Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE ¡Tu nombre llevaremos donde quieras tú; que honrarlo es nuestra ley! ¡Manda, España, y unidos lucharemos, porque vivas tú, sin tregua, pueblo y rey! Una bandera gloriosa nos das; ¡nadie, viviendo, España, nos la arrancará! Para que, un día, nos pueda cubrir, ¡danos, España, el gozo de morir por ti! Flandes fue noche, Lepanto otro sol ¡sigue su curso el río, sin volver atrás! Patria: mil muertes suframos por ti ¡Somos el cauce abierto a tu Inmortalidad! ESPAÑA, FUENTE DE ACCIÓN- -Princi- pio de indepenencia colectiva e individual; Covadonga y el Cid; la Reconquista y el Romancero. Danos, Patria, las armas de Cantabria y el valor del Cid: ¡queremos campear! Danos, Patria, la lanza del Quijote, de Teresa el Dios, ¡queremos delirar! Vida de justos queremos vivir, ¡danos la encina augusta de tu fe civil! Antes que verte menguar o sufrir ¡queremos, Madre España, sucumbir por ti! ¡VIVA ESPAÑA... -El ¡Viva España! -afán de realizar la Patria en la vida- -podría ser la expresión de un anhelo común que permanece incólume. Viva España! Del grito de la Patria la explosión triunfal siguió en su rumbo al sol; ¡Viva España! repiten veinte pueblos que al hablar dan fe del ánimo español... ¡Marquen arado, martillo y clarín su noble ritmo al grito de la Patria fe! ¡Muestre la mente a la mano su fin, y al Viva España asista toda España en pie! ESPAÑA, UNIVERSALIDAD- -Los fermentos de casi toda esta cultura que llamamos Civilización de Occidente están aún vivos en el suelo y en el alma de España. Diste, España, los hoyos de tus fosas por harnero a Dios; cerniste el Orbe tú! Te formaron Iberia, Grecia, Roma, la vandalia grey y el árabe del Sur... Fueron las venas y tú el corazón que un día, abierto, al Mundo nuevo espacio abrió. Hay, en ti, dejos de toda nación, ¡soy más del Mundo cuando soy más español! EDUARDO MARQUINA ESPAÑA, INMORTALIDAD. -De Numancia al último episodio de nuestra Escuadra. Viva España! La Patria con Numancia decidió morir ¡y España es inmortal! Sobre ruinas, un grito de agonía Covadonga fué ¡y España es inmortal!