Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
7 6 09 ACTUALIDAD María Sharapova, de tiendas por Madrid. Nombrada en 2006 por Maxim la atleta más bella del mundo, Sharapova es de las que se pasean por el vestuario con muchos humos. Desde su 1,88 de estatura mira por encima del hombro a todo el mundo, física y moralmente. Se pone sus cascos y no habla con casi nadie que no sea de su equipo. Muy bella, sí, pero es para echarle paciencia ÁNGEL DE ANTONIO Su discreto encanto al otro lado de la cancha Viven entregadas a las grandes competiciones. Pero, fuera del campo de juego, también intentan vivir cuanto pueden como las muchachas ricas y famosas que son en ciudades tan tentadoras como París TEXTO JOSÉ MANUEL CUÉLLAR Chicas del tenis aún así intentan vivir cuanto pueden, que es poco. Algunas vienen con el novio puesto. Es el caso del ruso Andreev, con Kirilenko; de Berdych, con Safarova, o de Stepanek, con Vaidisova, pareja esta última extraña dado que él es lo más parecido al eslabón perdido y ella, una belleza. Por cierto, que se rumorea, y las cifras apoyan la tesis, que Vaidisova ha ganado un partido, o ninguno, desde que sale con el checo. La mayoría de las parejas viven juntas durante estas dos semanas en la misma habitación de hotel. Son parejas ya establecidas desde Elena Dementieva. Una de las ABC más bellas del circuito. Pero, para evitar pretendientes y moscones, jamás se separa de su madre V iven y deambulan entre pista y pista, avión y avión, un hotel, otro, un torneo, otro más. Apenas tienen tiempo de existir más allá de lo que les manda su raqueta. Lo dan todo en torneos como el de Roland Ga- rros. Es aquí donde se muestran más responsables y cabales. El tiempo se les escapa entre las manos discurriendo entre el partido, las camillas de los fisios y regreso al hotel para tumbarse y descansar para recuperar fuerzas. Su vida social se limita al mínimo. Y