Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
31 5 09 FIRMAS los vericuetos de su dialéctica. Leire Pajín no es Pepe Blanco, y por tanto Aguilar hace poco caso a las consignas que le imparten desde Ferraz. Pero tampoco están excesivamente contentos en el PP con la campaña de Mayor Oreja, que transmite una imagen antigua. Rajoy le ha puesto al lado a Antonio Solá, el mejicano que no es mejicano aunque hizo en el país hermano parte de su carrera y fue muy activo en la campaña del hoy presidente Felipe Calderón. Solá es el inventor de la niña de Rajoy, y ahora imparte consignas a Mayor Oreja, pero el ex ministro va a su aire. Por eso Rajoy ha tocado a rebato, para abrir la campaña a personas más jóvenes del partido, con otro aire. Cospedal, Pons, Feijóo, Gallardón... y él mismo, que se está pateando España de arriba abajo. Los socialistas además tienen doble cruz: la niña de Chaves, asunto que no hay por donde cogerlo, y el avión de Zapatero. El presidente coge el Falcon con la misma naturalidad con que otros cogen el autobús, no hace distingos entre campaña electoral, actividades de la presidencia, las compras de las niñas y asistir a los conciertos de Sonsoles. Que no falte el Falcon, que si no se le complica mucho la vida. Desde su partido dijeron que los otros presidentes también utilizaban a discreción los aviones de Defensa. Falso de toda falsedad, en campaña eran los partidos los que pagaban las facturas del transporte. Andan en Moncloa y Ferraz revisando cuentas pasadas, pero no sale la utilización de los Mystère para campañas electorales, por eso Zapatero responde con ambigüedades del estilo otros lo hacían Si fuera así, ya lo habría dicho para sacar los colores al PP. Este lunes hay presentación importante de Feijóo en Madrid, el presidente gallego se está convirtiendo en un referente en el PP. Tiene difícil el gobierno porque el agujero económico es muy superior al que se temía, pero en cambio el rival que le ha puesto Blanco no es como para que le quite el sueño. Y Anxo Quintana, hoy relevado de la máxima responsabilidad del Bloque, anda regular de salud, así que de momento tampoco tendrá Feijóo un bloquero peleón en el Parlamento. Podrá dedicarse más a poner en marcha su programa de bilingüismo que, como se retrasa, ha provocado ya que miles de gallegos anden cuestionando la promesa del presidente gallego e inunden de correos electrónicos y cartas las redacciones acusando a Feijóo de no cumplir su palabra. La cumplirá, al tiempo. Cuando pueda deshacer lo que hoy está vigente: solo así podrá poner en marcha lo que él prepara. Ecuador de la campaña. Con nada ilusionante que llevarnos a la boca. Que no falte el Falcon En el PSOE no están muy contentos con la campaña de López Aguilar, que desoye el consejo de lanzar mensajes nítidos ROBER SOLSONA PUNTO Y SEGUIDO Qué nivel, Maribel POR PILAR CERNUDA o se les cae la cara de vergüenza por la campaña que nos están dando. De lo que nos jugamos en Europa y en el parlamento Europeo, ni flowers, pero de descalificaciones personales y mentiras como puños, de eso andamos sobrados. Qué nivel. La carta del PSOE no es de recibo, pero no por lo que dice sobre el PP, sino porque da a entender que los votantes españoles son de quinta, no tienen idea de lo que se cuece fuera de las cuadro paredes de su casa y se tragan las bolas con facilidad. Presentar al PP como partido ultra, contrario a las ayudas sociales, inductor del paro, responsable de la crisis económica mundial junto a sus socios conservadores N de otros países... de verdad, que poner eso negro sobre blanco descalifica al que lo hace. Pero tampoco acierta el Partido Popular: la campaña de Mayor Oreja presenta un candidato excesivamente conservador en lo social, aunque dio sopas con honda a López Aguilar en su primer debate, sabía más, iba a lo concreto y su aire de serenidad dejaba aún más patente el nerviosismo del candidato socialista. En el PSOE no están muy contentos con López Aguilar, que no sigue los consejos de lanzar mensajes nítidos, concretos y directos. Aunque pensar que el ex ministro puede expresarse así es no conocerlo. Hombre brillante, su defecto es precisamente ese, coge carrerilla y no hay quien lo pare; se pierde en