradición de la ashura- -la celebración religiosa chií- -para noso- Boicot al certamen del Holocausto tros defiende Heidari, quien fue acusado desde los medios conservadores de colaborar con el Estado de Israel por argumentar su ausencia del certamen con estas prudentes palabras. Heidari, Karimzadeh y Bozorghmer son tres de los pilares de la asociación independiente Persian Cartoon. Ellos simbolizan ese Irán no oficial que trabaja en la sombra y con una mirada crítica hacia el sistema. Como ocurre en la política nacional, también en el arte existen dos iranes totalmente diferentes. Aquí falta gente que dé la cara y que se muestre dispuesta a alzar su voz discrepante ante lo que le parezca injusto, voces menos conservadoras que proyecten una imagen diferente de lo que realmente es este país señala Heidari. Ellos lo intentan desde las páginas de los periódicos y revistas que apuestan por las reformas, desde sus cuidadas páginas web y ahora también por medio de la plataforma que ofrece Facebook que, como en el resto del mundo, ha experimentado un boom en Irán. Saben moverse con sutileza entre las líneas rojas y han desarrollado la capacidad de expresar sus críticas de forma que orillen los filtros de la censura, aunque en algunos casos el exceso de celo de sus editores les obliga a guardar algunos originales en el cajón. Los lectores de Irán, como los de todo el mundo, sin embargo, pueden ahora verlos en la web, una ventana que en casos como el de Heidari, sufre el velo sistemático por parte de las autoridades. Es el precio que deben pagar por mostrar su visión del Irán del siglo XXI.