Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15 3 09 ACTUALIDAD Manuel Gámiz, empresario textil de Zagra (Granada) llegó a tener 50 personas en plantilla. Ahora quedan ocho y su situación es alarmante Grandes paganos de la crisis económica De los 3,3 millones de autónomos que hay en España, 300.000 están en la cuerda floja. Sin crédito, sin presencia en el diálogo social y agobiados por el fisco, se sienten menospreciados por el Gobierno TEXTO: MIGUEL ÁNGEL BARROSO FOTO: JULIÁN DE DOMINGO Francisco Pérez, 40 años como autónomo, propietario de una fábrica de terrazo en Priego de Córdoba, le duelen las narices de tanto portazo. Y eso que es el mismo tipo fiable de siempre. Nunca le ha fallado a su banco de toda la vida, ni cuando tenía que abonar intereses de hasta el 22 por 100 por algún préstamo. Ni a otras entidades que antes le Autónomos el problema. Antes los llevaba al banco y me los abonaban, pero ahora no los admiten, prefieren el dinero contante y sonante. Así que para hacer frente a los gastos derivados de una mejora del negocio he tenido que hipotecar mi casa. Estoy planteándome cerrar después de toda una vida de esfuerzo La economía de ocho familias pende de ese hilo. Raquel Hernando, abogada, acaba de perder su empleo en un despacho donde ha trabajado los últimos doce años manteniendo una peculiar relación laboral. Aunque los adjetivos correctos para referirse a esa relación serían irregular y común entre los profesionales del gremio. En el despacho donde acudía a diario tenía mi puesto, mi ordenador, mi teléfono... pero no un contrato señala. Era una autónoma con apariencia de trabajadora por cuenta ajena. Aunque disfrutaba de la libertad y autonomía en la dirección letrada de los asuntos- -que es inherente a mi profesión- -siempre actuaba bajo el nombre de una marca, dentro de la planificación y los criterios del titular del despacho, con reporte al mismo de la estrategia y resultados obtenidos, y a cambio de una remuneración que consistía en un porcentaje según la facturación Un abanico de profesiones A ponían la alfombra roja a la entrada. Durante este tiempo, baches, unos cuantos; pero la situación de ahora es única. ¿Terrazo? El comentario es inmediato: Le ha pillado la crisis del ladrillo, ¿verdad? ¡Qué va! -exclama- Si clientes no faltan, sobre todo en Córdoba y en Extremadura. Y por el momento no tengo morosos. Pagos al contado no hay, ni ahora ni antes, sino pagarés... y ahí estriba