Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18- 19 D 7 LOS DOMINGOS DE LO PENSARÉ MAÑANA cía algo así como la versión laica de Camino la película de Javier La secretaria general del PSOE- -y en ascenso no precisamente místico- -nació en el seno de una familia de políticos socialistas, José María Pajín y Maite Iraola, y desde muy niña asistió con júbilo y entrega a la causa, y participó desde las Juventudes Socialistas de cuantos ejercicios encuentros excursiones y, en fin, todo ese adiestramiento preciso para poner los ojos en blanco, pero de verdad, sin disimular, cuando el máximo dirigente de su partido habla o incluso calla. No es un reproche, pues estamos en un país libre y cada cual tiene la facultad de elegir, ya desde muy niño, dónde se adiestra. Y supongo que la pesoe (es como lo llaman en Andalucía, como si dijeran, por ejemplo, la renault cuida la cantera igual o más que cualquier otro gran club de fútbol. Pedro Almodóvar y Leire Pajín POR E. RODRÍGUEZ MARCHANTE O es un modo encubierto de pedir trabajo, pero con un artículo a la semana uno no tiene ni para cubrir la inquietud de una imaginación mediana. Tal vez exista un plan para que este D 7 salga también los jueves, pero entre tanto hay que elegir entre asuntos muy buenos, o dividirlos o hasta mezclarlos, venga o no a cuento. Yo tenía uno estupendo, ¡El blog de Almodóvar! hasta que saltó a la cancha otro aún mejor, ¡La profecía de Leire Pajín! No he encontrado el modo de decidirme, incluso ha venido a com- Fesser. N plicárseme la cosa con el hallazgo, completamente casual (se le ocurrió a un amigo, que prefiere mantener su nombre oculto dado el nivel de colesterol de los personajes tratados) de dos reflejos, dos comparaciones, que, aunque parezcan hostiles o desafiantes para Almodóvar o Pajín, deberían saber contemplarlas en toda su dimensión. Y los asuntos y su reflejo son: El blog de Almóvar parece una versión escrita del Aló presidente el programa televisivo de Hugo Chávez, y la devoción y el fervor místico de Leire Pajín mientras decía aquello de Obama, Zapatero y el acontecimiento planetario pare- Lo de Pedro Almodóvar no tiene un carácter místico, sino que más bien tiene que ver con la mera arenga y con la ley del deseo de caer en el pecado y evitar la penitencia. Un blog es una tentación, un pecado, y como tal, suele tener el efecto de la penitencia. El pecado es que uno escribe lo que cree o le apetece en su blog (éste es un buen momento y lugar para darle publicidad al mío: http: blogs. abc. es unadepiratas) y luego la penitencia es que el personal internauta, o bloguero, te contesta con unos comentarios que van de lo atinadísimo hasta lo realmente execrable. Pero Almodóvar, pecador, va y elude la penitencia: se rompe la muñeca escribiendo un espasa sobre esto y aquello, y luego no hay modo de que nadie le conteste: lo has bordao, Almodóvar o menuda empanada llevas, Amodóvar O sea, Aló, cineasta TIRA Y AFLOJA Por César Oroz NO SIEMPRE ES DOMINGO Algo que no depende de Europa POR XAVIER PERICAY ntre los asuntos que no dependen del resultado de las elecciones que hoy nos ocupan está la legislación sobre el aborto. Aquí no hay unión- -ni siquiera voluntad de que algún día la haya- En este terreno, cada Estado es un mundo. Seguramente porque toda legislación sobre una materia que, aparte de afectar a la salud, afecta a las creencias religiosas y a las convicciones morales de un número significativo de ciudadanos, no puede sino reflejar la composición de la sociedad a la E que atañe. En lo tocante a España y los españoles, llevamos ya algunos meses enfrascados en un proceloso debate. El Gobierno, ya saben, está decidido a reformar la actual ley de interrupción del embarazo ampliando los plazos, modificando los supuestos y permitiendo que las menores de entre 16 y 18 años aborten sin consentimiento paterno. Al margen de otras consideraciones, lo más embarazoso del asunto- -y el adjetivo conviene, qué duda cabe- -es que esa reforma no parece obedecer a una demanda social. Quiero decir que no parece que una mayoría relevante de españoles vea con buenos ojos ese cambio de marco legal, al menos en los términos en que se ha planteado. Para muestra, las encuestas de hace unos días. En cuanto a la conveniencia de la reforma, la sociedad está partida en dos. Y, en lo que respecta a la posibilidad de que las menores aborten sin autorización expresa de sus padres, esa misma sociedad se manifiesta claramente en contra de la medida- -entre un 57 y un 70 se opone a ella- Pero quizá lo más revelador sea que, entre los votantes socialistas, la oposición oscila ya entre el 43 y el 60 Vaya, que el rechazo también afecta, y de qué modo, a quienes en marzo de 2008 prestaron su apoyo al partido hoy gobernante. Lo cual tiene, claro, su explicación. Aunque amagaron con hacerlo, los socialistas no incluyeron la reforma de la ley del aborto en su programa electoral; tan sólo la promesa de fomentar una reflexión sobre la legislación vigente y supeditar cualquier posible modificación a la existencia de un amplio consenso. Con buen criterio, pues es muy probable que, de lo contrario, hubieran perdido votos y puesto en peligro su victoria. Una vez ganadas las elecciones, todo cambió. Se olvidaron del programa y ancha es Castilla. Según parece, a estas alturas el Gobierno cuenta ya con los apoyos necesarios para convertir en otoño el proyecto de reforma en una nueva ley. Sólo la percepción de un fuerte desgaste entre sus propios electores podría llevarle a limar algunos aspectos de su propuesta. No importa: lo que mal empieza mal acaba. Tanto este Gobierno como los anteriores de José Luis Rodríguez Zapatero han dado sobradas pruebas de ello.