Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 4 09 HORIZONTES Tirana Calle Presidenti George W. Bush La capital de Albania- -candidata potencial de la UE y nuevo país de la OTAN- -no deja indiferente: bullicio nocturno en el anterior barrio de la élite comunista, edificios de colores, casinos por doquier, pasado otomano y una calle dedicada al ex presidente de EE. UU. Sorprendente TEXTO Y FOTOS: ESTEBAN VILLAREJO irana sorprende. Una de esas pocas capitales europeas aún por descubrir. En apariencia, como todo el país albanés, es un destino sólo apto para aventureros o viajeros curiosos hartos del mogollón turístico. Mochileros, que se dice. Los turistas son rara avis, como rara es la ciudad: no hay ni un solo Mc Donald s y Starbucks ni se planteó abrir sucursal; hay una calle dedicada al ex presidente de EE. UU. George W. Bush- -gran aliado por su posición sobre Kosovo, territorio hermano de Albania Shqipëria Tierra de Águilas) el alcalde de la ciudad dirige una iniciativa para tornar la triste fisonomía gris- comunista de los edificios en fachadas con co- T lores brillantes (estrambótico) y el coche oficioso del albanés de Tirana es el Mercedes (algunos de dudosa procedencia) en un país con una renta per cápita de 3.760 dólares al año. La definición de una de las afamadas guías de viaje sobre Tirana reza así: Un cruce entre Nápoles y Estambul con un toque de Minsk Con estos mimbres nos adentramos en Tirana. Punto de partida: Blloku (Bloque) histórico barrio burgués cuyos chalés pasaron a manos de la élite comunista más paranoide de Europa y que llegó a enemistarse con Yugoslavia, la URSS y China. Blloku fue un barrio prohibido para al pueblo y fuertemente protegido hasta la caída del régimen comunista en 1991. La residencia del ex dictador Enver Hox- Fachada del Museo Nacional de Historia cuyo frontispicio está gobernado por el mosaico Albania ha, quien trató de convertir Albania en reserva espiritual del marxismo- leninismo desde 1946 hasta su muerte en 1985. Frente a la ex residencia de Hoxha se ubica hoy la oficina del Usaid, la agencia de EE. UU. para el desarrollo internacional. También hay en Tirana un American Bank of Albania (águila y estrellas incluidos) una Universidad New York Tirana, un Licoln Center para aprender inglés... Blloku es hoy una fiesta. Discotecas, cervecerías, salas de concierto, cafeterías, restaurantes, pizzerías y locales de fast- food localizados en casas que pertenecían anteriormente a los apparatchik del Partido del Trabajo de Albania. Casas poco proletarias. Una movida que nada tiene que envidiar a la española. Si Hoxha mandó construir