Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE Hadi Heidari, ante sus caricaturas traspasa, aunque con el paso de los años se han ido rompiendo tabúes, algo en lo que Bozorghmer Hosseimpur es un genio. Dibujó a Mohamed Jatamí cuando era presidente y se armó un auténtico revuelo en el país porque antes nadie se había atrevido a caricaturizar a un clérigo. Días después cerraron Tavana la revista en la que salió el dibujo. Bozorghmer publica estos días una media de dos trabajos al día, un ritmo que pronto disminuirá porque en este país la campaña es sinónimo de libertad. Pero luego muchas de nuestras obras son tomadas como insultos En principio, la línea roja de la censura se perfila en torno a la figura de los clérigos y asuntos relacionados con la religión. Está terminantemente prohibido dibujar a un mulá vestido de mulá. Esto lo sabe muy bien el jefe de Bozorgmehr en el diario Etemad- e- Melli Hadi Heidari, ya que hace cinco años se le ocurrió caricaturizar al entonces presidente Jatamí sin turbante y su periódico amaneció precintado y él fue amenazado de muerte en la tradicional plegaria del viernes posterior a lo que los clérigos calificaron de grave pecado por el inocente dibujo. La libertad temporal vivida durante estos días de elecciones en el mundo de la Prensa se ha contagiado en las calles donde una auténtica marea humana ha vivido y creado escenas y consignas que jamás se habían visto en las campañas electorales de los treinta años de historia de la República Islámica. Los protagonistas de este cambio son los seguidores de Mir- Husein Musavi, el sucesor de Mohamed Jatamí al frente del reformismo, que, luciendo distintivos de color verde, han formado lo que ha sido bautizado como la ola verde Bozorghmer lleva en su muñeca una cinta de este color, que simboliza el islam, la naturaleza y la paz explica mientras nos muestra la caricatura que realizó del ex primer ministro nada más conocerse sus planes de volver a la política para disputar el asiento presidencial a Mahmoud Ahmadineyad. Con Musavi parece que habrá más libertad, pero esto es Irán y aquí nunca se sabe. Cuando empiece a trabajar el nuevo Gobierno se verá que no habrá grandes cambios se lamenta Karimzadeh. Aunque les hubiera gustado ser la chispa de las movilizaciones sociales por el cambio, la clave para la explosión popular ha estado en los debates televisivos. Nunca habíamos visto a nuestros políticos cara a cara y criticándose de una (Pasa a la página siguiente) HEIDARI ción Iraní de Diseñadores Gráficos, es también miembro de la Federación Internacional de Periodistas. El pasado año ganó el World Press Cartoon que se celebró en Sintra, Portugal. Recientemente, además, ha publicado un libro a la venta en Teherán en el que hace una versión en cómic de la Declaración de los Derechos Humanos. Dibujantes, directores de películas de animación, diseñadores gráficos... combinan mil trabajos para llegar a fin de mes: Somos unos locos insistentes y las caricaturas son más un hobby que una forma de vida, pero en Irán es un hobby de alto riesgo porque las autoridades a menudo no muestran el suficiente sentido del humor opina Karimzadeh. Las líneas rojas de la República Islámica están muy claras y nadie las A veces hay que ser fuertes para votar en conciencia HASSAN KARIMZADEH