Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28- 29 D 7 LOS DOMINGOS DE REUTERS REUTERS EFE Bristol Palin, la voz de la experiencia. La hija de Sarah Palin (izq. que se quedó embarazada con 17 años, pide ahora a los adolescentes (en la foto, con la actriz Hayden Panettiere) que no practiquen sexo para evitar ser padres Sahara lleva cada año al desierto a muchas caras conocidas, como Elena Anaya, en solidaridad con los refugiados Los del cine vuelven al Sahara. El Festival del cuando comenzaron juntos la que tenía más dinero era ella, aclara que la casa familiar donde viven en Pozuelo de Alarcón la compraron a medias, por lo que el cincuenta por ciento es de cada uno. Aparte de esa propiedad, tienen dos pisos más, también de los dos, y alguna sociedad entremezclada. Las condiciones económicas que pedía Lydia eran diferentes en el momento de que se vendiera la casa. Mantener esa propiedad tiene unas cargas muy elevadas y por eso había dos cifras, una para antes y otra para después de la venta. Su marido tiene un buen patrimonio pero no es una fortuna como en algunos círculos se cree añade. Por supuesto, el punto que más se cuestiona es la custodia de los niños. Después de lo que ha pasado y de poner esa denuncia Lydia no quiere la custodia compartida me explica. Y ése será uno de los temas más difíciles de solucionar para el juez. Estos días los teléfonos arden. Tanto Martín como Bosch dejan que sean sus representantes los que informen, seguramente por consejo de sus propios abogados y dada la discreción con la que siempre se han movido. Eso sí, amigos sin rostro ni nombre se han encargado de aparecer en algunos programas para defender al arquitecto y arremeter contra la actriz. Sus palabras no sabes de dónde vienen pero sí a dónde van. A la espera de ver qué pasa con la denuncia de la que la juez ha abierto diligencias, a pesar de denegar la orden de alejamiento por lo que el arquitecto debe personarse todos los días 1 de mes en comisaría, la próxima cita ante la Justicia será el 22 de mayo. Mientras tanto, la actriz sigue con sus hijos en el domicilio familia mientras su marido se ha instalado en casa de sus padres. Eso sí, todas las mañanas recoge a los niños para llevarles al colegio y el matrimonio se reparte los fines de semana para pasarlos con los niños como ahora que están con su padre tras disfrutar el pasado puente de mayo con su madre. VAYAMOS POR PARTES: MADONNA Corred huérfanos, corred POR ROSA BELMONTE Orejas de marca Es verdad que es uno de esos personajes a los que nos gusta odiar, pero la capacidad de Madonna para que hablemos de ella es asombrosa. Si no tiene disco, tiene adopción. Si no tiene gira, tiene novio tierno. Si no tiene nada, se planta en el Met tocada con orejas de conejo. De marca. No sólo la ropa Porque hoy no toca la parte física sino la mental, pero si conseguimos abstraernos por un momento del extraordinaro conjunto de orejas, botas o guantes sin dedos, nos queda la alucinógena combinación de biceps y tetas, que tampoco está mal. Modelos Madonna, tocada con orejas de conejo en la gala del Met AP Miedo da pensar en el armario de Lourdes, la hija de Madonna. Como si la madre no fuera suficiente, también tiene como modelo a Lady GaGa, la aprendiz de mamarracha (hace unos días se vio a Madonna llevando a su hija a un concierto de la otra) Digan lo que digan Parecía lista para Neverland Los Angeles Time Sus orejas de conejo hacían de ella más una elegante señora de la limpieza que un icono de la moda Times de Londres) Su aspecto era como de revoltijo Louis Vuitton para Alicia en el País de las Maravillas The Insider Digan lo que digan, digamos lo que digamos, Madonna es audaz y la envidiamos. Aunque lo de la cabeza sea como uno de esos globos con forma de animales. Frente al tedio de ser elegante a secas (hay tantas así) ella se planta con un extravagante modelo ¿en- qué- demonios- estabaspensando? Y triunfa. Maniobra de distracción Una de las teorías apuntadas sobre el sentido del disfraz de Madonna es que quería olvidar sus problemas para adoptar a Mercy James, de tres años, en Malawi (está pendiente de la resolución judicial) El padre, el caradura señor Kambewa, que nunca ha visto a la niña, está dispuesto a salvarla de una vida de escándalo con una madre que, según ha dicho, carece de moral. No tenemos ni idea de cómo anda de moral. Lo que sí le falta es sentido del ridículo. Pero para qué están las madres en Occidente si no es para avergonzar a sus hijos.