Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 5 09 ACTUALIDAD Primera dama Begoña López es una mezcla de compañera entrañable del nuevo lendakari, al estilo de la primera dama estadounidense, y de discreta concejala socialista POR M. L. G. F. a exultante llegada de Patxi López y Begoña Gil a la Casa de Juntas de Guernica, de la mano, saludando, e intercambiando gestos de cariño, ha supuesto un llamativo cambio en ese escenario de tradiciones nacionalistas, donde nadie recuerda cómo fue la llegada de otra Begoña, de apellido Arregi, la mujer de Juan José Ibarretxe. Y eso que fueron tres las veces que el anterior lendakari juró allí su cargo. La esposa de Patxi López tiene fama de discreta, pero todo el mundo sabe quién es desde que rompió uno de los clichés de la política vasca, la invisibilidad de los cónyuges, al subir a un escenario en la precampaña electoral vasca para saludar con un beso a su marido al final de una de sus intervenciones. Hubo otro beso muy fotografiado hace diez días en la Casa de Juntas de Guernica y una frase de Patxi López que define la imagen que quiere dar de su matrimonio: Begoña es la mujer más lista y más guapa que conozco Casados hace catorce años, a Ajuria Enea han llegado como una pareja unida, al estilo del matrimonio Obama, aunque Begoña Gil no tiene intención de dejar su labor política como concejal del Ayuntamiento de Bilbao para dedicarse sólo a ser la mujer del lendakari, ni tienen hijos a quienes comprar un perrito para que jueguen con él en los jardines de Ajuria Enea. L hermano Melchor, secretario de organización del PSE de Vizcaya. De vez en cuando, Begoña Gil lleva a su marido a El Batán, una localidad cacereña donde reside parte de su familia. Allí cuentan que Patxi López es una persona campechana a la que le gusta el pollo frito y que recoge la mesa después de comer Aunque de padres extremeños, Begoña Gil nació en Bilbao, hace 41 años, en la casa familiar en Otxarcoaga, donde pasó su infancia y su juventud y donde aún mantiene buenos amigos. Esos primeros años de infancia y juventud su marido los pasó en Portugalete, entre históricos militantes del socialismo vasco. Aunque Begoña Gil no dejará su trabajo como concejala del Ayuntamiento de Bilbao, en mayo renunció a ocupar un escaño por Vizcaya en el Congreso, el que dejó vacante Arantza Mendizábal para formar parte del Consejo de Administración de Red Eléctrica. Su prioridad ahora es apoyar a su marido, con quien comparte una misma visión de la política. Hace unos meses, ambos cantaron en público el Guernikako arbola el himno al Árbol de Guernica, reivindicándolo como propio de todos los vascos y no sólo de los nacionalistas. Los nuevos inquilinos de Ajuria Enea no guardan resentimiento a los nacionalistas, a pesar de las tres décadas de gobierno por y para ellos que denunciaron en la campaña electoral. Ya dijo Patxi López hace unos días que le hubiera gustado tener al ex presidente del PNV Josu Jon Imaz, en su go, bierno. En todo caso, habrían preferido tener como socios preferentes a los nacionalistas, en lugar de al PP vasco, aunque Begoña Gil mantiene una buena relación con Antonio Basagoiti, con quien ha coincidido durante más de una década en el Ayuntamiento de Bilbao. La mujer de Patxi López ha manejado muy bien su imagen en la última etapa de la carrera de su marido para llegar a Ajuria Enea. A la sesión de investidura en el Parlamento vasco vino vestida de oscuro y mantuvo un discreto segundo plano, mientras que a las Juntas Generales de Guernica llegó radiante, con un llamativo vestido azulado. Renuncia al escaño Begoña Gil, en el pleno de investidura de Patxi López ABC El cambio Matrimonio socialista en Ajuria Enea (Viene de la página anterior) medidas, el primer error y la primera rectificación. Apasionado por la informática, el nuevo lendakari anunció tras la primera reunión de su gabinete, el pasado martes, la puesta en marcha de una página web para fomentar la participación ciudadana. Al día siguiente, el PNV hizo realidad su amenaza de no dar ni agua al nuevo gobierno y denunció que esa página web era ilegal, porque no respetaba los decretos que regulaban la presencia del Gobierno vasco en internet, al haber sido registrado el dominio gobiernoparaelcambioeuskadi. org en un paraíso fiscal, las Islas Caimán. El mismo día de la denuncia del PNV Patxi López rectificaba, retiraba la página web y pedía perdón. El PNV demostraba que conoce los vericuetos de una administración que controla desde hace tres décadas y en la que los socialistas acaban de aterrizar, aunque ni a Patxi López, ni a su mujer, Begoña Gil, les falta experiencia política. El matrimonio socialista se conoció hace casi dos décadas en el seno del PSE y prácticamente todo su entorno familiar y social milita en el partido: su otro hogar. Orígenes extremeños La vinculación de Begoña Gil con la política es anterior a su relación con Patxi López. Con veinte años aterrizaba en la sede socialista de Vizcaya, proveniente de los movimientos vecinales de su barrio bilbaíno, Otxarcoaga, una zona obrera donde se instalaron en los años sesenta quienes venían de otras zonas de España para trabajar en Vizcaya. Su padre, Félix, llegó a Bilbao desde Cáceres en busca de trabajo y murió al caer de un tejado cuando su hija Begoña tenía año y medio. El infortunio familiar no le impidió terminar su licenciatura en Filosofía y dedicarse a la política. Desde 1995 es concejal en el Ayuntamiento de Bilbao y en estos momentos pertenece a la dirección vizcaína del PSE, un partido al que también está vinculado su