Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30- 31 D 7 LOS DOMINGOS DE PIXI Y DIXIT Necesitamos creer que alguien sin nada puede llegar a lo más alto Danny Boyle. Director de Slumdog millionaire SUPERCOSAS En Hollywood, cuanto mayor te haces, menos papeles interesantes te ofrecen Michelle Pfeiffer. Actriz REUTERS hasta 1944 era una fiesta en hoteles donde se cenaba y se bebía) no era cool. Las rebeldes pasaban. Ni Greta Garbo (se retiró después de 1942) ni Louise Brooks fueron nunca. Además, ir era una obligación y los jefes tenían que tirar de orejas y casi secuestrar a alguna estrella (a Claudette Colbert) para que fuera a por su Oscar (durante años se preanunciaban para facilitar el trabajo de la prensa) Era una situación similar a la que ahora se da con las que se visten de Marchesa, cuya diseñadora, Georgina Chapman, está casada con Harvey Weinstein, el dueño de Miramax. Da la impresión de que Greta Garbo nunca se habría puesto un marchesa. Era outsider de verdad. No como Marlon Brando que, vale, mandó en 1972 a una india falsa para rechazar el Oscar por El padrino pero muchos años antes no había tenido problema en recoger muy contento el de La ley del silencio Un rebelde de verdad lo es cuando está empezando y se lo puede permitir menos. Si en 1944 la ceremonia se llevó a un teatro, en 1953 empezó a televisarse. Sólo hemos podido ver en fotos a Greer Garson en 1943 recibiendo su premio por La señora Miniver apoyada en una mesa baja, con Joan Fontaine detrás al borde de un ataque, y hablando durante cinco minutos y medio (según algunas fuentes, fue una hora y según otras, el agradecimiento duró más que su papel en la película) También hemos visto en fotos de 1946 a ta rosa y su lámpara rosa, posando con su Oscar por Alma en suplicio y un montón de fotógrafos alrededor (a los que había llamado, y también a fans con champán, en cuando oyó por la radio su triunfo, como contaba su hija venenosa en Queridísima mamá Pero ya con televisión, la madre de todas las diversiones, algunos de los grandes momentos de la ceremonia se pueden disfrutar en su integridad (gracias también al canal Oscar de Youtube) Así, las meteduras de pata. La de Ingrid Bergman en 1975 cuando subió al escenario como mejor actriz secundaria por Asesinato en el Orient Express y comenzó a elogiar a Valentina Cortese, que estaba nominada por La noche americana sin citar a las otras (Madeline Kahn, Diane Ladd y Talia Shire) Casi siempre hablo primero y pienso después reconoció la sueca. O la de Tom Hanks en 1993 cuando aceptando el Oscar por Filadelfia sacó del armario a su profesor de drama del instituto (gag involuntario que luego se utilizó en In Out Según Warren Beatty, los Globos de Oro son diversión y los Oscar, negocio. Para ellos. Para nosotros también son diversión. A veces. Joan Crawford en la cama, con su ba- Los Beckham (tal vez) echan de menos España ABC Los más besables rad Pitt y Angelina Jolie han sido elegidos por la web de belleza Feelunique como los individuos más besables. Con tal motivo, la web ha encargado a un artista de lo mínimo que esculpa a la pareja en sendas barras de labios, para lo que el microescultor ha empleado más de 50 horas. Es la primera vez que trabaja sobre pintalabios (antes lo había hecho con alfileres y cerillas; vamos, lo normal para un tonto) Parecerse no se parecen, pero no deja de ser una encantadora pérdida de tiempo. Los dos pintalabios que dicen que son Brad y Angelina se han puesto a la venta en eBay a beneficio de la lucha contra el cáncer de mama. La coartada para la estupidez. B algo nuestro país. Si el miércoles con su selección, David decía lo de echo mucho de menos en España a Victoria le ha dado por llevar un bolso español. El 17 de enero ya la vimos salir de un restaurante en Milán con su marido de una mano y un bolso Calle de Loewe en el otro brazo. Pero es que la tía, que debe de tener castigados los kellys y los birkins, ha repetido. Se la ha vuelto a ver con su enorme bolso negro de piel de avestruz el pasado miércoles en el aeropuerto de Londres. Si todavía le tendremos que dar las gracias por publicitar en el mundo una marca española (esa imagen, y repetida, vale más que cualquier anuncio pagado) La siguiente toma uy conmovedora Salma Hayek amamantando a un bebé en Sierra Leona en su viaje en nombre de Unicef (ni Angelina ha llegado a tanto) Según ha relatado la actriz, su abuela ya hizo lo mismo en una calle de México al encontrar a una madre con su hijo hambriento llorando. Vale, ¿y la siguiente toma? Victoria repite bolso n una entrevista en Marca Sylvie Van der Vaart cuenta que no entendía por qué cuando llegó a Madrid todo el mundo le preguntaba si le gustaba el ajo. Hija mía (ajo, mío) porque hemos quedado marcados por Victoria Beckham. Y a ella le ha marcado E M NI SE TE OCURRA Como la perra y la gata Habitual de los Oscar, incluso no estando presente ni nominada, Joan Crawford sabía cómo ser la protagonista. En 1963 recogió el premio a la mejor actriz y eso que las candidatas eran Katherine Hepburn, Geraldine Page, Lee Remick, Anne Bancroft y su archienemiga Bette Davis (y encima por ¿Qué fue de Baby Jane? habiendo sido Joan ignorada) La elegida fue Anne Bancroft por El milagro de Ana Sullivan que se había quedado en Nueva York. Pero en Los Ángeles estaba Joan Crawford para recoger encantada la estatuilla en su lugar. Y no se cortó un pelo (de las cejas) a la hora de posar con los demás ganadores, enfureciendo a Bette Davis, que no daba crédito. Joan Crawford y Bette Davis en una escena de ¿Qué fue de Baby Jane?