Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 4 09 ACTUALIDAD RELACIONES PELIGROSAS Narcí Serra Xabier de Irala Gregorio Rojo Juan Pedro Hernández- Moltó Braulio Medel Miguel Sanz El presidente de Caixa Catalunya fue ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno de González El presidente de BBK es, pese a no tener carné, considerado un hombre muy próximo al PNV El socialista Rojo comparte el día a día de Caja Vital con Iñaki Gerenabarrena, líder de Álava del PNV El ex portavoz socialista de Economía en el Congreso y ex alcalde de Toledo fue el responsable de CCM El ex viceconsejero de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía es hoy presidente de Unicaja Sanz compagina la presidencia del Gobierno foral con la de la Caja Navarra Braulio Medel, ex alto cargo de la Junta de Andalucía y presidente de Unicaja EFE Cajas, política Fusiones y confusiones (Viene de la página anterior) socialistas ejercen sobre la entidad. Finalmente, ni siquiera hubo acuerdo entre los miembros de la misma familia y, la opción pactada, la que hubiera sido la menos dolorosa, fracasó. Se han argumentado principalmente motivos económicos pero, sin ninguna duda, las causas políticas también jugaron un papel clave. Y es que, si el débil estado patrimonial de la entidad de Moltó- -derivada del excesivo amiguismo expuesto anteriormente- -ha sido clave a la hora de dar al traste con la que hubiera sido la primera fusión interregional de esta crisis, también lo ha sido el hecho de que Manuel Chaves, presidente de la Junta, tenga en mente una fusión conjunta de las entidades de la región. Una operación más a la andaluza. En la ruptura de la fusión de las cajas vascas también hubo un fuerte componente político. La fusión no contaba con el visto bueno de los dos principales grupos políticos de la entonces oposición en Euskadi, PSE y PP, y el acuerdo no cuajó. Un análisis de las presidencias de las tres cajas arroja un poco de luz sobre el porqué. El sillón presidencial de BBK lo ocupa en estos momento Xabier de Irala, quien, pese a no tener ningún carné político en su cartera, es considerado un hombre próximo al Partido Nacionalista Vasco (PNV) Casualidad o no, su padre fue delegado del Gobierno vasco en el exilio en Estados Unidos. En la Kutxa, el máximo puesto del consejo está reservado para Xa- bier Iturbe, antiguo directivo de Euskaltel y hombre de consenso presentado en sociedad el pasado año por PNV y EA. Aunque en el currículo de Iturbe no aparece ni una sola mención a la política, lo cierto es que extraoficialmente sí se ha comentado su afinidad al PNV partido que, junto con EA, controla 51 de los 100 puestos de la asamblea general de la caja. Y para terminar el repaso a las cúpulas de las cajas vascas, Caja Vital. Aparte de su presidente, el socialista Gregorio Rojo, lo más llamativo son las vicepresidencias. La primera de ellas la ocupa el presidente del PNV en Álava, Iñaki Gerenabarrena, y tiene bajo su responsabilidad la gestión de la Obra Social. Las otras dos presidencias están reservadas al diputado foral de la administración local de Álava, Alfredo de Miguel (PNV) y al socialista Javier Lasarte Digno de mención es también el caso de Caja Navarra, cuyo presidente, Miguel Sanz, es además el máximo dirigente del ejecutivo foral. No obstante, cabe destacar que es el único político en esta situación que ha reclamado una disminución del peso político en el consejo de administración de las cajas y que se ha incluido a él mismo en el recorte. ¿Y la otra mitad? El débil estado patrimonial de CCM fue clave en la fallida fusión con Unicaja. Pero también lo ha sido el hecho de que Chaves planee una fusión conjunta de las entidades de la región En la ruptura de la fusión de las Cajas vascas también hubo un fuerte componente político, ya que la fusión no contaba con el visto bueno del PSE y del PP, entonces en la oposición Cajas vascas Todos estos son sólo un ejemplo del criterio político que dirige el día a día de las cajas de ahorros. Lo que no quiere decir que en la otra mitad del sector financiero español, los bancos, la asepsia política sea la pauta que define los asientos de los consejos de administración. Y es que, en el fondo, hay que reconocer que la política en España impregna todos los rincones de los altos despachos empresariales. La diferencia con las cajas es que en estas últimas la presencia de los altos mandos es más evidente y está, además, regulada por ley. Por ello, la implicación y las luchas de los políticos es tan fuerte y la disciplina de partido tan evidente- -pese a estar prohibida por la misma ley- ABC