Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10- 11 D 7 LOS DOMINGOS DE El 5 por ciento de las usuarias la toma más de una vez Primavera 2005 Alicia acude a urgencias donde la doctora de guardia le hace una ecografía vaginal y le detalla los efectos secundarios. Su primer susto se produce cuando pasados cinco días registra una menstruación desproporcionada. La sanitaria ya le había advertido. Invierno 2007 La joven acude a un centro médico de Castro Urdiales. La doctora, tras hacerle la prueba diagnóstica y suministrarle las dos píldoras, le cuenta que el compuesto ha de tomarse en un plazo máximo de 72 horas. Con el paso del tiempo, la efectividad se reduce. Otoño 2008 En la tercera ocasión, un médico objetor se niega a prescribir la píldora poscoital en un centro de Las Rozas. Alicia acude, en segunda instancia, a una clínica de Majadahonda donde le recetan el anticonceptivo de emergencia. En todos los casos, bajo supervisión médica. socialista decida liberalizar la compra de este anticonceptivo de emergencia, para poderlo adquirir sin prescripción facultativa ni límite de edad, en todas las farmacias de España. Y por sólo 20 euros. Pero Alicia prefiere no imaginarse que ella tenga que pasar de nuevo, por muy fácil que se lo pongan hoy, por ese trance, por ese terror a los efectos secundarios, al miedo a lo desconocido, de una persona que, recuerda, no se tomaba ni un gelocatil para el dolor de cabeza Pero estamos en la primavera de 2005. Alicia acude a urgencias, donde la doctora que le atiende, cumpliendo con el protocolo de estos casos, la somete a una ecografía vaginal y le lee la cartilla: Este preparado provoca que el ciclo reproductivo de la mujer se interrumpa o, en su defecto, la ovulación se retrase. La hormona impide además que el óvulo sea fecundado por un espermatozoide. Pero si así ocurriera, existe aún un tercer supuesto en el que la píldora actúa: cuando el accidente se produce en el momento justo en que un óvulo fecundado se encamina hacia la matriz. En ese caso, la medicación impide la anidación en el útero del huevo Ecografía vaginal y advertencias fertilizado Dicho lo cual, la médica le da dos pastillas (actualmente se puede administrar sólo una) y Alicia se toma la primera allí, en el hospital; la segunda, doce horas después. Su primer susto se produce cuando pasados cinco días registra una regla desproporcionada, a lo bestia Pero la doctora ya se lo advirtió. Ese fue su primer chute de hormonas, reconoce a esta periodista. Pero la joven no sabía entonces que, apenas dos años después, pasaría a engrosar ese 5 por ciento de mujeres que ha recurrido con posterioridad a la píldora de una manera más o menos continuada O sea, que han tumbado el discurso oficial de que este método es un recurso de emergencia, en absoluto un anticonceptivo de uso habitual A Alicia todavía le aguardarían dos contactos con este compuesto terapéutico que hasta la decisión socialista tan sólo se dispensaba en hospitales y centros de planificación familiar y siempre bajo supervisión médica. Además, su venta estaba restringida a ocho Comunidad autónomas La historia de Alicia vuelve a recalar en otro golpe de mala suerte en sus relaciones sentimentales. En 2007 ya está separada. Una nueva pareja, nacida en Castro Urdiales, entra en su vida. Un fin de semana loco, el deseo de él- -y no de ella- -de tener niños... y me la pegó rememora. Alicia sabía que lo de no poner medios podía convertirla en una de las 300.000 jóvenes españolas con embarazos no deseados, pero también que le contagiaran el sida u otra enfermedad de transmisión sexual. ABC le recuerda que en España existen alrededor de 150.000 españoles infectados por el VIH, el agente infeccioso determinante del sida. Ella, que no conocía la cifra, se muestra abrumada por el dato: La doctora me contó los riesgos que había contraído; y es cierto, entonces me faltaba cierta conciencia social, que ahora sí tengo Esa es la clave en la que incide Enrique Ortega, presidente del XII Congreso Seisida y jefe de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital General Universitario de Valencia: La concienciación social resulta esencial ante una enfermedad que ha estado marcada como ninguna otra por los tabúes surgidos en torno a ella y ante la que últimamente se observa un descuido en las medidas de prevención Es por ello que Alicia reflexiona sobre si tomar este anticonceptivo de emergencia no es una manera de dar la espalda a las medidas que sí evitan los contagios Ese debate sigue abierto tras la decisión del Gobierno de eliminar el control médico sobre el uso de este anticonceptivo de emergencia, cuya generalización- -denuncian algunos científicos- -puede anular el uso de otros métodos profilácticos. no son pocos los que creen que esa trampa es colectiva en una país como España donde el único contenido obligatorio sobre sexualidad en la escuela se reduce a un tema en Ciencias Naturales de 3 de la ESO, en el que los profesores explican la parte de biología que está enfocada a la reproducción. Quizá por ello, Alicia forma parte de ese 46 por ciento de jóvenes, entre 15 y 24 años, que declaran en la Encuesta Schering sobre Sexualidad que no han recibido ni una noción interesante sobre esta materia en su periplo escolar. Sobre ello, Óscar Herrero Felipe, profesor de Biología de la UNED, reivindica en ABC que sin duda, una gran parte de estos problemas tiene su origen en la desinformación y el desconocimiento. Una correcta y temprana educación sexual permitiría conocer los riesgos asociados a un comportamiento irresponsable (en muchos de los casos) y cómo evitarlos Este docente sostiene asimismo que los niños están perfectamente preparados para recibir la información básica desde pequeños, al igual que se les adoctrina en otros aspectos de la biología Ahí es donde Alicia, su familia, su escuela, su entorno fallaron y de nuevo se refugió en la píldora poscoital. En la sala de urgencias del hospital de Castro Urdiales- -relata- vuelta a empezar. En seguida les dije a lo que venía y la doctora, sin más preguntas, me hizo la ecografía y me dio las dos pastillas ¿Le contaste lo de la primera toma, dos años antes? La pregunta sólo arranca una sonrisa de la interlocutora. Pero, ¿cuál es la causa de que una joven de 24 años, madura ya, con un matrimonio fracasado a sus espaldas, tropiece de nuevo en la misma piedra? Deficiente educación, contestan los expertos. Y parece que lejos de mejorar ese horizonte, nuestro país sigue en plena involución; y es que si Alicia volviera a nacer hoy en España, comprobaría que el Gobierno, el mismo que ha dejado al libre albedrío la ingestión de la píldora postcoital, no ha introducido ni una triste línea sobre orientación sexual en su proyecto educativo estrella: la asig (Pasa a la página siguiente) En la sala de urgencias Deficiente educación sexual La joven vasca reconoce además que mi información sexual es limitada, como la de todos Hasta el punto que volví a caer en la trampa en una segunda ocasión Pero Tras haber tomado en tres ocasiones este método anticonceptivo de emergencia, Alicia está en desacuerdo con que en tres meses no haga falta supervisión médica para su uso Alicia sabía que lo de no poner medios podía convertirla en una de las 300.000 jóvenes con embarazos no deseados, pero también que le contagiaran el sida u otra enfermedad