Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
3 5 09 FIRMAS se le ve con mando. Los pactos de La Moncloa fueron excelentes pero eran otros tiempos. Hoy lo desconocido exige liderato con visión, un sentido de penetración certera en el futuro porque el siglo es volátil, dispar, inestable. Falta- -como dice Edgar Morin- -una política de civilización. Dominatrix ruza la calle una joven que de tan escuálida y tatuada parece un ave ibis semi- sagrada que vuela forrada con una calcomanía. Desprende el vigor óseo de una guerrera a punto de derribar los muros de fosfatina que protegen la bulimia. Osado escote de espalda, hasta la rabadilla. Tacones de dominatrix impertérrita ante la debilidad de los hombres, esos niños. C Cien días A los cien días, Obama se presenta como un líder eficaz en la retórica y caro en sus medidas económicas AP LA SEMANA EN UN BLOC Euro- entusiastas pasotas n buen césped requiere de mucho mimo, como todo lo que concierne a España por ser miembro de la Unión Europea. Ahí es obligado saber oír cómo crece la hierba. La integración europea significó para España el aval de la transición democrática, acceso a un proceso institucional sinérgico y fondos para infraestructuras que han transformado la capilaridad de la nación. Algunos viajeros de otros países se extrañaban de que en cualquier municipio español ondease la bandera azul con las doce estrellas doradas. Era un euroentusiasmo algo candoroso que, salvo en el caso de sectores empresariales y de una diplomacia tenaz en aquellas arduas negociaciones, quedó en la superficie. Para los núcleos intelectuales, la realidad concreta y pragmática de Europa era un prosaísmo. Todos querían divagar como Claudio Magris, bastante al margen de cuestiones efectivas como el euro o la política energética, la inmigración o el atlantismo en crisis. El mundo mediático, en general, no se ha tomado la molestia de explicar hasta qué punto lo que ocurre en la UE afecta a España. Por eso es ridículo rasgarse ahora las vestiduras porque sólo un 28 por ciento del electorado español diga que irá a votar en las elecciones europeas. Ha sido un efecto retroprogresivo. Si ya tenemos las carreteras financiadas con fondos estructurales, ¿para qué participar en la elección de un europarlamento que no se sabe muy bien para qué sirve? U C Futuro Star Trek on que el futuro llegase a ser un poco como Star Trek, millones de terrícolas adictos podrían decir: Ya lo sabía Con Star Trek 11 un nuevo personaje llamado Nero va a colmar el apetito de mal de la generación que creció bajo el magisterio sideral de Spock. Esa es una generación dividida entre Star Trek y la Guerra de las Galaxias. Uno de los dos bandos tendrá el privilegio de monopolizar el futuro de la humanidad. En la nave Enterprise hay nuevas oportunidades para el botellón. Dicen que Nero no alcanza al hechizo maléfico de Dart Vader. Ocurre como con el derrumbe de civilizaciones enteras en la teoría de las sociedades complejas: nadie estuvo antes allí, aunque allí hubiese ocurrido ya todo. VALENTÍ PUIG ien días es lo que va entre Bonaparte fugándose de la isla de Elba y la derrota de Waterloo. A los cien días de Obama en la Casa Blanca acaba de aparecer un virus proliferante. Obama se perfila como un reformista pragmático, intuitivo de centro- izquierda en la complejidad, falible en los prolegómenos, eficaz en la retórica, caro en sus medidas económicas. Alta popularidad y bajísima la de los demócratas en el Capitolio, sin oposición contrastable entre los republicanos. Busca aliados en el peliagudo mundo. La doctrina Obama deriva de sus actos y no al revés. Incluso los editorialistas de The Wall Street Journal le reconocen que ha tomado decisiones responsables respecto a Irak y Afganistán. Irán pudiera ser su fatum Mientras, Ajmadinejad prepara un viaje a Brasil y Venezuela, promete ayuda económica a Nicaragua, incrementa la relación comercial con Ecuador. Hizbollá no anda lejos. C Orfandad l PP tiene una cíclica irresponsabilidad en un caladero de votos como es Mallorca. Allí las figuras del centro- derecha son de una fugacidad tan abusiva que contrasta con el apego de tantos electores a lo que represente el centro o centro- derecha. Ocurrió con UCD y ahora con el PP. Matas dimitió por las bravas, Rosa Estarás se va a Bruselas. No solo es que la derecha mallorquina carezca de ideas: tampoco tiene personalidad y, por si acaso, no le faltan episodios de corrupción. Es la vía directa a la antipolítica y el abstencionismo. Con una desgana manifiesta, andan las jerarquías del PP buscando tapar ese hueco. Desdeñan la idea de intentar una personalización del sentido común. vpuig abc. es E Consenso o responsabilidad oces beneméritas reclaman un consenso como el que dio luz a los Pactos de La Moncloa. De hecho, bastaría con que los políticos estuvieran a la altura de los tiempos. Tal vez esas peticiones de consenso provienen de una insatisfacción generalizada con la mayor o menor insustancialidad de la política. A un político que emita responsabilidad no se le pide tanto que se ponga de acuerdo con sus adversarios porque es creíble, da confianza, V