Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE estudiaba porque no paraba de moverme, de ahí que fuera muy perro con los estudios, era malo en eso, lo reconozco. competición, me concentro, pero no le doy mucho al coco para otras cosas. -No es por nada de mariposón, ¿eh? La verdad es que me gusta, es la disciplina en la que más disfruto y mejor se me da. Empecé con el estilo libre, pero me cambié. Es un estilo complicado, con mucha coordinación. Es peculiar, no se puede nadar despacio y cómodo a mariposa, sólo puedes ir rápido. ¿Hasta dónde llegó? ¿Por qué mariposa? -Volviendo a ese niño, un chaval quiere ser Casillas o Ronaldo, no nadador. -Hasta Cuarto de ESO. ¿A quién imitaba? ¿Quién se pedía ser en el patio? -Ya, pero a mí me gustaba el agua. Muchos niños empiezan por problemas varios, ya sea de espalda, de atención... Yo empecé por mi inquietud y aquí me instalé. -Quería ser yo mismo, Rafa Muñoz. Mi ídolo de pequeño era Alexander Popov. Me gustaba de él su potencia física, su técnica, su espíritu ganador. Era humilde, fácil, sencillo como lo soy yo. ¿Servirá su récord para popularizar la natación en España? -Algo sí podrán hacer los nadadores y los dirigentes, ¿no? -Ojalá, pero es muy muy muy difícil. Me da un poco de rabia, pero poco más puedo hacer. ¿Le conoce? Es muy frío en las distancias cortas. -Será que es ruso... Le vi en Melbourne y le di la mano, pero no he hablado con él. -Me gusta el submarinismo y la bicicleta de montaña. Alguna que otra caída tuve... Recuerdo que me luxé el acromio cuatro días antes de mi primera concentración, un desastre. ¿Le gustan otros deportes? -Nos falta muchísima publicidad, muchísima. Salimos cada cuatro años en los Juegos y cuando hay algún récord. Para hacernos una idea, mi récord fue sin televisión, no había ni una en la piscina. Es así de triste. -Me habían aconsejado que era un buen sitio, que tenían buenas instalaciones y un equipo potente. Ahí se trabaja mucho la velocidad y después de China me decidí. Ha sido la mejor decisión que he podido tomar. Estaba estancado psicológicamente y allí estoy en un ambiente de gente que entiende. Allí he mejorado mucho mi brazada y tengo apoyos importantes como el de Romain Barnier, mi técnico actual. A los diez segundos de conocerme me dijo que iba a ser recordman del mundo ¿Por qué se fue a Marsella? ¿Y qué habría sido si no hubiera triunfado? -Me gustaba todo el tema de la fisioterapia, pero mal no me ha ido tampoco en esto, ¿no? ¿Cuándo vio que podía ser alguien? -Cuando me fui de casa me di cuenta. Tenía 16 años y me fui de Madrid. Pasé un año en la capital, luego dos en Barcelona y ahora estoy en Marsella con 21 años. -Me gusta la velocidad, me encanta. Y para todo en la vida, siempre voy rápido. Soy de los que quieren comprarse una moto gorda, una Harley. Me chiflan, me gusta el ruido, es una moto clásica. No es la más veloz, pero es una leyenda. -Me encanta ir a la playa, me gusta estar en el mar. Es mi lugar preferido para pasar unas vacaciones. -Soy muy sociable, tengo amigos por todos lados y siempre intento estar con ellos. En el fisio sí paso mucho tiempo solo, es el único lugar en el que nadie me acompaña. ¿Está feliz? ¿Uno nota la velocidad en el agua? ¿Asusta? -En España tienes que pedir permiso para cualquier cosa, vives como en una pequeña ciudad, como si estuvieras reclutado. Me he ido a entrenar donde quería, en Marsella vivo en un piso, salgo y entro cuando quiero, y eso no quita que entrene seis horas al día. -Ahora menos, trabajo más fuera del agua y he ganado siete kilos de músculo con las pesas. Pero nado cerca de 12 kilómetros. ¿Cuánto nada al día? ¿Tiene escondites para evadirse? ¿Solo o acompañado? -Casi nada... ¡Pues antes eran 16! -No, muy poco. Intento no comerme la cabeza, me va mejor. Cuando toca concentrarme, como en una ¿Y es de pensar mucho y darle a la cabeza? -Acaba la entrevista y no le he hablado de Phelps. ¿Le molesta que le comparen con él? -Pues mejor. -Sobre todo la comida, los potajes. Aquí me apaño como puedo con pasta, un poco de carne, pescado. Ahora me he puesto con la tortilla de patatas, mi madre me ha dado unos consejos porque se me partía. Y echo de menos hablar con fluidez, aunque me defiendo. ¿Echa de menos España? Cuando era niño acababa de entrenarme y no podía abrir la boca, ni siquiera para comer. Mi madre vio que me cansaba y que no daba la lata en casa y por eso empecé en esto Rafa Muñoz es el hombre más rápido del mundo en los 50 mariposa y amenaza con quedarse en la elite ABC Era casi hiperactivo, todavía lo soy ahora. Soy muy nervioso, no me puedo estar quieto ni un segundo. Voy de un lado para otro, no paro, no puedo estar sentado -No me gusta, yo soy Rafa Muñoz y él es Michael Phelps. A mi me llaman Chacho de muchacho, o Balilla -Pero en el fondo va bien un personaje como él en este deporte. -Sí, si eso no lo discuto, pero no me gusta eso del Phelps de Córdoba. Quiero ser yo mismo.