Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
31 5 09 HORIZONTES Seychelles Pistas Cómo ir. Air Seychelles (www. airseychelles. com) tiene vuelos diarios desde París, Roma y Londres a Mahé, capital de Seychelles. en cómodos Boeing 767- 300 ER. En clase turista la distancia entre asientos es de unos cómodos 80 cm. La duración del vuelo es de 9,30 horas. Desde Mahé se accede a la isla Denis en avionetas DHC- 6 Twin Otter (20 pasajeros) también de Air Seychelles. Otros 30 minutos de vuelo. Más información www. denisisland. com www. seychelles. travel http: viajes. abc. es POR FERNANDO PASTRANO FOTOS: PILAR ARCOS Su nombre lo dice todo Las Seychelles están por mérito propio en la nómina de paraísos turísticos. Denis es una de las islas privadas más exclusivas del mundo. Playas increíbles y lujo sin horteradas son sus credenciales largo por 1,3 de ancho) no lleva más de dos horas. Sólo tiene un hotel ¡para qué quiere más! el Denis Island Lodge, perfectamente integrado en el paisaje. Sus credenciales son la paz, el silencio, la tranquilidad... pero sin ese primitivismo mal entendido de otras latitudes. Todo tipo de comodidades y lujo (5 estrellas) pero sin estridencias ni horteradas. Quien busque marcha, que no vaya. No hay discotecas, ni cobertura para móviles, pero sí una gran TV de plasma en el club social (no en las habitaciones) donde también hay dos ordenadores que, aunque a paso de tortuga, sirven para mantenerse conectado con el exterior... si se desea. En la isla Denis el tiempo no existe, guarde el reloj en la maleta, no le servirá de nada. El primer día, después de los trajines aeroportuarios, podría parecerle que se va a aburrir. El segundo ya se L a literatura de viajes está plagada de nombres que han hecho fortuna. Tombuctú, Borobudur, Samarkanda, evocan aventuras; Shangrilá, El Dorado, Macondo, mitos imaginados; Copacabana, Bali, Acapulco, paraísos turísticos. A este último grupo pertenecen las Seychelles por méritos propios. Su nombre lo dice todo. Archipiélago diseminado en el Océano Índico, cerca de las costas de Kenia, Tanzania y Madagascar, sus 115 islas se dividen por su origen geológico en graníticas y cora- linas. Las primeras, 41 en total, forman la imagen típica que tenemos de las Seychelles: grandes rocas redondeadas por el desgaste de las olas en playas doradas bordeadas de cocoteros. Las otras 74, son más pequeñas, casi planas, rodeadas por playas de arenas blancas inmaculadas, con vegetación de exuberante verdor y aguas de color turquesa. A este grupo pertenece Denis, una de las más exclusivas islas privadas abiertas al público. Ciento cincuenta hectáreas de las que 140 están cubiertas por la vegetación. Recorrerla a pie (1,8 km. de