Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 4 09 ACTUALIDAD Nehru- Gandhi Los Kennedy de la India familia cuya saga resume la historia del poder en la India POR PABLO DÍEZ. NUEVA DELHI. ENVIADO ESPECIAL omo los Kennedy en Estados Unidos, la familia Nehru- Gandhi representa al poder político en la India desde su independencia en 1947. De hecho, dicha estirpe, que no está emparentada con el padre del país, Mahatma Gandhi, ya controlaba el histórico Partido del Congreso incluso durante la dominación británica. En esa época, el prestigioso abogado Motilal Nehru presidió tal for- Número dos del Partido del Congreso en las elecciones indias, Rahul Gandhi se perfila como posible cuarto primer ministro de una C mación e inculcó su activismo político a su hijo, Jawaharlal Nehru, quien a la postre le sucedería en el cargo y se convertiría en el primer mandatario de la India libre. En el poder hasta su muerte en 1964, Nehru impulsó la carrera diplomática de su hermana, Vijaya Lakshmi, quien fue embajadora en la URSS, el Reino Unido y llegó a presidir la Asamblea General de la ONU en 1953. Además, colocó en la línea sucesoria a su única hija, Indira, quien cambió su apellido familiar por el de su marido al casarse en 1942 con el político y periodista Feroze Gandhi, que falleció en 1960 de un ataque al corazón tras cumplir el sueño del matrimonio de ver una India independiente. Dos años después de la muerte de su padre, Indira Gandhi fue nombrada primera ministra en 1966. Hasta su derrota en las comicios de 1977, la legendaria dignataria aupó al poder a su hijo menor, Sanjay Gandhi, quien sin embargo se vio alejado de la política por su implicación en sonados escándalos de corrupción y por su prematura muerte en un accidente aéreo en 1980. Curiosamente, su viuda, Maneka, y su hijo, Varun, acabaron tan mal con Indira Gandhi que terminaron militando en las filas del partido opositor, el BJP (Bharatiya Janata) Excediendo los límites de la ya de por sí dura ideología nacionalista hindú que caracteriza a esta formación, Varun Gandhi ha sido recientemente condenado por sus incen- diarios discursos del odio contra musulmanes y sijs, tipificados como un delito por alterar la estabilidad interétnica de la India. Tras la muerte de Indira, asesinada en 1984 por sus propios guardaespaldas sijs como venganza por la ocupación del sagrado Templo Dorado por parte del Ejército, le tocó tomar el testigo político a su hijo Rajiv, un piloto de Indian Airlines educado en Cambridge que al principio se mostraba reacio a entrar en la vida pública. Precisamente, en dicha universidad inglesa conoció a la italiana Sonia Maino, con la que se casó en 1968 y a quien luego el destino obligaría a tomar las riendas del Partido del Congreso. Con una aplastante mayoría, Rajiv Gandhi fue primer ministro entre 1984 y 1989, cuando perdió las elecciones por los escándalos de corrupción que habían minado su imagen de político limpio y honesto. Poco después, parecía que iba a recuperar de nuevo el poder cuando, en un mitin cerca de Chennai (Madrás) durante la campaña electoral de 1991, fue asesinado por una terrorista suicida de la guerrilla de los Tigres Tamiles, que acabó con su vida en represalia por la intervención india a favor del Gobierno en Rajiv toma el relevo La estirpe, que no está emparentada con el padre del país, Mahatma Gandhi, ya controlaba el histórico Partido del Congreso incluso durante la dominación británica En las presentes elecciones generales ya despunta la ilustre figura de Rahul Gandhi, hijo de Rajiv y Sonia, nieto de Indira y bisnieto de Jawaharlal Nehru Pandit Nehru (izqda) junto al Mahatma Gandhi, padre de la nación ABC