Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 4 09 LA ENTREVISTA Alfonso Signorini BIÓGRAFO DE MARIA CALLAS La soledad acompañó a la Callas hasta su último día POR: VERÓNICA BECERRIL C Un drama de vida Nace en Nueva York el 2 de diciembre de 1923 de padres inmigrantes griegos. En 1937 regresa junto a su ambiciosa madre a su Grecia natal. Tras un periodo de pobreza inicial alcanza paso a paso la fama en su país. En 1947 conquista la Arena de Verona con La Gioconda de Ponchielli. Allí conoció al que se convertiría en su marido, el empresario Giovanni Battista Meneghini. En 1950 recibe la tan esperada ovación de la Scala de Milán, sSu consagraciónl mundial. En 1957 conoce a Aristóteles Onassis, Abandona a su marido y el canto, Pero Onassis la abandona a ella para casarse en 1968 con Jacqueline Kennedy. Su historia de amor prosigue hasta que en 1975 muere el armador griego. Dos años después le sigue ella. ecilia Sophia Anna Maria Kalogeropoulou era Maria Callas, la Divina la griega de fuerte temperamento que no se doblegó ante casi nadie. Sólo su Aristóteles Onassis- -el magnate y naviero con quien mantuvo una tumultuosa relación- -consiguió hacer con ella su voluntad. A su lado, la Callas era simplemente Maria. Para todos los demás era la Diva Este es el retrato que nos ofrece de ella el periodista y escritor italiano Alfonso Signorini (Milán 1964) en su libro Tan fiera, tan frágil (Editorial Lumen) publicado en 2007 con ocasión del treinta aniversario de la muerte de Maria Callas, y que llega ahora a las librerías españolas. Cuenta Signorini la vida de Maria desde su nacimiento en Nueva York, hija de inmigrantes griegos, hasta su muerte en soledad en su apartamento de París. La soledad que acompañó todos y cada uno de los días de la vida de la Diva. Pero la novedad de esta obra es que es la propia Callas quien da a conocer su vida a través de las cartas que envió a sus amigos y a su profesora de canto, con quien estuvo siempre muy unida. Sus palabras reconstruyen las etapas de su vida: su acomplejada infancia, su arrolladora carrera de cantante, su desengañada vida de esposa, y su aún más decepcionada vida de amante. Y descubrimos a lo largo de todos esos años a una mujer marcada por un profundo sentimiento de aislamiento y acomplejada por su aspecto físico desde que de niña su madre la consideraba una gorda sin más encanto que su voz, pero que supo superarse con su arte y su sublime estilo de interpretación. La Callas es la Diva por excelencia, y a sus pies cayeron rendidos no sólo hombres, sino mujeres como Marilyn Monroe, Grace Kelly y la propia Marlene Dietrich. Todas la envidiaban. La pasión de Signorini por la Callas se remonta a su infancia, cuando en su casa se escuchaba La Traviata cantada por la propia Divina en el teatro de la ópera Trieste. Los abuelos de Signorini se enamoraron con esa melodía. Maria Callas, la Divina Así se lo contaron al biógrafo, quien sintió desde entonces crecer la curiosidad por el personaje. Hasta que se le presentó la oportunidad de leer la correspondencia privada de Maria Callas custodiada hasta ahora en manos privadas. Alfonso Signorini es director de la revista Chi especializada en crónica rosa, y del semanal de televisión Sorrisi e Canzoni Además, participa como comentarista en varios programas de televisión. No ha sido fácil conseguir encontrar un hueco en la apretadísima agenda de este hombre polifacético, pero, al final, entre un avión y otro, pudo encontrar un hueco para hablar con ABC de la fuerza y la fragilidad de la mítica cantante. CHRISTIAN STEINER (AP) -Ya es conocida su pasión por María Callas, personaje que le fascina como artista y como persona. Pero imagino que fue al conocer la existencia de las cartas escritas por la propia cantante cuando nació la idea de escribir este libro. Tan fiera, tan frágil son las palabras con las que la propia María Callas se describía a sí misma. La Callas escribe esa reflexión de sí misma en una carta redactada a bordo del yate Cristina y que va dirigida a su maestra de canto Elvira Hidalgo, con la que siempre mantuvo una gran amistad. vos muy deliberadamente escogidos. -La elección de Tan fiera, tan frágil como título de su libro define perfectamente el personaje que nos propone de Maria Callas. Son unos adjeti- -La idea nació en el momento en que llegaron a mis manos esas cartas escritas de puño y letra de la Callas, cuando pude consultar las más de cien epístolas inéditas de la Divina que estaban en manos privadas. De inmediato tuve la tentación de escribir un libro con ese