Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE muerte de El momento más triste: la a, en 2007 Princes Érika, hermana de la IGNACIO GIL La Familia Real al completo durante las vacaciones de verano en Palma de Mallorca en agosto de 2007 ERNESTO AGUDO Los Príncipes asistieron a la de San Isidro del año pas corrida de la Prensa en la feria ado IGNACIO GIL AFP Doña Letizia, cinco semanas antes de que naciera la primogénita ERNESTO AGUDO incluso antes de que contrajeran matrimonio, y como venía haciendo el Príncipe cuando estaba soltero, han compartido los problemas de los españoles y, en los últimos meses, se están volcando con los sectores más afectados por la crisis económica. Desde que se anunció el compromiso, la Princesa ha asistido ya a más de 600 actos oficiales públicos, la mayor parte de ellos acompañando al Príncipe, que suele acudir a una media de 377 cada año. Nada queda ya del nerviosismo de su primer acto institucional con la Familia Real, el XXV aniversario de la Constitución, al que asistió cuando apenas llevaba un mes viviendo en el Palacio de La Zarzuela y aún le quedaban cinco meses para convertirse en Princesa de Asturias. Y es que, salvo unas clases de inglés, que le impartió el prestigioso preparador de diplomáticos Michael Howitt, la Princesa prefirió aprender con la experiencia de cada día. Cinco años después, la única asignatura pendiente de Doña Letizia, a pesar de todos sus intentos por evitarlo, es que se sigue hablando más de su ropa, sus complementos o sus gestos que de su trabajo como miembro de la Familia Real. La Princesa es portada de las revistas cuando estrena y cuando repite modelo, algo que en los últimos meses de crisis económica ocurre con mucha frecuencia. Durante todo este tiempo- -así lo ha repetido ella en numerosas ocasiones- ha contado con el ejemplo impagable de la Reina, cuyos consejos sigue. Pero con el paso de los años, ella ha desarrollado un estilo completamente personal de ser Princesa, que la mantiene a distancia de la Reina y sin hacer sombra al Príncipe. Aparte de la actividad institucional pública, Doña Letizia empe- zó a finales del año pasado a realizar una serie de visitas privadas, sin presencia de los medios de comunicación, como la que hizo poco antes de Navidad al Hospital de La Princesa, donde saludó, habló y bromeó con cada uno de los niños que estaban hospitalizados en la planta de Oncología Infantil. Esa visita nunca se hubiera conocido si no llega a ser porque días después el padre de una de las niñas ingresadas la desveló en una carta de agradecimiento publicada en ABC. Aquella visita no fue un hecho aislado y, posteriormente, la Princesa acudió a un comedor social de Madrid, donde conoció de cerca la dura realidad de las personas sin recursos o afectadas por la crisis. También la Reina ha reali (Pasa a la página siguiente) Carta de agradecimiento La Princesa ha cambiado, pero Doña Letizia, la persona, sigue siendo la misma. Al Heredero de la Corona le ha pasado al revés. El Príncipe es el de siempre, pero ahora se le ve feliz Los Príncipes disfrutan al ver crecer a las Infantas mucho más deprisa de lo que se imaginaban. Hasta Leonor dice ya: Cuando yo era pequeña...