Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 5 09 EL ZOO DE PAPEL POOL Genuinamente americano. En España tenemos El Bulli y en Arlington (Virginia) el Ray s Hell Burger hamburguesas a siete dólares. Al hombre más poderoso del mundo le gustan con queso y bien hechas. Al vicepresidente Biden, con cebolla y pimientos rojos. ¿El servicio secreto también comió? Lenny Kravitz, mágico. Una vez que se retiraron los jueces del Comité Olímpico, el cantante de Nueva York (aunque ahora vive en Bahamas) inauguró oficialmente La Caja Mágica del tenis con un concierto a tono con el adjetivo En los tribunales El caso Lydia Bosch Si ninguna separación es agradable, hay casos en los que un divorcio- -con famosos de por medio- -puede terminar más en la crónica negra que en la de sociedad POR BEATRIZ CORTÁZAR erá el 22 de mayo cuando la actriz Lydia Bosch y su marido, el arquitecto Alberto Martín, acudan a los juzgados para solucionar el divorcio matrimonial. Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo y mucho menos después de lo vivido en las últimas semanas, será el juez quien estipule los repartos de sus bienes y dictamine cómo será la custodia de sus hijos. Tal y como han ocurrido las cosas, lo menos grave es romper el vínculo civil. La tragedia está en el otro proceso abierto, en la denuncia que Bosch interpuso contra su marido por presuntos abusos y la investigación para esclarecer esa denuncia. De momento, no hay fechas ni juzgados señalados. Martín tiene a su equipo de penalistas y Boch ya firmó el pasado viernes con un nuevo abogado penalista que será quien lleve esta denuncia. Como ya se ha insistido en anteriores informaciones publicadas en ABC, para unos (el lado de Martín) se trata de un chantaje por no querer firmar un convenio de divorcio que resultaba abusivo. Para otros (la parte de la actriz) pensar así es dudar del testimonio de una menor que después de los años ha querido desvelar unos hechos que supuestamente ocurrieron y que relató a la actriz apenas unos días antes de presentar la denuncia. Ese tiempo se utilizó para hablar con un gabinete de psicólogos que estudiaran el caso y elaboraran el informe que acompaña la denuncia. Hoy la opinión pública está dividida y es que el caso no ha dejado indiferente a casi nadie. La imagen de familia feliz, religiosa y entregada a sus hijos, se rompió de cuajo tras conocerse esta denuncia y sin que previamente se supiera que llevaban mucho tiempo mal. Según la representante el matrimonio estaba dirimiendo con sus abogados los acuerdos del divorcio y lo que la actriz pedía está perfectamente argumentado y justificado y no corresponde ala cifra de 20.000 euros que se ha dicho Además de señalar que Lydia era toda una estrella cuando se enamoró del arquitecto, que dejó su próspera carrera por dedicarse al cuidado de su familia y que S Después de lo ocurrido, Lydia Bosch no quiere la custodia compartida de los hijos RAFA ALCAIDE