Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE cuando yo vuelva otra vez le encuentre tan bueno como ahora Que Dios proteja a V M. por el bien del Ejército y de la nación- -contestó el anciano coronel Antes de partir, ha dejado el Rey 1.000 pesetas para los pobres. La solicitud de la niña. Ayer, como ya comuniqué, al regresar el Monarca del templo de la Virgen de África se le acercó una niña pequeñita, portadora de un memorial, la cual estuvo a punto de ser atropellada por el caballo que don Alfonso montaba. La solicitud decía así: Señor: Soy hija del capitán de Infantería de Marina señor Marfori, que se halla aquí cumpliendo condena por desfalco. En nombre de mi madre y de mis hermanitos intereso de la caridad de Vuestra Majestad que conceda el indulto a mi padre El Rey contestóle a la niña al recoger el documento: Está bien Los que formaban la real comitiva, emocionados ante la actitud de candor y súplica de la pequeñuela, la besaron. El capitán Marfori es descendiente del que fue ministro de este apellido. Poco después de cometer el delito que está purgando, se presentó espontáneamente en el ministerio de Marina, constituyéndose prisionero, rehuyendo la oportunidad que tuvo de huir fuera de España. En el penal observa una conducta ejemplarísima. Flores y peticiones. Al disponerse para partir de esta población D. Alfonso, una comisión de señoras le entregó un ramo de flores, adornado con cintas de colores nacionales, que llevaban la inscripción ¡Viva España! Regalo del pueblo de Algeciras a su Reina Al ramo se unía un mensaje rogando que volviera pronto a Algeciras con la Reina y sus hijos. Otro mensaje recibió D. Alfonso pidiendo una carretera para el pueblo de San Roque. De regreso. Anoche, a las nueve, llegó el crucero Extremadura a cuyo bordo venía el Rey Don Alfonso. En el muelle de madera había una compañía del batallón Cazadores de Tarifa para hacer los honores, y, además, un público numerosísimo que aguardaba la llegada del Monarca. El muelle estaba artísticamente iluminado, como igualmente todos los edificios de la población. Cuando saltó el Rey a tierra le ofrecieron las autoridades sus respetos, y el público le hizo una ovación delirante. Ocupó su coche y marchó inmediatamente al hotel donde se hospeda. El Rey ha llegado muy satisfecho de su visita a Ceuta y complacido de los homenajes que le han tributado los representantes de los aduares vecinos. Allí felicitó públicamente al general Aldave, gobernador de la plaza, por su política hábil y beneficiosa para los intereses de España. Algeciras Ceuta Algeciras Arriba, en la portada de ABC, Si Ali el Arachi, caid comandante del tabor de la policía en Tánger, y el capitnán Patxot, jefe instructor de la Policía, a bordo del crucero Extremadura que condujo al Rey a Ceuta. De izqda. a dcha. inauguración del ferrocarril de Ceuta a Benzú (12 Km) Desfile de la población árabe de Ceuta ante el Rey. Guardias árabes en la plaza. Desembarco de soldados en el muelle