Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 2 09 FIRMAS Pepe Blanco ha llegado a cansar a Touriño de tanto recordarle cómo le aconsejó que adelantase la elecciones EFE PUNTO Y SEGUIDO Gallegas y vascas POR PILAR CERNUDA omenta un colaborador de Touriño que el presidente gallego está harto de que Pepe Blanco le recuerde que el pasado verano le aconsejó que celebrara elecciones en otoño, para evitar así que la crisis económica- -que iba galopante hacia lo peor- -pudiera influir en el voto. Y cuenta ese colaborador que Blanco se ha instalado en un hotel en Santiago y es quien hace y deshace en la campaña socialista. Para nadie es un secreto que sus relaciones con Pérez Touriño no son muy allá, aunque hacen esfuerzos para sonreírse en público, y toma decisiones que el presidente de la Xunta no se atreve a cuestionar porque sabe per- C fectamente quién es el que manda. Los consulados trabajan a destajo para facilitar a los emigrantes y sus descendientes el documento acreditativo de su nacionalidad española. La mayoría de ellos no sólo no conocen Galicia- -ya lo hemos denunciado varias veces- sino que tendrán trato especial: no votarán con el DNI o el pasaporte como cualquier español, sino con ese documento acreditativo que evidentemente se ha convertido en el papel que los cónsules emiten estos días con la máxima diligencia. Otros pueden esperar- -certificados de matrimonio, fallecimiento, pasaportes, libros de familia- pero que no haya un descendiente de emigrante que pueda pre- sentar una queja de que un consulado no le ha dado a tiempo el certificado que solicitaba. Es un escándalo, pero si lo dices así de claro, que es un escándalo, te llega de inmediato la acusación de no ser sensible a la tragedia de la emigración. Lo que faltaba. En el País Vasco no tienen ese problema, allí no vota el medio millón de ciudadanos que se han ido en el últimos años a otros puntos de España. Y es que esto de que cada autonomía marque sus normas tiene su aquel. Que se lo digan si no al ministro Bermejo, que en su colección de permisos de caza no figuraba el cromo andaluz y ahora se ve como se ve. Dice que no se dio cuenta de que estaba en Andalucía, pero de lo que no se ha dado cuenta es de que se acepta peor la mentira que saltarse la ley. Estos días se ha dicho de todo del ministro de finanzas japonés que se presentó borracho en una rueda de prensa, pero a la arriba firmante no le cae mal el señor Shoichi Nakagawa: dimitió cuando fue cogido en falta. Aquí en cambio no dimite nadie, cada vez que pillan a alguien responde con eso tan clásico de que la mejor defensa es un buen ataque. Hay que ver cómo están los que forman parte del gobierno o del partido de gobierno: arremeten contra el PP con una virulencia digna de encomio, para impedir así que se hable de crisis, de cifra de parados, de cacerías, de cupos de inmigrantes detenidos, de la huelga de jueces o de cómo la política de Zapatero ha provocado que Endesa se quede en manos de una empresa energética estatal italiana, en la que por tanto tendrá mucho que decir el señor Berlusconi. Última semana de las campañas gallega y vasca. Basagoiti, hecho insólito, ha anunciado que los parlamentarios que consiga los pondrá a disposición de Patxi López si con ellos logra formar un gobierno alternativo al nacionalismo, pero los socialistas no quieren oír hablar de ese asunto en campaña electoral, no es progre arrimarse al PP, ni siquiera para desbancar al PNV, EA y EB de un tripartito absolutamente tibio en la lucha contra ETA. Y en Galicia, Touriño y Quintana pensaba que Feijóo iba a tragar con el debate a tres como si efectivamente fueran tres candidatos distintos y no uno contra dos. Cuando dijo que de uno en uno se negaron y amenazaron con celebrar el debate con la silla vacía. Al advertir que el debate entre Quintana y Touriño, solos, les colocaba en una situación imposible, renunciaron. Qué pena. ¿Se imaginan a los dos diciendo en ese debate lo mismo que en privado, descalificándose uno al otro demostrando así que solo les une mantenerse en el poder?