Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24- 25 D 7 LOS DOMINGOS DE meterse entre cepas ajenas, no sabía una palabra del tema pero con la ayuda de mi hermana Natalia y de mi cuñado José Luis pudimos salir adelante confiesa. Lo hizo en uno de los momentos aparentemente menos propicio, cuando Argentina sufría una auténtica resaca financiera, social y cultural: una crisis anticipada a la que vive hoy el mundo. En ese escenario, en tiempos de temblores económicos, comenzó a construir, en marzo del año 2002 la primera bodega que, si no me falla la información, sigue siendo la más moderna del mundo. Estábamos en la época del corralito, los bancos habían suprimido los créditos y el país se caía a pedazos, pero lo logramos celebra. Eligió la zona vitivinícola más próspera del país, la provincia de Mendoza, una isla en Argentina asegura después de aclarar: No tuve que pagar una coima (soborno) Jamás me la pidieron En el anticipo de la crisis Con una planta de doce mil metros cuadrados y capacidad para millón y medio de litros, el proyecto de la bodega argentina, el buque insignia de la empresa, se convirtió en un referente internacional por su diseño. Nunca imaginé que la construiríamos con forma de platillo volante. Tardamos dieciséis meses en terminar de definirla. La única condición que puse fue que la última palabra ante una diferencia de criterios con los arquitectos la tendría el enólogo. El envase es muy importante pero Es increíble que en la época de bonanzas las entidades financieras nos trataran como los tontos que se machacaban a trabajar en lugar de estar especulando con el ladrillo Inquieto por naturaleza arriesgó su dinero, la totalidad del patrimonio y parte de los ahorros familiares: Convencer a mi padre no fue fácil recuerda no pierdo jamás de vista que el contenido, nuestro contenido, es el vino garantiza. Con el objetivo claro y cuidando mil y un detalles de todo el proceso su esfuerzo se ha visto recompensado con una colección anual de distinciones, tanto a la calidad como a la estética de las botellas. El último nos lo concedió la revista Wine Spectator, la de mayor tirada del mundo que ha dado noventa y cinco puntos a nuestro vino top de Ribera del Duero. Sólo dos vinos españoles han superado esa marca, por un punto, en 2008 y en 2009 y sólo veinte españoles la han superado en la historia de Wine Spectator. Ojo, que estamos hablando de un vino que se puede comprar en la tienda por sesenta euros explica. Después de la bodega levantada en la localidad de Mendoza vendrían la de España y la de Chile. Nuestros vinos de Ribera del Duero son más elegantes, más finos, mientras los de Chile resultan más sobrios y los argentinos vienen con el sello de la juventud y la frescura describe. Pero, cada vino tiene una personalidad y un envase único. La línea Urban, identificada con las ciudades, cada año lleva una leyenda sobre una fotografía diferente. Encontrar esas frases históricas que resuman la esencia del vino no ha sido fácil muchas veces. Confieso que hice una pequeña trampa con mi nombre y en una ocasión inventé una máxima que firmé José Ortega G. Fue una licencia dedicada al filósofo que no volví a repetir confiesa. Pero tampoco es sencillo encontrar la fotografía adecuada: Tenemos que ser cuidadosos para no herir susceptibilidades. En Brasil tuvimos que retirar una en la que salía un ángel caído porque allí lo identificaban con el diablo En la gama más alta argentina, la Alfa Crux y la Bcrux la etiqueta es una réplica de la cruz del sur que sólo se divisa en el hemisferio sur. Sobre ella está impreso un ñandú (pequeño avestruz) explica. El diseño no deja a nadie indiferente. O te encanta o lo odias garantiza pero, a tenor de los resultados, parece que el criterio primero es el que se impone. Prueba de ello es el aumento creciente de las exportaciones. Vendemos a Francia, Australia, Taiwan, Malasia, Islandia, Estados Unidos, Suiza, Alemania, Brasil, Gran Bretaña, China... Tenemos acuerdos de distribución en más de cuarenta países Orgulloso, hace cuentas y asegura: Hemos alcanzado una producción de un millón de botellas. Nunca pensamos que íbamos a tener tanto éxito Curtido por sus orígenes, José Manuel Ortega afronta la crisis mundial con serenidad. Ha puesto a todo el mundo en su sitio. Por un lado nos perjudica, pero al mismo tiempo nos beneficia ya que uno de los pilares en que se basa el grupo O. Fournier es ofrecer calidad a precios muy atractivos. Nosotros, por suerte, no hemos tenido que hacer reajustes en nuestra política de venta, nuestros precios son muy competitivos. Lo nuestro es una empresa familiar, la gente se deja la piel porque es suyo reflexiona. En este tótum revolútum financiero que hay en el mundo y en Argentina, donde la financiación máxima que te da un banco es a tres meses a José Manuel Ortega Gil Fournier, que le queda mucho de su época en la banca, le fastidia que estén salvando a las empresas inmobiliarias. No tienen futuro, no van a poder devolver los préstamos, lo único que están haciendo es retrasar el problema, pero los bancos las sostienen a nuestra costa. Es deprimente ver pequeñas y medianas empresas que, por culpa de la situación bancaria, están desapareciendo y que podían ser viables a largo plazo. Resulta increíble que en la época de bonanzas las entidades financieras nos trataran un poco como los tontos que se machacaban a trabajar para vender una caja de vino y que apostaban por el valor a largo plazo, en lugar de estar especulando con el ladrillo No obstante, está convencido de que las empresas familiares, las pequeñas y medianas, son el tejido industrial de un país aunque somos los que más sufrimos la crisis Aun así, insiste en sacar adelante nuevos proyectos. El último, un restaurante frente a los Andes, en una de las alas de la bodega que ya forma parte del recorrido turístico de la zona por su calidad. Nadia, mi mujer, está al frente de la cocina y cuida todos los detalles. Trabajamos de sol a sol y celebramos reuniones con cocineros internacionales. Por aquí han pasado chefs de Zalacaín, Astrid y Gastón o Sacha El próximo paso, si todo va bien nos anuncia, será la construcción de un hotel. El parón económico nos ha obligado a frenarlo pero el proyecto está terminado Mejor camino lleva nuestra inversión para comenzar una guardería infantil no sólo para nuestros empleados, sino también para personas que lo necesitan del pueblo de Eugenio Bustos (en la región argentina de de Mendoza) que es donde está localizada la bodega. Siempre hemos creído en la responsabilidad social, sobre todo, en Latinoamérica afirma. Prueba de ello es haber llegado a donde está, y- -recuerda- -todo empezó con ese billete que compré con puntos de Iberia en el puente de la Inmaculada allá por el año 99. Debería haberlo guardado, pero a saber dónde estará Un valor a largo plazo En Argentina, España y Chile Responsabilidad social