Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22- 23 D 7 LOS DOMINGOS DE Editorial de ABC Quebrantaría ABC su línea de sinceridad y su ejecutoria de liberalismo si no mostrara en este primer y urgente comentario editorial su alegría por el éxito que un grupo demócrata y moderado ha conseguido en la consulta electoral celebrada ayer. La Unión de Centro Democrático representa a ese ancho grupo de opinión con cuyos fundamentos políticos puede identificarse sin violencia nuestro periódico. La defensa de la Monarquía como forma de gobierno, los principios de libre empresa y economía de mercado, la aceptación del pluralismo de credos y tendencias, el reconocimiento de las libertades individuales frente a una concepción magnificadora del Estado, son valores que ABC viene manteniendo sin vacilaciones a lo largo de toda su historia. Es lógico que celebre verlos reconocidos y proclamados por una consulta popular. oposición es un purgatorio tanto más necesario cuanto mayores son las ganas de gobernar. El socialismo debe encontrar ahora alguna materia para la meditación en la indefinición que todavía sufre el partido, en las incoherencias de su programa electoral con su actuación parlamentaria, en su política sindical, en la escasa humildad con que asume los cien años de su historia, en el intento de descalificación de sus adversarios políticos teniendo más en cuenta la tentación populista y po- pulachera que el soplo verdadero del viento del pueblo, y tantas otras meditaciones instructivas y benéficas. Quienes hayan querido acelerar el momento en que el socialismo español reciba la responsabilidad de gobernar acudiendo al recurso de plantear el enfrentamiento radical de derecha e izquierda y haciendo de nuestro panorama político sólo una cuestión de manos, de mano diestra y de mano zurda, ahí tienen el palmetazo de las urnas, que les llama, suave pero firmemente, a la moderación. El descalabro de la derecha es otro ejemplo de que únicamente desde la moderación centrista o desde el socialismo claramente democrático se puede aspirar al Gobierno de este país. Si la derecha se radicaliza, malo; si intenta ocupar un espacio político que ya está ocupado, desaparece como verdadera opción política diferenciada. Y el ascenso de las posiciones abertzales en el País Vasco es un aviso para quienes deben enfrentarse ahora con el problema. Si había alguna duda de que ahí tenemos un problema grave e importante y una cobertura popular nada despreciable de ETA, ahí están los números. Sirve de algún consuelo el escrutinio de Navarra y ese escaño que ha obtenido en Guipúzcoa Marcelino Oreja. Pocos escaños de nuevo Parlamento tan merecidos y heroicos como ése. Cuatro años se abren delante de estos resultados. Tiempo tenemos de comprobar cómo el Gobierno cumple ahora su obligación de gobernar y cómo la oposición se dispone a ganarse, a fuerza de sensatez y moderación, su papel de alternativa para las próximas ocasiones. Jaime CAMPMANY Elecciones en una atmósfera de civismo y tranquilidad. Sobre estas líneas, en la portada de ABC, largas colas para votar. De izquierda a derecha, Adolfo Suárez se dispone a votar acompañado de su mujer, Amparo Yllana. El PCE empapela las calles en el fragor de la campaña. Las actas electorales se amontonan en el Palacio de Justicia de Madrid para su paciente escrutinio oficial