Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 6 09 ACTUALIDAD La madre superiora del capitalismo Se ha convertido en la más popular gurú de la economía en Estados Unidos gracias a sus consejos a familias en apuros basados en los siguientes mandamientos: paga tus facturas a tiempo; no te endeudes; si no tienes dinero para hacer algo, no lo hagas; ajusta gastos; controla tu ritmo de vida POR ANNA GRAU. NUEVA YORK a gente en EE. UU. (y en Murcia también) se queja de que cuánto más hablan los expertos de la crisis, menos se entiende. Con una radiante excepción: Suze Orman, la gurú financiera de moda. Nadie le pregunta a Suze Orman por las fluctuaciones del Dow Jones ni por el déficit. La gente le pregunta cosas más concretas: ¿qué pago antes si tengo que elegir, mi hipoteca o mi seguro médico? ¿Qué hago si me he quedado sin trabajo, estoy viviendo de la tarjeta de crédito y de repente me bajan el límite a la mitad? ¿Si cobro tanto y debo tanto, cree usted que me puedo comprar una barbacoa nueva? ¿Y una depiladora eléctrica? Vamos a ver. ¿Tanto pelo tiene usted en las piernas? le espetó Orman a la mujer que le preguntó esto último en una llamada telefónica a su programa de televisión, The Suze Orman Show, en la CNBC. Una de las secciones más populares del programa es precisamente Can I Afford it? ¿Me lo puedo permitir? Puede parecer ridículo que adultos de pelo en pecho (o piernas) pidan permiso a una estrella de televisión para comprar algo. Pero esa es en gran medida la esencia de esta crisis. Es verdad que ha habido mucha especulación y mala práctica financiera. Pero no sólo en Wall Street. Es todo el país el que lleva mucho tiempo gastando primero y pensando después, endeudándose con pasión y viviendo a crédito. ¿De no ser así, cómo podría la crisis crediticia haber golpeado tan dura y totalmente? He aquí los mandamientos de Suze Orman: paga tus facturas a tiempo. No te endeudes. Si no tienes dinero para hacer algo, no lo hagas. Ajusta gastos. Controla tu ritmo de vida. Pórtate bien. Es la madre superiora del capitalismo. La autoridad se la dan el tono de matrona del Medio Oeste, no apartarse nunca de lo práctico y su his- Suze Orman L toria personal, que es americanísima. Suze Orman nació en el mítico South Side de Chicago, donde Barack Obama se curtió como trabajador comunitario y donde se crió no precisamente en la riqueza su mujer, Michelle. Tampoco los Orman nadaban en la abundancia. En uno de sus aclamados libros, Suze cuenta que una de las tiendas que su padre abrió a lo largo de su vida ardió en un incendio, del que en principio el señor Orman logró escapar ileso... hasta que se percató de que todo el dinero que tenía para su familia estaba en la caja registradora. Volvió entonces atrás entre las llamas y con las manos desnudas agarró la caja de metal al rojo vivo. Se le cayó a tiras la piel de manos y brazos. Su hija escribe que así aprendió ella de golpe el valor del dinero. De joven pareció que se le olvidaba. Estudió letras, se marchó a California a vivir en plan semihippy, trabajó de camarera, soñaba con abrir su propio restaurante. La leyenda dice que le comentó este sueño a un par de clientes de confianza. Tanta que le prestaron 50.000 dólares. Orman confió este dinero a un broker de Merrill Lynch y perdió hasta el último dólar. Ahí se cayó Suze del caballo. Una vez más dice la leyenda que Orman quiso averiguar qué había pasado exactamente siguiendo un curso de capacitación financiera de Merrill Lynch. Ahí descubrió que habían perdido su dinero ilegalmente, con lo cual les demandó. Ganó, recuperó el dinero y además le dieron trabajo. Pasó un tiempo en el mercado hasta fundar su propia empresa de asesoramiento y consultoría, su propia marca. La que ahora detenta todo un imperio editorial y televisivo y le permite tener un patrimonio de 20 millones de dólares- -algunos dicen que más- -que incluye un apartamento en el Plaza de Nueva York y un condominio en Florida junto con su pareja, Kathy Travis. Una mujer, sí. Suze Orman es lesbiana confesa, lo cual deviene otro motivo de militancia económica. Defiende el matrimonio homosexual, entre otras cosas, porque me pone enferma la perspectiva de que si me pasa algo, Kathy tenga que pagar un 50 por ciento de impuestos Orman no oculta sus simpatías demócratas. Dio dinero a la campaña de Hillary Clinton, elogia a Obama y recientemente ha puesto su famosa cara completamente gratis para una campaña del Federal Deposit Insurance Corporation (FDIC) el organismo gubernamental que garantiza los depósitos bancarios. Su popularidad es aplastante. Es irresistible la forma en que alterna la zanahoria y el palo, cómo es capaz de dar caña y a la vez consolar el ego económico más afligido. Por ejemplo: aconsejando devolver el coche que no se puede pagar en lugar de esperar que vengan a quitártelo. Entonces lo que podría ser un momento bochornoso se convierte en un gran momento de responsabilidad escribe Orman en su último libro, un plan de acción urgente para 2009. Lo ofrece como si fuera ayuda humanitaria. Oprah Winfrey lo ha colgado gratis en su sitio web- -cuando ya se habían vendido millones de copias- -y se ha visto a la misma Orman regañar a una mujer endeudada que quería comprarlo. ¡Está en la biblioteca, consúlte- Lesbiana confesa A su padre se le cayó la piel a tiras de manos y brazos cuando intentó salvar la caja de caudales al rojo vivo del incendio de su tienda. Así aprendió Suze el valor del dinero Aconseja que si no se puede pagar la universidad privada de los hijos o el coche que se les prometió, mejor admitirlo antes que llevar a toda la familia a la bancarrota