Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 3 09 ACTUALIDAD guías, porteadores y camellos, el militar se muestra sorprendido del estado de las poblaciones negras que se encuentra, especialmente los que llama harratin (esclavos negros de los nómadas, es decir, africanos negros esclavizados por africanos árabes) En sus carnets de route anota raza verdaderamente degradada, más bien totalmente estupidizada; lo poco que se ha visto de ellos, por otro lado, en su mayor parte, nos permite comprender que los jefes naturales del país los nómadas árabes les podrían hacer pasar como sus animales El racismo no es patrimonio de Occidente. Buena parte del gran drama sudanés no se entiende sin ese desprecio de los árabes que se hicieron con el poder en Jartum y que consideraban a los negros animistas del sur y a los negros musulmanes de Darfur como una clase inferior. Partidarios del presidente sudanés jalean a Al Bashir en Darfur el día en que la CPI pidió su detención por crímenes de guerra EFE Bongor ÚN ER REP. CENTROAFRICANA CA M Km La primera falacia es que el mal que carcome el régimen de Yamena viene de Sudán. El origen de todo esto no es Darfur. Eso es falso. La primera reflexión que hay que hacer es que el conflicto de Chad es fundamentalmente interno. Lo que se vive en Chad es una guerra civil casi tan antigua como la independencia. El país no ha sido estable nunca. La rebelión empieza oficialmente en 1965, pero la realidad es que el país no se ha creado, sigue siendo un Estado, pero nadie que haya estado allí puede decir que sea un verdadero país. Nos remontamos a la colonización francesa que crea el Chad, y en eso es sia- La gran falacia més de Sudán, en el que juntan a grupos humanos que han estado enfrentados a lo largo de la historia cuenta Gonzalo Sánchez Terán, cooperante que pasó una larga temporada en Abéché, principal urbe del este y estratégico aeródromo francés. Es mucho más fácil leer toda la realidad desde Sudán, en que el malo es antagonista de Occidente, que desde Chad, que tiene un régimen mucho más borroso y no es enemigo de Occidente, al contrario: amigo y aliado sigue Sánchez Terán. En el año 90 toma el poder Déby con el apoyo de Francia y originariamente de Sudán. Déby viene, como todas las rebeliones, de Sudán. Aunque nada ocurre en el Chad sin el acuerdo de Francia El teniente Gabriel formó parte de la misión Foureau- Lamy que entre 1898 y 1900 tomó posesión de las tierras del Chad a mayor gloria de la grandeur francesa. En su camino hacia el sur, pasando penalidades sin cuento y viendo morir a compatriotas, ABC N 0 300 ÁFRICA UGANDA ETIOPÍA Chad- Sudán La justicia tarda en África (Viene de la página anterior) LIBIA EGIPTO casi vencidos por dunas que improvisa el viento. Hacemos escala en una escuela. Soumaine Hassan es un maestro de 24 años que se queja a los polacos de su indefensión: Los Antonov sudaneses pasan por encima de nuestras cabezas. Nadie nos protege. De vez en cuando lanzan una bomba. Estamos a su merced. Como los refugiados. La presencia europea no ha cambiado nada. Los rebeldes cruzan la frontera sin problemas El ataque del 4 de febrero del año pasado contra Yamena estaba, a juicio del boletín Africa Confidential perfectamente calibrado por el gobernante Congreso Nacional sudanés (Frente Islámico Nacional) para descabalgar a Déby y al mismo tiempo bloquear el despliegue de la Fuerza de Protección Europea al este de Chad y al noreste de la República Centroafricana. Con el espaldarazo del Consejo de Seguridad de la ONU, la misión era vista en la región como una iniciativa francesa para reforzar a Déby y debilitar a Al Bashir. Aozou NÍGER Río Nilo CHAD Mao Iriba Abéché El Fasher Jartum Kordofán NIGERIA Yamena Darfur SUDÁN África central, ese espacio difícil de imaginar, en el corazón del Sáhara, donde el bosque bajo sucede a la sabana, y la sabana al desierto, donde un lago no siempre es un espejismo, de repente aparece una aldea de adobe y paja, un rebaño de ovejas y cabras, una caravana de camellos que parece haber partido hace tres siglos, ha estallado, vive un drama a fuego lento lejos de los ojos electrónicos del norte. Pero también de sus propias capitales, salvo cuando las guerrillas armadas por la potencia enemiga llaman a las puertas del palacio respectivo con las armas en la mano. Yamena es más oscura que Jartum, acaso porque ha tenido menos suerte, o porque el caudal del Chari es más escaso que el del Nilo. Rimbaud, el hombre de las suelas de viento como le describió su querido Verlaine, no se dejaba intimidar por casi nada, y menos por lo políticamente correcto. La suya no deja de ser a fin de cuentas la mirada de un europeo sobre una tierra nada fácil de descifrar: La mala alimentación, los alojamientos malsanos, las ropas demasiado ligeras, los problemas de todo tipo, el aburrimiento, la rabia permanente en medio de negros tan imbéciles como canallas; todo esto ataca profundamente la moral y la salud en muy poco tiempo. Uno envejece muy rápidamente aquí, como en todo el Sudán La esperanza de vida de los chadianos no llega a los 49 años, y para sus vecinos sudaneses no supera los 52. Bajo el gran sol africano, la tristeza parece insoluble. Junto al campo de refugiados de Oure Cassoni, niños y niñas que no han cumplido los nueve años, se afanan en fabricar ladrillos de barro en un erial sin sombra. El amo, sudanés como ellos, lleva un látigo en la mano. Entre las víctimas, como siempre, como en toda la historia de los campos, hay grados. La justicia tarda mucho aquí. El mal ha estallado ya MA O R R JO