Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE y ésas estoy convencido de que también acusarán la crisis. Ferias consolidadas, cuyo número de espectáculos se ha ido manteniendo a lo largo del tiempo, que se acreditan con solvencia y seriedad empresarial, lo notarán menos; las otras, donde antes se daban cuatro corridas de toros y han pasado a programar nueve o diez, pues imagino que la crisis pase factura. Las plazas del boom tendrán su castigo. Quiero recordar que cuando nosotros fuimos empresarios de Madrid, en 1985 eran 500 las corridas de toros en toda España, y hace dos años pasamos de las 1.000 con holgura Y qué ocurre con los empresarios que deben cumplir a rajatabla pliegos de condiciones redactados en año de bienes, es la pregunta que le hacemos a Pablo Chopera: Los pliegos no se pueden modificar. Es ilegal. Lo que ocurre es que el empresariado debería estar más amparado por parte de la Administración. En un concurso público no se puede venir ahora con rebajas, pero por qué no se puede rebajar el IVA del 16 al 7 por ciento como tienen el resto de los espectáculos, por qué no hay subvenciones desde el punto de vista cultural como las que goza el cine; por qué no hay una serie de soluciones por parte de las administraciones que redundaría en beneficio del espectáculo. Siempre pongo el ejemplo de San Sebastián: a noso- Las manos a la cabeza se echa algún torero con las rebajas empresariales cional de Organizadores de Espectáculos Taurinos (Anoet) empresario de San Sebastián, Bilbao, Logroño o Almería, no oculta su preocupación. La crisis que está atravesando el país no afecta a todos menos a los toros, ¿no? La vamos a sufrir. La gente en estos momentos de recesión se preocupa mucho de la economía, y un espectáculo como el nuestro, que es caro de por sí, seguramente se verá bastante afectado La cantinela de fondo de que las plazas importantes y sus ferias se resentirán menos no le queda clara a Chopera y matiza: La función primordial del empresario es satisfacer las necesidades del público. En estos años de bonanza, plazas de primera han dado muchísimos más espectáculos de lo que era normal, han inflado su programación, Decir que la crisis no va a afectar el negocio taurino es de tontos. Ahora, querer aprovecharse de la crisis para rebajar el caché de los toreros es de listos (Roberto Domínguez) Un torero puede ser baratísimo a pesar de que cobre dos veces más que otro. Vamos a promover que las figuras cobren en función de la gente que traigan (Pablo Chopera) tros en la plaza de toros nadie nos ayudó. Ahora en Illumbe tenemos como inquilino el baloncesto. Y cualquier chaval puede ver un partido del máximo nivel por 10 o 15 euros. ¿Por qué tiene unos precios tan asequibles? Pues porque la Diputación da un millón ochocientos mil euros y el Ayuntamiento cuatrocientos mil. Yo con dos millones y pico de euros traía a José Tomás y bajaba el precio de las entradas. Deberíamos estar protegidos por Cultura y no por Interior, o que alguien nos echara una mano como a los bancos ¿La coyuntura provocará un ajuste del dinero de las grandes figuras? Chopera cree que un torero no es caro por los honorarios que cobra; un torero es caro o barato dependiendo de la gente que lleva. Un torero puede ser baratísimo a pesar de que cobre dos veces más que otro, y viceversa. Nosotros vamos a promover que las figuras cobren en función de la gente que traigan. No hay ningún inconveniente en pagarle a José Tomás, y donde digo José Tomás digo Perera, El Juli, Ponce o cualquiera. En este año, y con este escenario económico, vamos a jugar todos En la cima del toreo sopla con fuerza el viento de los tiempos turbulentos y se oyen con preocupación el temor y los miedos. Roberto Domínguez lleva más de un lustro como responsable de la carrera de una primera figura como Julián López El Juli y no le gusta el sonido de los lamentos que apuntan a los honorarios de los ases de la Tauromaquia: Decir que la crisis no va a afectar el negocio taurino es de tontos. Ahora, querer aprovecharse de la crisis para rebajar el caché de los toreros sin saber la incidencia real es de listos. Esto es lo que está ocurriendo entre algunos empresarios. Uno de los axiomas de la crisis parece ser que es que hay que arrimarse más y cobrar menos, y eso no se va a permitir. Cuando se vean los resultados reales de la crisis igual sí hay que hacer ajustes, pero no antes y menos para aprovechar y cortarle la cabeza a alguno Domínguez sabe y reconoce que cada cual ha de defender su parcela. Algunos empresarios estaban acostumbrados- -continúa el maestro de Valladolid- -a taparse en las ferias con dos o tres carteles fuertes y rellenar con los carteles más rentables con pobres entradas (se refiere a las combinaciones mediocres de bajo coste) En mi opinión habría que dar menos festejos pero más rematados, apostar por la calidad. Mire, en el Santiago Bernabéu el otro día, con el Madrid- Liverpool, no había crisis. Y luego hay otra cosa: algunos empresarios que dejan de regentar algunas plazas dicen que han perdido dinero. Pero inmediatamente sale a subasta otra y ofrecen por el canon aún más dinero, para al final quitárselo a los toreros. Y al fi (Pasa a la página siguiente)