Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
15 2 09 EL ZOO DE PAPEL RADAR En busca del iPod de los libros El lunes salió Jezz Bezos, el gran jefe de Amazon. com, al estilo Steve Jobs, sin corbata, con vaqueros y americana, y sacó de la chistera el Kindle 2, la segunda generación del conocido libro digital. Más ligero y potente que el anterior, con capacidad para 1.500 títulos, conexión 3 G gratis a internet y una velocidad de descarga de sesenta segundos por libro. Otro paso en busca del iPod de la industria editorial. El viernes 6, Google se había sumado a la fiesta, al anunciar una versión para teléfonos móviles de Google Book Search, la web que almacena 1,5 millones de libros de dominio público en Estados Unidos y unos 500.000 en el resto del mundo. Bezos y Google, y cada vez más editores, creen que el tiempo de los libros digitales no es una nube imprecisa en un horizonte lejano. Al contrario. Es una tormenta en la que ya suenan los truenos. Pronto vendrá la lluvia. Veamos un detalle: Stephen King publicará una nueva novela Ur que sólo estará disponible a través de este servicio de lectura, que también permite seguir unos 1.200 blogs. Y otro más cercano: Carmen Balcells, que maneja los derechos de algunos de los escritores más relevantes en lengua española, ha llegado a un acuerdo con www. leer- e. es para digitalizar y vender decenas de obras. J. F. ALONSO Guapos y triunfadores. Julia Roberts es felicitada por Russell Crowe, al recibir el Oscar por su interpretación en Erin Brockovich Oscar Night Greta Garbo nunca estuvo allí Premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas POR ROSA BELMONTE ace unos meses vi a un palmo de mi nariz, en un museo de Washington, los cuatro oscars de Katherine Hepburn, esos que estuvo ganando sin ganas durante 48 años (el primero, el de 1933, es más bajito, por serlo la base, y más negruzco) Una es mitómana de fruslerías pero las estatuillas no impresionan. Lo hace mucho más el jersey rojo de Brooks Brothers que la actriz llevaba atado al cuello casi siempre en sus últimos años (dudo que pudiera llevarlo en otro sitio porque es diminuto, como descuidado en la secadora) Los oscars de Kate no impresionan porque a ella tampoco le impresionaban. Nunca fue a recogerlos. La única vez que estuvo en una ceremonia, despeinada, vestida como para ir al albergue de la sexta felicidad, fue en 1974 para dar el premio Irving Thalberg al productor Lawrence Weingarten (que lo fue de La costilla de Adán Y la única aparición de Marlene Dietrich tuvo el mismo fin. Así que Kate no se presentó cuando hubo un insólito empate y ganó a la vez que Barbra Streisand en 1968 (una por El león en invierno y la otra por Funny Girl que era algo que sólo había pasado con Frederich March y Wallace Beery. Lo cierto es que esta ceremonia que empezó a celebrarse a instancias de el 16 de mayo de 1929 (y que ¿Cuándo el libro electrónico será una amenaza para el papel? Esa es la pregunta clave. Por ahora, el e- book tiene un mercado residual: en Amazon, quizá una venta de cada cien. Pero los editores sospechan que esa proporción puede cambiar pronto, en cuanto baje el precio Stephen King y Jeff Bezos, jefe de los dispositivos de los 359 dólares de Amazon, con el nuevo Kindle del Kindle 2 a unos cien. De momento, muchos, como Balcells, empiezan a mover ficha, a echar un ojo al nuevo negocio: menos costes, más beneficio por ejemplar y una difusión inmediata y global. Otra cosa es el miedo a perder el olor a tinta y a papel, el tacto, la belleza, aunque quizá ambos medios puedan convivir... durante mucho tiempo... Sucedidos, curiosidades y meteduras de pata en la ceremonia de los H