Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 5 09 ACTUALIDAD El cambio vasco Matrimonio socialista en Ajuria Enea Patxi López y su mujer, Begoña Gil, no duermen en Ajuria Enea, su residencia oficial desde hace diez días. Acostumbrados a la falta de privacidad y a los escoltas, su vida no ha cambiado de forma radical POR M. LUISA G. FRANCO in que a Ajuria Enea haya llegado ningún camión de mudanzas, Patxi López y su mujer, Begoña Gil, están oficialmente instalados en el palacio donde residieron Carlos Garaicoechea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe. No es muy larga la lista de lendakaris- -los tres del PNV- -elegidos a partir de las primeras elecciones autonómicas vascas, celebradas en 1980. Ese mismo año, el Gobierno vasco compraba a la Diputación foral de Álava el edificio construido en 1920 para ser la residencia de la familia del empresario vitoriano Serafín Ajuria. A pesar de no ser muy antiguo, el palacio tiene también su corta historia como colegio y como museo, ya que en 1966 los primeros propietarios lo traspasaron a la orden religiosa de las Madres Escolapias y en 1972 fue adquirido por la Diputación foral de Álava para convertirlo en pinacoteca de arte vasco. Tras una rápida remodelación interna, el palacio fue transformado inmediatamente después de las elecciones autonómicas de 1980 en la sede de la Presidencia del Gobierno vasco y la última planta del mismo, en residencia para los lendakaris. Carlos Garaicoechea y su familia hicieron de Ajuria Enea su casa, al igual que José Antonio Ardanza, mientras que Juan José Ibarretxe no movió sus libros, ni sus cosas más personales de su chalet adosado de Llodio, a pesar de haber dormido de lunes a jueves durante más de diez años en el palacio vitoriano. De momento, tampoco Patxi López, ni su mujer, la concejala socialista del Ayuntamiento de Bilbao Begoña Gil, han trasladado sus cosas a Ajuria Enea. El nuevo lendakari ha dormido hasta ahora todas las noches en su piso de Bilbao, aunque sus colaboradores aseguran que su residencia oficial es Ajuria Enea y evitan aclaraciones res- S pecto a cuando se producirá el traslado. No habrá fotos de mudanza afirman. Patxi López y su mujer han dado instrucciones a su equipo de que pretenden mantener total privacidad sobre cualquier aspecto de su vida que no se refiera a sus respectivas labores políticas como lendakari y como concejal. No obstante, Begoña Gil habla con naturalidad sobre su nueva vida y en la Casa de Juntas de Guernica, mientras su marido recibía felicitaciones tras tomar posesión del cargo de lendakari, comentaba a nuestro periódico que el tejado de Ajuria Enea necesita una reparación, porque se habían hecho arreglos parciales, pero se mantenía alguna humedad. A pesar de ello, fuentes próximas al nuevo lendakari descartaron a ABC que en estos momentos se vayan a realizar obras en Ajuria Enea. No se trata de una casa privada y cualquier obra requeriría permisos especiales y unos trámites que ahora no se van a poner en marcha aseguraron. Lo prioritario para el lendakari es la acción de gobierno y en esos estamos insistían, tras mostrarse casi ofendidos porque alguien insinuara que Patxi López fuera a encargar una reforma faraónica de Ajuria Enea. El nuevo lendakari no sólo predica austeridad con gestos como la reducción de un diez por ciento de los altos cargos de Juan José Ibarretxe, lo que supondrá un ahorro anual de dos millones de euros, sino que también tiene intención de cumplir el compromiso adquirido en tal sentido por su partido con el PP vasco. La información oficial por tanto es que no habrá obras en Ajuria Enea, aunque el testimonio del equipo del ex lendakari coincide con los comentarios de la mujer de Patxi López. Ibarretxe nunca hizo obras en los más diez años que Predicar austeridad